Weezer – Palacio de Vistalegre (Madrid)

Me asustó un poco comprobar con mis propios ojos qué tipo de público es el que llena el Palacio de Vistalegre y flipa por igual con grupos tan diferentes como Weezer, Dover yCranberries. Supongo que la culpa de esa confusión la tiene el mundo de la publicidad, o quizá sea yo la que esté confundida…

Weezer han alcanzado en nuestro país un gran éxito con “Island in the sun”, el tema incluido en su último disco que ha elegido Movistar como banda sonora de uno de sus spots publicitarios. Incluso uno puede ponerle a su móvil la pegadiza melodía de este tema… Pero Weezer son mucho más que una melodía en un teléfono móvil.

Les tocó el peor papel de la noche, con peor sonido, menos tiempo y sin poder hacer bises… vamos, teloneros en toda regla. Sin embargo demostraron que son una de las bandas más potentes y con más gancho de la actualidad interpretando una buenísima selección de sus mejores –o si no mejores, más pegadizos- temas.

De su primer y aclamado álbum, Weezer (1994), se metieron al público en el bolsillo con “My name is Jonas” y “Undone –The sweater song”, aunque las más coreadas de la noche fueron el primer single de su nuevo álbum, “Hashpipe”, y ¿cómo no? el ya mencionado éxito “Island in the sun” que revolucionó a las masas.

Las guitarras sonaban todo lo potentes y variadas que podían sonar… dos Explorer, dos Les Paul, una SG y una Thinline para poco más de media hora está muy bien. La gran perjudicada fue la voz de Rivers Cuomo -quien lucía una estupenda y favorecedora barba-, que se perdía en las partes de falsete y se reencontraba de nuevo en los potentes estribillos.

Sin darnos cuenta llegó el final de este corto pero intensísimo concierto, del que Weezer se despidieron con su magistral “Buddy Holly”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.