Remate – Cabello De Ángel, Tocino De Cielo (Relámpago)

Reseña en tres actos de Cabello de Ángel, Tocino de Cielo, nuevo lanzamiento de Remate.

1. Remate va a su bola.
Ante personajes como Remate uno se da cuenta de que en la profesión utilizamos el término indie con demasiada ligereza. Lo suyo sí que es independencia. Rara avis de nuestra escena, no atiende a normas ni estilos, siempre en pos de la excelencia artística por encima de la comercial. La difusión que tenga su música, de hecho, parece importarle más bien poco: prácticamente ha renunciado a la distribución tanto física como digital, cambia de discográfica casi en cada álbum, no actúa en festivales, no programa giras como tal… Como diría Chenoa, cuando tú vas, Remate vuelve de allí y así es difícil seguir su jugosa pista.

2. Remate es padre.
Sí, a Fernando Martínez, nombre real de Remate, la paternidad le ha cambiado la vida. Tras el surrealista e inspirado Una Araña a Punto de Comerse una Mosca (2012) consagró por completo Nelson es Perfecto (2014) a la llegada al mundo de su primogénito. Aturdido por la institución familiar, ahora amplía el radio de acción y sitúa en primer plano su disfuncional árbol genealógico desde una perspectiva explícita pero nada obvia. Con textos cada vez más destilados y certeros, la temática confesional ha destapado su tarro de las esencias y desde que se atreviera con el castellano en Superluv. Por lo que Tiene de Romántico (2011), el crecimiento como letrista del bizarro cantautor ha sido constante. Mejor cuánto más real.

3. Remate tiene talento.
Sin construir un discurso consciente, Remate ha editado ya más de una decena de álbumes sin mácula guiado únicamente por su instinto, mostrando un perfil artístico cambiante pero identificable. En Cabello de Ángel, Tocino de Cielo brillan la calidad de los arreglos y la profundidad de unas composiciones aparentemente simples pero muy ricas en matices. Estilísticamente, la leyenda que acompaña al vinilo dice más que su propio título: “un musical tragicómico sobre la familia y otros espantos”. Por supuesto, no estamos ante un musical al uso. En vez de orquestas de cámara adornando las canciones nos topamos con dos urogallos, Tom Wolfe, una señora peinada como Almodóvar y fotografías de Leni Riefenstahl como parte del estrambótico reparto que emplea Remate para ahuyentar fantasmas familiares y, de paso, regalarnos otro gran álbum.

2 comentarios sobre “Remate – Cabello De Ángel, Tocino De Cielo (Relámpago)

  • el 25 Abril, 2016 a las 3:10 pm
    Permalink

    De acuerdo con Jorge. De Remate tengo algún disco (y le he visto en directo un par de veces), pero no siempre es un tipo que me ha entrado bien. Este, a la primera.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.