Santa Rita – High on the Seas (Aloud Music)

PJ Harvey y Juliette Lewis. Ya está. Ya he contribuido a la nube de tags global de Santa Rita con dos nombres que se repiten siempre que se habla de un grupo o una cantante femenina con querencia por las guitarras y cierta crudeza. Y las nombro ya porque no tenía intención de que aparecieran en las próximas líneas. Las nombro ya porque, en realidad, el disco derrocha tanta personalidad ajena a cualquier otra que reducirlo a esos dos clichés sería un error crítico.

Que me aspen si High on the Seas suena a debut. Pero lo es. Al menos en larga duración, porque antes, en 2011, Santa Rita había editado un EP quizá más áspero, menos pulido sin duda, y que asomaba ya algún balazo como «Subsidio». Desde luego, este primer disco está lejos de manejar los tics propios de cualquier debut: inconsistencia, irregularidad, excesos, montañas rusas,… En sus nueve canciones y sus algo más de 35 minutos hay una serie de pistas que apuntan a que, en realidad, las abajo firmantes se sabían el mapa y el libro de instrucciones de memoria desde hace tiempo. Y así todo es diferente, claro.

Con las manos de Víctor García y Santi García, el producto final de High on the Seas luce en algunos momentos pero, sobre todo, resiste los envites como un muro de cemento armado. Alejadas de la melodía, y en muchos casos del estribillo (cuando lo hay, se convierte en una frase que gritar como si no hubiera mañana), lo de Santa Rita es más bien acorazar las canciones con cuerdas y una batería que se erige imperial, alcanzando la categoría de salvaje en «Cap de Creus». El disco, entre los latidos y los golpes inteligentes de guitarra («Báltico», «Necochea», «Fisterra»), navega suave e inteligentemente por las aguas de un grunge que a veces es más rock («Fisterra»), otras se deja pinchar en tu fiesta de cumpleaños («Fidji»), y otras más se aleja tanto del punto de partida que hasta recuerda a Placebo («Pacífico»).

High on the Seas acaba por ser un debut que destaca, por encima de todo, por ser un disco sólido. Rock con arraigo en los 90, lejos de la postura y digno de una banda con identidad propia. Buen comienzo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien