Sexy Sadie – Lost & Found (Subterfuge)

Diez años de brillante carrera llevan a la espalda Sexy Sadie, con momentos mejores y peores, pero siempre trabajando alejados de modas y tendencias y con la tranquilidad y confianza que da saberse fieles a si mismos y a su obra.

Ahora presentan Lost & Found, quinto álbum “oficial” y noveno ya si tenemos en cuenta, versiones, remixes y rarezas, y la primera sensación que deja la escucha de este disco es la de saber lo que nos ibamos a encontrar en él, y es que sí, siguen siendo Sexy Sadie -para alboroto de sus fans y decepción de sus detractores-. Desde luego, hay diferencias con respecto a sus anteriores entregas, aquí no encontramos la urgencia post-adolescente de Draining your brain (Subterfuge, 1.994), ni la entrañable espontaneidad de Onion Soup (Subterfuge, 1.996), ni la luminosidad y el colorido de Its beautiful, its love (Subterfuge, 1998), pero en lineas generales la voz y las guitarras no engañan, Sexy Sadie han regresado.

Bajo la producción de Nigel Walker (colaborador habitual de George Martin en los estudios Abbey Road), Sexy Sadie han logrado un sonido mucho más matizado, más puro, en el que las guitarras -y los sutiles arreglos de piano- suenan limpios, apenás hay distorsión, tratando de buscar la emoción y la intensidad con la lirica, y con un sonido puro y cristalino. Canciones como “Fly for a while”, “My better chance” o “Always drunk” demuestran la capacidad de Sexy Sadie para crear melodías redondas con el punto justo de épica, para no caer en la exagaración ni en la impostación; mientras que “Feel no sorrow”, “Forever is longer than the universe itself” o “A scratch in my skin” enseñan el lado más hedonista de los mallorquines, medios tiempos en los que todo su bagaje musical es pasado por un filtro con matices de los ochenta (las versiones de Talk Talk y Depeche Mode incluídas en Dream Covers ya marcaban la pauta a seguir) mirando de reojo -siempre con mucho respeto- a Jeff Buckley. Pero si lo que buscais es los Sadies más tradicionales, “Take from me”, y a saltar.

En definitiva, Lost and Found no conseguirá llamar la atención de los más escépticos pero que tampoco decepcionará a los habituales del grupo; en cualquier caso, un gran álbum de Sexy Sadie, y ya van unos cuantos, para una banda que se ha hecho adulta a base de criterio y coherencia como pocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!