Phe Festival, cuando la música se compromete con el medio ambiente

El verano es, sin duda, la época del año en la que se celebran más festivales de música. Es lógico, las altas temperaturas permiten montar los escenarios en parajes naturales y el mayor tiempo de ocio del que gozan las personas en la época estival se traduce en una mayor afluencia. Inmersos como estamos ya en agosto, el número de festivales a los que asistir es reducido, pero todavía quedan grandes citas por llegar como el MUWI, del 29 de agosto al 1 de septiembre en Logroño, el Nocturama, del 29 al 31 de agosto en Sevilla, o el Mediterránea Festival, que celebrará su primera edición el 23 y 24 de agosto en Tavernes de la Valldigna (Valencia).

A todos ellos se les suma el Phe Festival, que alcanza este año su cuarta edición con un programa en el que destaca especialmente su compromiso con la conservación del medioambiente. El 23 y 24 de agosto la explanada del Puerto de la Cruz, en Tenerife, volverá a vibrar con la mejor música del panorama nacional e internacional. Así, el cartel de esta nueva edición cuenta con artistas de la talla de Depedro, Cariño, Carolina Durante, Los Punsetes, Arizona Baby o Mueveloreina. Junto a ellos también estarán los británicos The Statue Thieves y los norteamericanos We Are Sciencists, además de referencias de la escena musical canaria como GAF.

Pero Phe Festival no solo busca ofrecer a su público la mejor música del momento sino también concienciarlo sobre la importancia de respetar el medioambiente en este tipo de eventos que suelen generar cientos de toneladas de basura. El impacto medioambiental de los festivales de música es enorme, ya no solo por la contaminación acústica y lumínica que generan, sino también por todo lo que rodea a la propia organización: traslados, energía necesaria para poner todo en funcionamiento, merchandising que se vende en el recinto que rara vez es reciclable, etc.

En las últimas décadas diferentes organismos a nivel internacional han alertado de las terribles consecuencias del impacto de la acción humana sobre el medio natural. Así, se han puesto en marcha iniciativas como la celebración del Día de la Tierra que buscan concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de preservar el medio en el que vivimos.

Phe Festival ha querido unirse a estas iniciativas apostando por la organización de un evento 100% sustentable. Para ello, los promotores del festival han optado por un mobiliario creado a partir de materiales ecológicos y reciclados, reutilizando elementos de festivales anteriores, como lonas, palets o luces decorativas, las cuales, a su vez, son de pilas recargables o solares.

Una de las novedades más significativas de este año es que el abastecimiento eléctrico durante el día de espacios como las taquillas, tiendas o barras se hará a partir de diversas placas solares. Además, también se habilitará un punto de agua de carácter público para que los asistentes puedan refrescarse en las horas de mayor calor.

El festival canario cuenta también con la colaboración de Ecoembes y Ecovidrio para fomentar la recogida selectiva de residuos. Así, a lo largo de todo el recinto se colocarán diversos contenedores de reciclaje, así como un compostador para los residuos orgánicos. Este aspecto es uno de los más importantes pues el empleo de útiles de plástico (vasos, platos, etc.) suele ser masivo en este tipo de eventos y lamentablemente mucha de esta basura termina en el suelo y, en el caso de festivales como este que se realizan en zonas costeras, en la playa y en el mar. En este sentido, también se realizarán diferentes talleres de reciclaje fuera del recinto para concienciar no solo a los phellowers sino también a toda la ciudadanía.

VÍDEO >>> https://www.youtube.com/watch?v=4fNm0QidMBw >> Fuente: Youtube

Por otra parte, la organización del Phe Festival también está comprometida con las emisiones contaminantes a la atmósfera, por lo que promueven el uso del transporte público y compartido para llegar hasta el recinto. Además, también habilitarán un espacio para todos aquellos que se trasladen en medios no contaminantes como en bici, skate o patines.

Por si esto no fuera suficiente, una vez finalizado el festival, se lleva a cabo un recuento del consumo total de agua, gasolina, energía eléctrica, etc. y se estima cuál ha sido la huella de carbono del evento en la naturaleza. Tras ello, y en colaboración con las instituciones locales y diversas asociaciones, se lleva a cabo la plantación de su equivalencia en árboles.

Todas estas medias hacen del Phe Festival uno de los más sostenibles de todo el panorama nacional. Un evento musical que, además, también cuenta con un programa paralelo de actividades culturales que acaba de ser inaugurado con la exposición Phe Gallery.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.