September Girls – Age of Indignation (Fortuna Pop!)

Se abrieron camino como un grupo de indie rock, con un sonido bueno pero que no aportaba nada demasiado novedoso a un mercado ya saturado. Pero ahora se han cabreado. September Girls no han dado un giro completo a su estilo, pero le han añadido oscuridad, desencanto y más energía, consiguiendo un álbum que se aleja de sus anteriores trabajos pero que sigue llevando su propio sello. Aunque esta vez está sucio, quemado y muy enfadado.

Al comenzar el disco ya se distinguen gritos y susurros deslizándose entre el guitarreo noise. Solo con “Ghost” y su riff sinuoso de tintes oscuros ya dejan patente el camino que va a tomar el álbum. “Jaw on the floor” sigue la dinámica ya estrenada y envuelve una temática feminista en unos sonidos espesos y tenebrosos. No solo en este tema demuestran unas letras de mayor profundidad, sino que todo su nuevo trabajo está inundado de temáticas de violencia o descontento religioso y sociopolítico, como “Blue eyes” o “Catholic Guilt”.

September Girls han ido un paso más allá con Age of Indignation. Su nuevo trabajo es testigo de un enfado latente que han transformado en noise pop saturado, melodías retorcidas con un punto de psicodelia, sonidos densos o ecos de gritos delirantes combinados con amenazantes susurros. Un trabajo más arriesgado que, sin duda, dista de su primer disco Cursing the Sea (2014): guitarras más oscuras o voces afiladas en primer plano forman el nuevo combo ganador del que ya dejaron pistas en el sencillo Veneer (2015).

El tema que da nombre al disco tiene una de las melodías más adictivas y los coros de “Salvation” son hipnóticos. Todo el álbum es como una nebulosa con unos sonidos similares, texturas y voces que desgarran su frustración política. Su poca variedad en cuanto a sonido y temática puede llegar a hacerlo algo repetitivo pero más que hacerse pesado, atrapa como un pozo de brea.

Age of Indignation parece un disco en el que, por fin, llegan a expresar al mundo lo que realmente quieren, mucho más agresivas y con algo que decir. Visto el (todavía) corto pero fructífero recorrido que llevan hasta ahora, la futura trayectoria del quinteto irlandés promete demasiado como para no pegarse a ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.