OCS: el dilema del Nineteen Twelve.

Minutos antes de la actuación, este redactor le preguntaba a un Simon Fowler muy relajado cuándo iban a volver a España, a lo que contestó, sonrisa incluida: “Nineteen twelve, nineteen twelve”. Cachondeo o una verdad. Podemos tomarnos la respuesta como una broma, la traducción sería 1912 (el año), pero también podemos pensar que se trata del día 19 del mes 12, es decir, diciembre. El tiempo dirá.

Steve Cradock y Simon Fowler ofrecieron la pasada noche un set acústico de unos 45 minutos de duración en el Fnac de Madrid. Con un sonido muy bueno, los de Birmingham se metieron al público asistente en el bolsillo.

Simon cantó de fábula, estaba muy relajado y sonreía constantemente, mientras que Steve le acompañaba con las segundas voces. Las guitarras, inmensas. El set que desplegaron se compuso de los siguientes temas:
-Mechanical Wonder
-Better Day
-Foxy´s Folk Faced
-The Biggest Thing (dedicada a las chicas presentes)
-The Circle
-Traveller´s Tune
-Nueva?
-Crazy Lowdown Ways

Bises:
-Robin Hood (incluyó al final un pequeño fragmento de “Live Forever” de Oasis)
-The Day We Caught The Train

Faltaron temas como “Profit in Peace” o “Up On The Down Side”, pero tras doce años de carrera y con un Grandes Éxitos recién publicado (el concierto era parte promocional del mismo) es difícil no dejar en el tintero algunas grandes canciones en un set tan corto. Tras el concierto, la responsable del sello comunicó a la multitud que esperaba para conseguir autógrafos que no habría firma de discos, por el cansancio de los artistas, que debían tomar rumbo a Barcelona, donde actúan hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.