Polar – Fnac (Madrid)

Sábado, 19 horas. Por alguna extraña razón, vencí a la vagancia que me poseía y por un ataque repentino, me dispuse a prepararme para acudir al Fnac madrileño para ver a Polar. El autobús llegó enseguida (algo extraño en la capital), pero el atasco de la céntrica calle Fuencarral (¡qué raro!, exclamaréis los madrileños) me hacía temer que el acelerón que me había pegado no serviría para nada.

Finalmente, llegué a tiempo, a pesar de que caminar por la Gran Vía una tarde de sábado es el premio mundial de slalom. Una larga cola aguardaba para presenciar a los valencianos. La fortuna me siguió sonriendo: asiento libre en segunda fila (y eso que estaba lleno). Julio Ruiz (Disco Grande-Radio3) hizo de maestro de ceremonias y presentó a Polar.

Toda la tensión y el agobio del camino se convirtió en un estado de relax absoluto desde los primeros acordes. Los allí presentes tan pronto nos quedábamos boquiabiertos como balanceábamos nuestras cabezas al subir la intensidad. ¡Menos mal que vine!, pensaba cuando el violín de “Nothing Left To Say” me estremecía.

Y durante una hora se sucedieron temas del EP A New Day y del reciente álbum A Letter For The Stars: “Don´t Want To Be Alone Tonight”, “A New Day” o el magnífico cierre que supuso “The Sea&The Waves”, entre ellos.

Con variedad de recursos sonoros, violinista presente, la alternancia de dos vocalistas entre los que cuesta decidirse y con más pedales que en una vuelta ciclista, nos sumergieron en un ambiente de sensaciones a través de unas canciones majestuosas. Estamos ante una de las bandas nacionales más destacadas del momento. Este verano hacen triplete de festivales: ¿te lo perderás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.