Ponytail – Sidecar (Barcelona)

El grupo americano Ponytail llama la atención desde el primer momento que uno lo escucha por dar la impresión de ser una banda con un directo potente e incluso divertido, y desde luego no defraudaron en su visita a Barcelona. Les precedió en la agenda de la noche Gentle Friendly, un dúo de teclados y percusión que defraudó de inmediato y acabó generando oleadas de indiferencia ante su caducada propuesta de noise pop refrito. Se ha dicho varias veces y parece mentira que haya que repetirlo: un chaval cualquiera aporreando una batería con cara de agonía existencial NO es una propuesta músical válida.

Ponytail, en cambio, han definido un estilo perfectamente equidistante entre el rock de carretera y el pop experimental, sobre todo gracias a la vocalista Molly Siegel y su adrenalínica manera de gritar las canciones que las convierte prácticamente en temas instrumentales con acompañamiento de chillidos. En su último trabajo, Ice Cream Spiritual! (2008), hay ocho temas de pop acelerados que volaron uno detrás de otro por el escenario de Sidecar, propulsados por la imparable energía desplegada por Molly y los suyos. Junto con algunos temas de su anterior Kamehameha (2007), consiguieron electrificar al público que se fue animando a medida que los Ponytail iban sudando y desgañitándose en escena.

Un concierto breve y furioso, que no se alargó demasiado por agotamiento tanto del breve repertorio como de la banda y del personal, que llevaba una buena media hora botando sin parar ni un segundo. Sin volverse loco por la propuesta lírica de la banda, si que se puede recomendar a cualquiera que si Ponytail visita su ciudad se acerque a hacer pop-aerobic con ellos: purito desenfreno.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien