Hercules And Love Affair (Sala But) Madrid 15/11/17

Expectación para ver en directo la presentación del nuevo trabajo de Hercules and Love Affair, Omnion (ADA/Warner 2017) a pesar de haber estado por Madrid hace poco, en el festival Tomavistas. Una sala But prácticamente llena esperaba la salida a escena de Andy Butler, al mando de una banda en constante cambio de formación desde 2010. Antes, se había encargado de caldear el ambiente el DJ Agustín Cascales a base de house, dance y electro soul, desde una esquina del escenario de la sala madrileña. Quizás tal afluencia de público también estaba motivada porque esta gira, auspiciada por la promotora Last Tour, solo tenía dos fechas; Madrid y Barcelona. No era raro, por lo tanto ver gente que había venido de fuera de la ciudad en la cola de la puerta exterior. Sea como fuere, el ambiente no podía ser mejor para los de Andy Butler.

Comenzar con el título que da nombre a su último trabajo pareció buena idea, a juzgar por como los presentes recibieron el primer corte del álbum, y aunque no hay ni rastro de músicos de acompañamiento (desde principios de década Andy Butler prácticamente se lo guisa y se lo come en cuestiones musicales) el potencial sonoro no parece haber bajado en directo.

Continuarían con: “I Try to talk to You”, el tema al que pondría voz en el 2013 el amigo John Grant, para seguir con otra batería de temas de Omnion, compuesta por: “My Curse and Cure”, interpretada en el disco y en directo por el belga Stef Gustaph, “Wildchild” y “Trought your Atmosfere”. Llegaba la hora de otro de los hits de la carrera de Hercules and Love Affair, “Dou You Feel the Same?”, un rompe pistas para alborozo del personal, que a esas horas ya había convertido el “dancefloor” de la sala But en una rave en toda regla.

“My House” sería otro de los puntos álgidos de la actuación del cuarteto, ya no solo por lo que representa la canción para los fans, también porque el animal de escenario llamado Rouge Mary acertó de lleno al cantar algunas estrofas en español, terminándose de ganar a un público ya rendido a sus botas desde hacía rato.

Pudimos asistir a la representación de algunos cortes más de Omnion como: “Controller” o “Rejoice”, cantada también en el disco por Rouge Mary, que se intercalarían con algún que otro clásico como: “Painted Eyes” o “Blind”. Está claro que Andy Butler sigue siendo un mago al servicio de la música de baile y así lo ha demostrado con este nuevo álbum, pero me sigue extrañando que no haya vuelto a echar mano de músicos de acompañamiento que, sin duda, darían otra dimensión a sus conciertos.

Innegables es que la atención escénica cae sobre los anteriormente mencionados; Stef Gustaph y Rouge Mary que, cada uno en su estilo, son capaces de mantener el listón muy alto durante toda la actuación y aunque Andy Butler y su escudero en la mesa, se empeñen en hacernos creer que todo es “live set”, incluyendo algún que otro efecto adicional a las canciones, es inevitable que se te quede la sensación de que estás ante un DJ Set con cantantes.

También es verdad que, ante esas canciones que son auténticas bombas, cualquier objeción al concierto va a pasar desapercibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.