Daniel Avery – Song For Alpha (Mute)

El productor y músico londinense se ha labrado una carrera ascendente y meteórica en la escena electrónica en los últimos años. Como DJ residente en Fabric era el niño mimado (eso es lo que dicen las malas lenguas, y desconozco si sigue siéndolo), y como selector debe ser bueno porque su “Fabriclive 66” (2012) tenía su aquel. Pues bien, el muchacho debutó a su nombre en el 2013 con el notable “Drone Logic” en donde hibridaba acid, Detroit techno, funk, y demás sonidos orientados a la pista de baile, y ahora saca tiempo de su apretada agenda para meterse en su estudio para grabar este “Song For Alpha” (Mute, 2018) que intenta apuntalar un discurso más personal.

Según alguna entrevista que he leído, comenta Avery que en este álbum quería dejar constancia de su querencia por la música ambient y el drone, así como también de la psicodelia, música esta última, según dice el muchacho, con la que perderte cerrando los ojos. Este atmósfera escapista es fácil encontrarla siguiendo los trazos de la bella “Slow Fade”, de cuyas brumas asoma la silueta de Sabres Of Paradise.

En todo el trabajo Avery va intercalando pequeños interludios a modo de píldoras ambient que sirven de particular homenaje al gran Brian Eno, como “First Light”, “TBW17”, o “Embers”, mientras que se tira al barro del polígono industrial en “Diminuendo” y “Clear” (cargantes bases ultra repetitivas que me aburren a morir); “Citizen/ Nowhere” y “Days From Now” escarban en ciertos estadios de la memoria y además echan mano de Autechre, y deja para el final la mejor pieza, “Quick Eternity”, que revive el esplendor de la época de aquel Selected Ambient Works 85-92-que-estás-en-los-cielos”. Un disco que no sé si dentro de un mes recordaré, pero de momento salva el tipo.

Escucha Daniel Avery – Song For Alpha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.