Nuestras versiones favoritas (Parte II)

Cerramos nuestro especial versiones que la pasada semana tuvo su primera parte. En un año en el que Fangoria, Morrissey, Weezer, The Lemonheads, Mercury Rev o LCD Soundsystem, nos han regalado un buen número de ellas, en Muzikalia nos sumamos para hablar de nuestras covers favoritas.

Como os dijimos en la primera parte, hay de todos los pelajes y estilos. Pónganse cómodos y disfruten de estas curiosas versiones.

The Carpenters “Superstar” por Sonic Youth.

 

Si todo en esta vida es cíclico, en la música también. Todo vuelve, los “covers” están de moda por qué negarlo, como tampoco vamos a negar que “el juego de las versiones” siempre es divertido. La década de los noventa fue también un campo abonado de multitud de discos tributo. Uno de ellos fue If I Were a Carpenter (A&M 1994) en el que la lavadora sónica de Sonic Youth, dejó de ser tal y se marcó el homenaje más lánguido y triste del mencionado disco. Puede que, en otro mundo paralelo, una anciana Karen Carpenter escuche todos los días esta canción, pensando que esos cuatro neoyorkinos captaron muy bien el espíritu de “Superstar”. En el nuestro, el precipitado final de Karen, le impidió conocer esta maravillosa revisión de una de sus mejores canciones.

Fernando del Río

Um-pah Pah “Sí” por Bunbury

 

Pocas veces una versión supera a la original pero el “Sí” de Bunbury como poco iguala a la de Um Pah Pah. A veces a lo autores les gusta medirse como intérpretes de canciones ajenas y aquí Bunbury se sale.

Juanjo Ordás

Vainica Doble “Déjame vivir con alegría” por Grupo de Expertos Solynieve: 

 

A mediados de los 70 en España proliferaban los grupos que tenían un pie en el folk, sirviéndose de letras costumbristas y un bagaje cultural y social de cierta enjundia. El otro lo apoyaban en el aperturismo a un rock incipiente, de influencias británicas y fuerte base poética. Aguaviva, la super banda comandada por el gran Manolo Díaz, ya puso sonido a versos de León Felipe, Blas de Otero o Rafael Alberti (memorable sigue siendo su revisión de los “Poetas andaluces” del genio gaditano), y posteriormente gente como Luis Mendo y Bernardo Fuster formaron Suburbano incorporaron incluso acordes de rumba catalana a su mortero de influencias y reivindicaciones de raíces populares. Justamente eso lo hicieron a la perfección Carmen Santonja y Gloria Van Aersen, el imprescindible dúo que como Vainica Doble conquistaron a una generación que solo entendió sus himnos cuando el tiempo los hizo necesarios. En “Déjame vivir con alegría” hablan de higos chumbos, aceitunas, dátiles, democracias ansiadas y lunas que nos son ajenas para posicionarse en la identidad propia y desbaratar cualquier asomo de imperialismo yanqui. A la leve psicodelia que destilaba un disco mítico como Contracorriente contribuyó el sitar de Gualberto y la producción de un Gonzalo García Pelayo erigido en factótum de toda genialidad pop surgida en territorio patrio durante casi una década. Cuando supimos que J, el líder de los Planetas, admiraba en público, como tantos otros grandes nombres del indie, la obra de estas artistas no nos sorprendió en absoluto que al frente de otro de sus proyectos, Grupo de Expertos Solynieve, convenciera a otro converso Manu Ferrón y al resto de la banda para grabar una dignísima versión e incluirla en Alegato Meridional (2006), el debut y más coherente disco hecho hasta ahora por la encarnación folk del ideólogo planetario. Una cumbre de la música popular, valiente y siempre moderna.

JJ Caballero

Bob Dylan “All along the watchtower” por Jimi Hendrix

El cancionero de Dylan es una mina inacabable para los buscadores de temas que poder llevar a su terreno. El formato de sus canciones es maleable, adaptable a los más diferentes estilos, algo que él mismo demuestra con sus propias reinterpretaciones en directo. Desde sus inicios ya hubo gente que  entendió esta fascinante versatilidad de las composiciones de Dylan: los Byrds, por ejemplo, que prácticamente crearon todo un género a partir de sus versiones. Son pocas, sin embargo, las veces en que una versión de Bob Dylan ha podido desbancar del imaginario popular a su correspondiente original. Una de esas veces ocurrió en 1968, y el milagro fue obrado por The Jimi Hendrix Experience. Hendrix escuchó «All along the watchtower» a principios de 1968, y durante unos meses intentó crear su propia versión del tema. Insatisfecho con las primeras tomas, añadió capas y capas de guitarra y percusión hasta convertir el folk de Dylan en un monumento a la electricidad, la psicodelia, la distorsión, la rabia y, en definitiva, al rock. El propio Bob Dylan, y quizás sea la única ocasión en que reconoce algo así, admite que la versión de Hendrix superó a la suya propia, y que en sus interpretaciones en directo es la del fallecido guitarrista la que tiene en mente.

Fidel Oltra

Blackstreet & Dr. Dre “No Diggity” por Chet Faker

 

Los beats y fraseos de Blackstreet con Dr. Dre cobraron una segunda juventud en la boca del australiano Chet Faker, quien acercó el celebérrimo “No Diggity” a terrenos más relajados, sensuales y sutiles gracias a una producción harto elegante. ¿En qué se traduce esta sarta de adjetivos? En un juego de persecución entre percusiones concisas, teclados volátiles y la voz rota de Nick Murphy poniendo la guinda de este pastel.

Mané López

Marvin Gaye “What’s going on” por A perfect Circle

 

Es probable que el arte en general y la música en particular, como tal, no tenga por sí misma poder transformador a escala social, pero lo que resulta innegable es su capacidad como elemento fundamental para generar actitudes que motiven conductas de cambio. Mucho de eso sabía Marvin Gaye a la hora de crear un disco soul emblemático, What’s going on (71), de gran contenido político y denuncia contra los abusos raciales.

A un nivel de aspiración más modesta, al menos en cuanto a resultados, A perfect Circle en la víspera de las elecciones de 2004 que otorgarían la presidencia en Estados Unidos al ínclito Mr. Danger, publicaron un disco de versiones titulado eMOTIVe. Su finalidad consistía en tratar de agitar conciencias, presagiando el apocalipsis que nos venía encima. El “What’s going on” de Gaye fue una de ellas, llevada a su poderosísimo universo personal a través de esa capacidad intransferible para quemar desde el distante hielo.

Raúl del Olmo

Radio Futura “Semilla Negra” por Carlos Sadness y Caloncho

El tiempo no aleja a Radio Futura, acaso los acerca hasta convertirlos en continua actualidad. Cada etapa suya fue ágil, inteligente y forjó una personalidad única, una huella sonora perdurable. Ahora, Carlos Sadness vuelve sobre ellos al lado del mexicano Caloncho, “Semilla negra” (original en La ley del desierto, la ley del mar, 1984) es una joya que Sadness ha sabido interiorizar, y lanza al aire con un dulce soplo acústico. Desde ya, una de mis favoritas. 

Chema Domínguez

Slade “Cum On Feel The Noize” por Oasis 

Al contrario que Suede, Oasis tenían la buena costumbre de regalar periódicamente versiones de otros artistas ubicadas en las caras B de sus singles. Por el camino quedaron clásicos de The Who, David Bowie, The Rolling Stones y, por supuesto, The Beatles. También este tema original de Slade, que en su día acompañó al exitoso single Don’t Look Back In Anger (Epic, 96) y fue publicado en pleno apogeo del Britpop (y del propio grupo de Manchester). Por entonces, Liam Gallagher ya había sido encumbrado como uno de los vocalistas más auténticos y afilados del nuevo rock & roll británico. Seguramente por eso en su interpretación puede palparse toda su chulería y confianza al servicio de un himno tan glam como en realidad hooligan. El tema le ajusta como un guante y, por fuerza, tenía que derivar en este trallazo directo a la yugular.

Raúl Julián

Townes Van Zandt “Fare thee well, Miss Carousel” / “Que te vaya bien Miss Carrusel” por Nacho Vegas

 

Con “Que te vaya bien Miss Carrusel” Nacho Vegas homenajeaba por todo lo alto a su admirado Townes Van Zandt en su álbum de debut Actos Inexplicables (2001). Manteniendo la melodía y el espíritu country del original, la adaptación de la letra al castellano supera al original “Fare thee well, Miss Carousel”, reflejando el particular universo del asturiano en esta sugestiva historia de perdedores y redención. Aún presente en muchos de sus conciertos, sigue siendo mi tema favorito de Vegas.

Edu Cornejo

Lee Hazlewood “My Autumn’s Done Come” por Tindersticks

 

Si en mi elección anterior enfrentaba a dos artistas de estilos contrapuestos, en esta segunda opto por una adaptación hecha a cargo de unos reconocidos discípulos del autor original. Porque no hay duda de que Tindersticks tienen entre sus grandes referentes al cantante y productor Lee Hazlewood, que aunque en los 60 gozó de cierta popularidad en su dupla junto a Nancy Sinatra con aquéllas ‘These boots are made for walkin’, ‘Summer wine’ o ‘Some velvet morning’ y grabó para multitud de artistas, tiene una carrera como solista de lo más sugerente. Entre sus mayores seguidores se encuentran Nick Cave, Calexico, Lambchop o Tindersticks, que versionaron así de bien una de sus grandes canciones.

Manuel Pinazo

The Beatles “We can work it out” por Stevie Wonder

 

Stevie Wonder creó esta versión funky del archiconocido tema de The Beatles que se incluía en su “Signed, Sealed & Delivered” de 1970, el cual le hizo ganar su segunda nominación a los Grammy. La canción originalmente fue escritapor Lennon y McCartney y grabada en Abbey Road Studios en 1965. “Life is very short, and there’s no time / For fussing and fighting, my friend.” La letra denota un optimismo por parte de McCartney, que en aquel momento vivía una relación complicada con su novia Jane Asher, un intento por tirar adelante. Stevie ha tocado esta versión en varias ocasiones, incluso con Barack Obama como asistente de lujo en una ceremonia en honor a Paul McCartney que se celebró en La Casa Blanca en 2010.

Fátima Conde

Family “Dame estrellas o Limones” por La Bien Querida

 

Si escuchar a La Bien Querida es una de tus pasiones, únete a quien esto escribe. Su voz es uno de los grandes placeres en la música patria de una década acá. Y si también eres muy Family y su Un soplo en el corazón hete aquí tu cover. En 2014, Elefant Records (Por cierto, que este año cumplen 30 años en el negociado, ¡Felicidades!) sacaron este tributo con dicha cover y… bueno, escúchenla, que tiene hasta guiño final al Canon in D Mayor de Pachelbel. Una gozada.

Toño Martín

The Rolling Stones “Honky Tonk Women” por Pascal Comelade

 

Parapetado tras sus instrumentos de juguete, el de Montpellier juega a deconstruir uno de los clásicos por excelencia de la factoría Jagger & Co. Lo hace con ese espíritu naïf y el romanticismo que le caracteriza, y a su manera, desacralizando la historia de intocables del rock. Esta versión del “Honky Tonk Women” está incluida en una obra de arte con portada de Ceesepe que es un regalo para los sentidos.

Luis Moner

Norman Whitfield & Barret Strong “I heard it through the grapevine” por Creedence Clearwater Revival

 

El tema original fue escrito por Norman Whitfield y Barret Strong en 1966. Fue plasmada, primeramente, por The Miracles, Gladys Knight y Marvin Gaye, los tres en la mítica discográfica Motown. En 1970, la Creedence Clearwater Revival despertó el volcán que portaba dentro para erupcionar una versión rockera absolutamente bestial, virtuosa y antológica de 11 minutos

Txus Iglesias

Meat Puppets ”Plateau” por Nirvana

 

Probablemente uno de los conciertos acústicos más míticos de la historia sea el MTV Unplugged que Nirvana protagonizaron en 1993 y que luego se publicó en disco con el título MTV Unplugged in New York. Para la ocasión, además de desnudar sus canciones más famosas, echaron mano de unas cuantas versiones, entre ellas el “Jesus Doesn’t Want Me For A Sunbeam” de The Vaselines y varias de Meat Puppets, con quienes compartieron escenario aquella noche. Si bien la reinterpretación del tema de The Vaselines sea el más famoso (no sin razón: es una maravilla), la versión de “Plateau” de Meat Puppets es absolutamente preciosa. La cadencia y ese medio tempo hipnótico, junto con la voz grave de Cobain subiendo de tono en el estribillo, le dan al tema la fuerza que suelen perder las canciones al desenchufarse.

Raquel García

 

 

 

3 comentarios sobre “Nuestras versiones favoritas (Parte II)

  • el 9 Marzo, 2019 a las 10:17 am
    Permalink

    Maravilla la de pascal comelade

    Respuesta
  • el 12 Marzo, 2019 a las 8:25 pm
    Permalink

    Sólo cabe extender felicitación a esta pléyade de críticos y colaboradores de Muzikalia a la hora de seleccionar estas gemas, tanto originales como versiones que nos retrotraen a momentos estelares de la música Rock de muy digna revisitación. Sobre las mismas, apuntar mi debilidad por la versión del original de The Beatles por Stevie Wonder, y la de Marvin Gaye (és el, el que la encumbró) por parte de unos excelentes Credence. Respecto a esta última, apuntar que Luis y Santiago Auserón hicieron una versión hispana hace unos años bajo el título de “Las Malas Lenguas”, llena de respeto y autenticidad, aunque tampoco superase el orginal. Enhorabueno, repito, y a ver si con cierta periodicidad no dejan de aparecer dossieres de versiones en vuestra web de información musical, para conocimiento y deleite de quienes os leemos. Un saludo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.