Salva Alambre – Matemática Ingenua (Repetidor)

La mente de Salva Alambre no para. Siempre metido en mil historias, que si fanzines, grupos (Eletrowendy, Los Alambres), es lo que vendría a ser un Juan Palomo o un self-made man. Adscrito a los preceptos de DYI, este año debuta con un notable largo titulado “Matemática Ingenua” (Repetidor, 2018) en un sello que es todo un ejemplo de colectivismo y saber hacer.

En este álbum Salva logra dar cobijo a su (casi) surrealista sentido del humor, y a sus variables gustos musicales, en un retablo del todo sugerente producido por Marco Velasco (Perro, Futuro Terror, Garage Florida), y una retahíla de colaboradores. Aquí hay suficientes razones para amarle, y si encima versión a Joe Meek – “La Danza Cortejo De Los Sarúes”-, yo desde aquí le envío miles de emoticonos de ?, y espero que me saque a bailar.

El disco se fraguó alrededor de un ambiente un tanto extraño en el estudio como recuerda el murciano: “Sucedi?an ane?cdotas curiosas, como la tarde que grabamos bajo la supervisio?n de una enorme aran?a metida en un tarro de cristal (y puesta en libertad tras acabar) o cuando la perra de Marco sali?a del estudio enfadada a causa de las frecuencias subso?nicas del Moog” La araña tiene una explicación a todo.

“Los vehi?culos son peceras, son peceras de personas. Un besugo al volante, una carpa en ese trailer. En esa moto hay un lucio, un autobu?s es un acuario” canta Alambre en la hilarante “Peces” con el punteo de una guitarra sosteniendo la melodía. Saca pecho con el rock nervioso a lo The Feelies cuando asoma en la gigante “Bajo El Sol”, y el recuerdo de una visita alienígena recorre las costuras de la destartalada “Habanera Del Avistamento”.

Loops y psicodelia graban en la memoria la suntuosidad de “La Vida Salvaje” que algo muy parecido a los experimentos de Panda Bear, más la asilvestrada rítmica del primer El Guincho, y acaba con “Piedras”, en donde se nos habla de petrificaciones, estatuas silentes, y fosiles. El universo de Salva Alambre es así de bizarro.

Escucha Salva Alambre – Matemática Ingenua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.