The Cure – Pornography (Deluxe Edition) (Universal)

El cuarto disco de The Cure estuvo a punto de ser el último. Los excesos llevaron al por entonces trío a un proceso de autodestrucción que se refleja en la rabia contenida de sus canciones –en ocasiones cerca del odio- y terminaron a mitad de la gira con Simon Gallup fuera de la banda y con Robert Smith yéndose a tocar la guitarra con los Banshees. Afortunadamente las cosas volvieron al redil, pero eso es otra historia. Lo que nos ocupan son los pasajes desoladores, afixiantes,… de un disco se abre con la frase “No importa si todos morimos” (“One Hundred Years”) y se cierra con “debo luchar contra esta enfermedad, buscar una cura” (“Pornography”).

Si con Faith decíamos que las atmósferas se recargan, Pornography las llevará al extremo. La densidad de antaño se tiñe de negro y se le añaden guitarras hirientes y baterías de una contundencia inédita hasta la fecha. Al igual que entonces, los británicos condensarán su discurso en tan sólo ocho cortes, ocho puñetazos al estómago donde el odio y la desesperación (“One Hundred Years”, “Siamese Twins”), la angustia (“A Short Term Effect”, “Pornography”), el miedo (“The Hanging Garden”, The Figurehead, “Cold”) o cierto espacio para la belleza desolada (“A Strange Day”), dan como resultado su obra cumbre.

La edición para coleccionistas tampoco tiene desperdicio. En ella encontraremos piezas inéditas hasta la fecha como “Temptation”, “Demise”, “Break”, “Temptation Two (AKA LGTB)” o “Airlock: The Soundtrack” (sintonía que utilizaron para abrir los conciertos de aquella época). Maquetas de “The Figurehead” y “One Hundred Years”, una versión alternativa de “The Hanging Garden” (¿mejor que la original?) o tomas en directo de la época donde destacan la nunca publicada en estudio “All Mine” o “Siamese Twins”.

Otra obra maestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.