Singles Supremos: «Who can it be now?» de Men at Work

Finalmente escaló hasta el nº1, en Estados Unidos, cuando fue lanzado en ese país en 1982, un año más tarde que en Australia. Eso fue lo que ocurrió con el emblemático single “Who can it be now?”(1981) de la banda con base en Melbourne, Men at Work y esa misma privilegiada posición ocupó en las listas norteamericanas su extraordinario álbum Business as Usual (6 millones de copias vendidas y 15 semanas en el citado número uno), al que pertenece esta tonada.

 Y es que, ¿quién no ha tarareado alguna vez los adherentes y sedosos acordes de ese saxofón de Greg Ham, acerca de esta canción?

 

Veamos ahora la traducción para tratar de iniciar el entendimiento de sus versos:

 

Who can it be knocking at my door?
Go away, don’t come ‘round here no more.
Can’t you see that it’s late at night?
I’m very tired and I’m not feeling right.
All I wish is to be alone.
Stay away, don’t you invade my home.
Best off if you hang outside.
Don’t come in, I’ll only run and hide.Who can it be now? Who can it be now?
Who can it be now? Who can it be now?

Who can it be knocking at my door?
Make no sound, tip-toe across the floor.
If he hears, he’ll knock all day.
I’ll be trapped and here I’ll have to stay.
I’ve done no harm, I keep to myself.
There’s nothing wrong
with my state of mental health.
I like it here with my childhood friend.
Here they come, those feelings again .

Who can it be now? Who can it be now?
Who can it be now? Who can it be now?

Is it the men come to take me away?
Why do they follow me?
It’s not the future that I can see,
It’s just my fantasy, Yeah!

Oh, who can it be now? Who can it be now?
Who can it be now? Who can it be now?
Who can it …?, who can it …?
Who can it be now?

¿Quién puede ser el que llama a mi puerta?
Lárgate y no vuelvas más por aquí.
¿No ves que es tarde y de noche?
Estoy cansado y no me siento bien.
Todo lo que deseo es estar solo.
Quédate lejos, no invadas mi casa.
Mucho mejor si te quedas fuera.
No entres porque solo correré y me ocultaré.¿Quién puede ser ahora?
¿Quién puede ser ahora?

¿Quién puede ser el que golpea en mi puerta?
No hagas ruido, cruza el piso de puntillas.
Si te escucha, llamará todo el día.
Estaré atrapado y tendré que quedarme aquí.
No he hecho ningún mal, no deseo compañía.
No hay nada que esté mal
en mi estado de salud mental.
Estoy bien aquí con mi amigo de la infancia.
Aquí vienen otra vez esas sensaciones.

¿Quién puede ser ahora?
¿Quién puede ser ahora?

¿Son los hombres los que vienen a llevarme?
¿Por qué me siguen?
Lo que veo no es el futuro,
es solo mi fantasía. ¡Sí!

¡Oh! ¿Quién puede ser ahora?
¿Quién puede ser ahora?
¿Quién puede…?, ¿Quién puede …?
¿Quién puede ser ahora?

Todo el proceso de elaboración de la melodía se inició cuando, en el año 1979, el vocalista escocés Colin Hay y su novia de por entonces, residían en su casa-árbol en la región de Nueva Gales del Sur, en la propia Australia. Entonces, durante una noche, el mismo Hay comenzó a escribir, en su peculiar vivienda en pleno monte, la música de la canción para su banda Men at Work, la cual había fundado en 1978; junto al guitarrista Ron Strykert; sumándose, poco después, el saxofonista, teclista y flautista Greg Ham, el bajista John Rees y el batería Jerry Speiser.

Men at Work foto

Terminó Colin de construir los acordes del tema en media hora y le ayudó en esa rapidez el hecho de que en aquel solitario y silencioso lugar podía sumergirse, profundamente, en su pensamiento sin interrupciones de ningún tipo.

Sin embargo, hasta 1981, Colin Hay no anotaría los versos de la letra. En aquel año, dicho cantante ya estaba viviendo en  St. Kilda, una zona de la metrópolis Melbourne; en un vasto bloque de pisos; donde pululaban muchos tipos de grupos de personas. La anécdota principal surgió cuando mucha gente desconocida no paraba de llamar a su puerta, a diario, ya que a Hay siempre le confundían dicha entrada suya con la de unos “camellos” que vivían justo a su lado. Así que, ante semejante avalancha de gente en busca de drogas toqueteando su timbre, a Colin le empezó a entrar una creciente preocupación y él, ansiosamente, se preguntaba siempre: “¿¿Quién puede ser ahora??”.

He ahí el título de la canción, seguido de unos versos plenos de resignado humor; algo que luego ampliaremos.

El caso es que Colin Hay, en el año 81, estaba sin un céntimo en el bolsillo porque además, su carrera como músico todavía no había tomado impulso y a él le surgió la paranoia de que todos los que golpeaban su aldabón podrían ser cobradores de alquiler y anhelaban el dinero que él no podía pagarles. Durante aquella extraña situación, el vocalista de la banda también andaba de puntillas por el piso, por ejemplo, para que nadie que llamase escuchara que se hallaba allí. Resaltar que en la letra, el mismo Hay bromea asegurando que su salud mental está perfectamente y que se encuentra bien, allí en su piso, jugando con un amigo de la infancia; lo cual, en realidad, parece aludir a un ser imaginario.

Cuando su novia escuchó la maqueta terminada de la canción, ella le vaticinó a él: “Colin, este tema va a ser tu primer éxito” y al final, la chica no se equivocó lo más mínimo.

Men at Work Who can it be now?

Al principio, Men at Work se puso a tocar por los bares de Melbourne una primera versión con una considerable aceptación del público de esos ambientes de esta gran urbe; aunque la banda solo cobraba 10 dólares por actuación. Sin embargo, cuando el grupo firmó por Columbia Records Australia y dicha burbujeante, contagiosa y fresca canción de pop-rock comenzó a grabarse en los estudios, en 1981, el productor Peter McIan pidió a Colin Hay que el tan característico riff de saxofón, el cual había escrito este segundo y que lo tocaba Greg Ham, se trasladase desde la parte central hasta el inicio de “Who can it be now?” El acierto de este movimiento fue absoluto.

Además, el productor McIan le pidió al mismo Ham que tocase cualquier improvisación que fuese para hacerse una idea aproximada de cuál sería el solo del propio saxo y resultó que aquellas mismas notas en plan jam session fueron las que, precisamente, se utilizaron como solo de ese instrumento; hacia la mitad del corte en cuestión.

El planetario triunfo de la canción (nº1 también en Israel y nº2 en Australia durante 24 semanas; todo ello en 1981) ayudó a que una banda emergente como Men at Work, fuesen los escogidos para telonear a Fleetwood Mac, durante la gira australiana de éstos últimos, en 1982.

Men At Work foto

Retornando al asunto del nº1 en los Estados Unidos de “Who can it be now?”, nos encontramos con un trasfondo en aquel país norteamericano, ya que en aquella época, todo lo que viniese de Australia estuvo de moda, como por ejemplo el triunfo de Mel Gibson con sus películas de Mad Max o la añorada Olivia Newton-John con Grease; entre otros artistas originarios de Oceanía. Efectivamente, Men at Work no fue ajeno a todo ésto y gozó de una atronadora y febril acogida en E.E.U.U., a primeros de los años 80, con singles como éste o la mítica “Down Under” (también esta otra fue nº1 en U.S.A., además de en Australia, Canadá, Inglaterra, Nueva Zelanda y Suiza, como single) y el LP de debut al que ambas pertenecen, Business As Usual.

Ese imborrable saxofón de corte jazzy, tocado por Greg Ham en “Who can it be now?”, también contribuyó a que en la tierra del “Tío Sam” se desatase la pasión por la banda de Melbourne.

Prácticamente, la misma situación disfrutó el siguiente LP de la banda, Cargo (1983), el cual también obtuvo un nº3 en los charts estadounidenses.

Lo curioso es que, hasta aquel momento justo antes del colosal éxito de la banda, ésta disponía de poco presupuesto para video-clips,  una cantidad aproximada de 5.000 dólares. Por ejemplo, para el clip de “Who can it be now?” solo se pudo contar con 4 personas adicionales para trabajar en dicha filmación y fueron siempre amigos del grupo, los cuales se dedicaban a buscar localizaciones de rodaje para el tema comentado.

Acerca de dicho aspecto visual de la canción, aparece la banda encabezada por el propio Colin Hay, el cual recrea, de modo humorístico, la misma situación que él vivió en 1979, cuando una enorme cantidad de gente acudía a su puerta por equivocación o no (incluso hasta una alienígena, aparece en el clip). Esa estresante situación le provocó a Hay que por poco se volviese esquizofrénico y ya casi no supiese él que visitantes eran reales y quienes no, cuando ponía el ojo en la mirilla.

Durante el videoclip, la actuación de la banda fue bastante improvisada, de todos modos; buscando reflejar su personalidad el propio quinteto aussie y con el mensaje, de fondo, sobre alguien que desea que le permitan vivir tranquilo y ajeno al mundo.

Colin Hay hizo las siguiente declaraciones sobre la temática intrínseca de la canción: “Realmente no sé lo que es un “tipo normal”. Creo que la gente está loca a su manera. Simplemente hay diferentes niveles de locura y algunos de los mismos son aparentemente aceptables para la Sociedad. Y si cruzas la línea, te encerrarán en algún lugar y te mantendrán alejado de otras personas”.

En 1982, vino cuando la naciente MTV comenzó a emitir el videoclip a todas horas; contribuyendo a la llegada hacia la popularidad mundial de Men at Work y el ser considerados éstos parte del movimiento new wave.

Matizar que, primeramente la compañía CBS rechazó publicar los singles del grupo en Estados Unidos pero al final, por insistencia del manager de la banda, dicha corporación lanzó “Who can it be now?” y también “Down Under”, en el mercado americano, en 1982. A pesar de la citada demora, dicha promoción del grupo en Norteamérica sucedió en el momento oportuno; ya que justo después de eso irrumpió imparable el álbum Thriller de Michael Jackson, el cual reventó el mercado y se apropió, completamente, de la más elevada posición de las listas en Norteamérica.

 

Se efectuaron bastantes versiones del tema (unas 25 aprox.), aunque destacaremos la mansa adaptación acústica que, en el año 2003, hizo el propio Colin Hay, para su álbum en solitario titulado precisamente Man at Work. Además, agregar que Ringo Starr, por ejemplo, también hizo un cover de la tonada, en un concierto de 2004.

 

Aunque esta banda publicó otras canciones magníficas como la mencionada “Down Under” o también “Down by the sea”, “It’s a mistake”, “Be good, Johnny”, “Overkill”, “Man with two hearts” o “Helpless automaton”, entre otras; en mi opinión fue “Who can it be now?” la que más caló en el tímpano de los melómanos de todo el planeta y la que más contribuyó a que los LPs de la banda llegaran a vender 30 millones de copias a nivel internacional y que le fuese concedido un premio Grammy como “Mejor Banda Revelación”, en 1983.

3 comentarios en «Singles Supremos: «Who can it be now?» de Men at Work»

  • el 15 noviembre, 2022 a las 3:17 pm
    Enlace permanente

    Uauuuuuu!!!!! vaya articulazo de Txus Iglesias sobre los Men at Work, de este mismo grupo yo añadiría su precioso tema «María», (no confundir con el de Blondie).
    Fantástico single «Who can it be now?» que me transporta a mi juventud.
    Bravo Txus, Bravo por Muzikalia.

    Respuesta
  • el 15 noviembre, 2022 a las 11:20 pm
    Enlace permanente

    Sí, desconocía tan detallistas detalles sobre esta imperecedera canción, «Who Can It be Now», me alegro ser una de las 6 millones de personas que adquirió el álbum, y que, tras también la celebérrima «Down Under», arrojó por estas lares un tercer sencillo, ya mencionada la canción, «Be Good, Johnny» , con un ingenioso juego de palabras en el estribillo, y bueno, todo el álbum muy compleo, cerrando la espléndida «Down By the Sea». Muy merecido, e indiscutido, pues, el Grammy al mejor artista o grupo revelación el año siguiente al éxito. En 1983 publicaron, sin tan global éxito, sí, «Cargo», y luego ya vivieron un poco de las rentas de esos dos primeros álbumes, pero bueno, reaparecieron puntualmente, como en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Sydney. Llámalo olímpico o supremo, el «single», pero sin duda una descomunal y redondísima canción que obtuvo el éxito que y reconocimiento que sin duda merecía. Muchas gracias,y enhorabuena, Txus Iglesias y Muzikalia, por retrotraernos a tiempos musicalmente tan excelentes. Un cordial saludo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien