Ultravox – Brilliant (EMI)

Brilliant supone el regreso a la actualidad de la formación clásica de los Ultravox de los 80 -es decir, los capitaneados por Midge Ure– por primera vez desde aquel lejano 1986 en el que editaron el fallido U-Vox (en el que ya no figuraba tampoco el percusionista Warren Cann).

Que Brilliant es un disco para nostálgicos y que no aporta nada a una escena musical que va por otros derroteros (aún teniendo en cuenta la paulatina recuperación de sintes analógicos por parte de bandas jóvenes) es una realidad de la que nos damos cuenta con sólo escuchar las primeras notas de la inicial “Live”, y es esto precisamente lo que puede hacer que los seguidores menos exigentes estén encantados, y los que esperábamos algo más de experimentación y riesgo nos hayamos llevado una pequeña decepción.

El álbum comienza con la ya citada “Live”, una elección acertada ya que es uno de los temas más brillantes del álbum, la magnífica combinación de sintes a cargo del genial Billy Currie y la guitarra distorsionada de Ure nos lleva a tiempos pasados y trae a la mente la épica y la magia de álbums como “Quartet” o “Lament”. Pero no es oro todo lo que reluce, pues si bien en esta canción inicial la sensación de “deja vú” puede resultar agradable, el hecho de que estos elementos se repitan a lo largo del álbum termina lastrando el conjunto y hace que canciones interesantes como “Brilliant”, “Change” o “Flow” queden algo deslucidas. Las canciones lentas, como “Remembering” o “One”, suenan menos anacrónicas y forzadas, lo que las convierte en piezas más inspiradas dentro del conjunto. En el lado opuesto, canciones supuestamente más “cañeras”, como “Rise” o “Hello”, no merecen mayor atención.

En cualquier caso, y como ya se ha comentado al principio, el oyente que ponga cariño y acepte con gusto el hecho de que Brilliant es un trabajo por y para la nostalgia podrá disfrutarlo en cierta medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.