Supertramp y Roger Hodgson: sus discos del menos bueno al mejor

Se cumplirán, en breve, 35 veranos desde que Roger Hodgson y Supertramp separaron sus recorridos y nada volvió a resultar lo mismo para nadie. Ahora que el intérprete inglés nos visita este próximo mes de agosto, y cuando en 2019 se consumarán los 50 años desde la fundación de la banda, en Muzikalia queremos repasar sus discos del menos bueno al mejor. También incluiremos una pequeña revisión de los álbumes en solitario del propio Hodgson y recordaremos sus más destacadas canciones y las del propio combo.

Fidel Oltra y Txus Iglesias, los cuales ya habían escrito individualmente artículos en Muzikalia sobre uno de los más inmensos grupos de siempre como es Supertramp, nos traen entre ambos esta selección.

11 – FREE AS A BIRD (1987).

Portada de Free as a Bird, de Supertramp

Mucho más aprovechable de lo que se ha reflejado siempre por parte de muchos oyentes o de algún sector de la crítica. Dejando aparte sus bailables y efervescentes singles como “I’m beggin you”, el caso es que temas como el sombrío “Awful thing to waste” o la propia “Libre como un pájaro” nos transportan a momentos, los cuales aconsejan pensárselo dos veces antes de descartar esta obra, aunque la misma no besase el paraíso rockero ni le sonrieran las listas. Un valeroso Mark Hart comenzó, en este 1987, a hacer todo lo que pudo en la misión, casi utópica, de sustituir adecuadamente a Roger Hodgson.

Canción destacada: Free as a bird

Aunque ni siquiera el propio Davies quedó demasiado contento con este álbum, en el que ya se nota demasiado la marcha de Hodgson y las características del sonido Supertramp quedan algo diluidas, el talento de Rick Davies queda una vez de manifiesto en el tema que da título al álbum. Una pequeña joya con un final casi gospel que consigue poner la piel de gallina.

10 – INDELIBLY STAMPED (1971).

Levemente más irregular que su predecesor cronológico en su sensación de unidad, esta apuesta “estampada indeleblemente” , por contra, ofrece momentos bastante insignes como la latina “Aries”, la nerviosa “You poppa don’t mind”, la rugosa “Potter”, la rauda “Friend in need” o la preciosa “Rosie had everything planned”. Nunca hay que perder de vista a Supertramp, incluso ni en sus álbumes más imperfectos y de menos aclamación popular. Además, la llamativa y tatuada portada resulta enemiga de la indiferencia.

Canción destacada: Rosie had everything planned

En esta primera encarnación de Supertramp la banda andaba todavía buscando un sonido propio. Lejos estaban sus emanaciones progresivas y el maravilloso pop sinfónico de sus grandes discos de los 70. En “Rosie had everything planned”, la única canción de Roger Hodgson en la que no comparte créditos Rick Davies, exploran un sonido entre el folk y el pop 60s con un estilo muy cercano a los Beatles y un delicioso ritmo vals.

9 – SLOW MOTION(2002).

Portada de Slow Motion, de Supertramp

Movimiento lento” es el último disco de estudio hasta la fecha de la banda británica y es improbable que haya más, por desgracia. ¿La ecuación “supertrampera” quedó aquí ya exhausta definitivamente? En absoluto, porque “Bee in your bonnet”, “Little by little” o “Tenth Avenue Breakdown” o el propio tema de encabezado, tan solo aparentan no aportar demasiada novedad a la carrera del combo, sin embargo, continúan enganchando y mucho a pesar de todo, lo que regala una idea de lo monumental que es este grupo y la clase que conservará para siempre, aunque de 1985 a 2002 no recuperasen el aplauso setentero de las multitudes. El mago-fundador, Rick Davies y los virtuosos metales de John Helliwell, entre otros, siempre supieron tirar del carro, con efectividad, a pesar de la ausencia de Roger Hodgson.

Canción destacada: Slow motion

Dentro de un disco que, en general, no sale demasiado beneficiado de una producción un tanto dispersa, en el tema “Slow motion” se encuentran muchas de las señas de identidad del grupo (excepto, claro, la voz de Hodgson). De hecho, por estructura, melodía y por ese teclado que recuerda a las mejores épocas de Supertramp. Una de las mejores canciones de su última etapa.

8 – SOME THINGS NEVER CHANGE (1997).

“Algunas cosas nunca cambian” demuestra que, lejos ya de los Everest musicales de los años 70, Supertramp por contra y de nuevo, siempre guarda destellos reseñables como la sustanciosa “It´s a hard world”, el jocoso y característico single “You win, I lose”, la épica y danzable “C’est what” o la propia tensión de la canción titular, la cual podría estar dedicada a Roger Hodgson, dentro de las diversas desavenencias dialécticas que se generaron, gradualmente, con el propio Rick Davies.

Canción destacada: And the light

Las canciones que menciona mi compañero Txus Iglesias en el párrafo anterior son, ciertamente, de las más destacables del álbum. Sin embargo aquí debo dejarme llevar por mis sentimientos y escoger esta “And the light” que me devolvió la esperanza en la banda cuando poco esperaba ya de Supertramp. Una maravillosa balada que puede competir de tú a tú con aquellas que Davies y Hodgson facturaban en los 70 y que me acompañó en una época complicada.

7 -BROTHER WHERE YOU BOUND? (1985).

Posiblemente, el disco con mejores prestaciones de Supertramp sin Roger Hodgson. La canción titular “Hermano, ¿dónde vas?” logra envolverte dentro de sus 15 minutos, además del emocionante empuje de “Cannonball”, el antológico saxo de John Helliwell en “Still in love” o la ironía populista de “Better Days”, con su ritmo sinuoso. David Gilmour de Pink Floyd colaboró para la ocasión reforzando un LP que, para mí, no se halla tan alejado en calidad de los picos setenteros de este sublime grupo británico, aunque su obras de estudio empezasen ya a tomar un evidente rampa de descenso pero ¡ojo! a nivel popular y no tanto a nivel artístico, a pesar del cambio de registro que inician en este 1985.

Canción destacada: Cannonball

En este primer álbum sin Hodgson, Rick Davies parece quitarse un corsé de encima y empieza a experimentar con diversos enfoques que quizás permanecían más ocultos en sus trabajos anteriores. En “Cannonball” se atreven acercarse a la música dance, con un ritmo más cercano al funk comercial que se hacía en aquellos años y que por momentos recuerda a las producciones de Quincy Jones para Michael Jackson.

6 – FAMOUS LAST WORDS (1982)

Aunque en su momento les fuese achacado cierta estandarización en su sonido tras sus obras cumbres de los 70, el caso es que “Famosas últimas palabras” es una obra con infinidad de instantes exorbitantes como “Waiting so long”, “Old brown shoes”, etc., o los singles “My kind of lady” e “It’s raining again”. Fue otro álbum de millonarias ventas aunque el título es premonitorio acerca de la marcha de Roger Hodgson de la banda, la cual se produjo un año después, donde insisto que para mí tanto él como Supertramp saldrían perdiendo relativamente. Sin embargo, pareció no haber otro remedio, ya que en el interior de la banda ya no existía ningún acuerdo sobre la dirección común a seguir, en aquel 1982.

Canción destacada: Don’t leave me now

Aquí podría haber escogido cualquier canción porque la mayoría están a un nivel alto, a pesar de que la banda ya se estaba deshaciendo como un azucarillo en las aguas de las rencillas personales. “Don’t leave me now” es una favorita personal, un tema excelso a pesar de su aparente sencillez. En mi imaginación (quizás no tan descabellada, cierra el último disco conjunto de Davies y Hodgson) es la última vez en la que los dos líderes de Supertramp trabajaron codo con codo, quedando patentes las aportaciones de cada uno.

5- EVEN IN THE QUIETEST MOMENTS (1977)

Efectivamente, “Incluso en los momentos más tranquilos” continuó con una serie de obras maestras seguidas, una capacidad al alcance de los “supervagabundos” y de muy muy pocos más. La distinguida “From now on”, la épica “Fool’s overture”, la espiritual “Babaji” o el entrañable single “Give a little bit”, conforman otro lujoso y faraónico peldaño, encima del cual comienza a gestarse el más alto reconocimiento popular, con veloz zancada hacia el boom posterior de 1979. Ya en este 1977, los dos líderes, Davies y Hodgson, compatibilizaron, a duras penas, sus tan distintas maneras de acometer la música y la vida.

Canción destacada: From now on

En un disco donde cada canción es un single de éxito es difícil quedarse con una sola. Puesto que debo hacerlo, y a pesar de que “Downstream” es una de las canciones que me impulsaron a querer aprender a tocar el piano, elijo “From now on”. Los motivos son muy viscerales para poder explicarlos de manera objetiva, pero los resumiría diciendo que es una de las canciones que mejor fluyen de la historia, como si todo desde el principio, con esas progresiones descendentes y esos diálogos entre instrumentos, nos estuviese preparando para la maravillosa coda final. Sería la obra maestra de Davies si no tuviese tantas.

4 – SUPERTRAMP (1970)

A pesar de la poca repercusión en su momento, es éste uno de los más imponentes trabajos de Supertramp, con exhibiciones como “Try Again” , “It`s a long road”, “Nothing to show” y demás repertorio, el cual apenas fue abordado en directo por la banda en su historia (excepto la primorosa “Surely”). La textura del combo, prima-hermana del rock progresivo, aún no está aquí ni tan estilizada ni tan hiper-controlada como en sus obras posteriores pero la mayor soltura de planteamientos hacen de este debut una obra recomendable para cualquiera, debido a su perenne belleza.

Canción destacadaAubade (And I Am Not Like Other Birds Of Prey)

En este primer disco de Supertramp, el de la portada más fea de toda su carrera (y quizás de la historia), hay más canciones bonitas que geniales. Se trata de un álbum agradable en el que experimentan con el progresivo pero bajo lo cual se empieza a advertir una gran capacidad de crear melodías memorables. Aunque “Surely” es el tema más conocido del disco, tengo debilidad por esta pieza de folk-rock-progresivo-pastoral llamada “Aubade”.

3- CRISIS WHAT CRISIS? (1975)

A la altura de cualquiera de sus grandes obras, sin embargo, esta más que prodigiosa apuesta no tuvo tanto reconocimiento comercial. Magistrales temas no paran de fluir aquí como “Lady”, “Sister Moonshine”, “Ain’t nobody but me” o la inolvidable “Another Man’s Woman” la cual, fue tomada como sintonía por el renombrado programa Informe Semanal. Podría ser que muchos de los temas de “¿Crisis? ¿Qué Crisis?” fueran descartes del disco anterior (sacros “outtakes” entonces) y se comentó que se grabó a toda velocidad por presiones de la discográfica. Pues esto mismo no se nota lo más mínimo ya que resultó un disco ciertamente redondo.

Canción destacada: Two of us

Después de una brutalidad como Crime of the Century (1974) es lógico que este disco fuese recibido con cierta decepción. A pesar de ello sus canciones han ganado con los años y hoy podemos decir que aquí encontramos verdaderos clásicos de la banda como los temas que menciona mi compañero Txus. Sin embargo, una vez más, debo decantarme por “Two of us”, una balada algo olvidada, de una inocencia casi pueril y extraordinariamente simple, pero que a mí me tiene revolucionado desde que la escuché por primera vez.

1- BREAKFAST IN AMERICA (1979)

Poco resta que decir de éste álbum, así que ponemos compartiendo la medalla de oro a éste y el siguiente LP en la lista. Es innegable que “Desayuno en América” es el mayor y más bestial logro comercial de Supertramp con Roger Hodgson como la voz reconocible y estandarte para la gente, en general. Según manifestó el propio cantante, con esta obra la propia banda había llevado, por fin, la energía de los directos a un disco. Los paisajes inmortales se suceden uno tras otro: “Gone Hollywood”, “The logical song” , ”Goodbye stranger” , “Take a long way home”, “Just another nervous wreck” o la propia comilona matinal en el Nuevo Continente. Un LP cardinal en cualquier repisa.

Canción destacada: The logical song

Quienes me conocen un poco saben que Breakfast in America es, según el día, el primero, segundo o tercero de mis discos favoritos de toda la historia. También saben que “The logical song” está en mi top-10 de canciones de mi vida. Cosas de haber escuchado este disco, y esta canción, en esa época en la que uno se está buscando a sí mismo y le parecen que todas las canciones hablan de sus problemas. Poco puedo decir de esta archi-difundida canción que a mí, a pesar de haberla escuchado centenares de veces, todavía me sigue pareciendo tan extraordinaria como el primer día.

1- CRIME OF THE CENTURY (1974)

La formación más longeva y celebrada, es decir, Davies-Hodgson-Helliwell- Thomson-Siebenberg inició aquí su apogeo y su leyenda con históricas demostraciones como “Dreamer” , “School”, “Bloody well right”, “Asylum” o la grandiosa “Rudy”. Sin embargo, nada en 1974 se presentó sencillo y fueron muchos los meses que tardaron en levantar esta ciclópea construcción, sobre todo acerca de su complejo y dramático tema-título, “El crimen del siglo”. El octógono de canciones forman una pieza maestra donde, si pudieran hablar, hasta los equipos de sonido pedirían que sonara este CD dentro de ellos.

Así pues, empate técnico entre “Crime” y “Breakfast” en lo alto de la tabla.

Canción destacada: Rudy

Si antes he dicho que Breakfast in America alguna veces no es mi álbum favorito de la historia, es porque en muchas de esas ocasiones es desbancado por esta obra maestra excepcional que es Crime of the Century. Como en realidad de este disco podría escoger cualquier canción con los ojos cerrados (“Hide in your shell” es una maravilla que hay que escuchar con detenimiento, y qué puedo decir de “School” o del brutal tema que da título al álbum) aquí voy a dejarme influir por las preferencias de mi compañero Txus Iglesias y me quedo con “Rudy”, una de las cumbres (otra más) de Rick Davies como compositor. Lo que hace aquí Rick con el piano, y la banda en general, es indescriptible. En su debut con la formación clásica Supertramp demuestran como emparejar a Pink Floyd con Elton John y mejorarlos a ambos.


ROGER HODGSON EN SOLITARIO

Al igual que ocurrió con la de Supertramp, la ruptura de Davies y Hodgson tampoco benefició la carrera subsiguiente de este último. Como tantas otras veces anteriormente, quedó demostrado que en muchos grupos lo que de verdad funciona es la conjunción de talentos, su simbiosis, la competitividad que genera tener dos grandes gallos en el mismo gallinero. Sin embargo Hodgson, a su ritmo y sin presiones, ha conseguido facturar tres discos en los que encontramos momentos destacables. Vamos a por ellos, aunque en este caso lo haremos en orden cronológico.

IN THE EYE OF THE STORM (1984)

Poco después de su salida de Supertramp aparece este debut en solitario de Roger Hodgson. In The Eye Of The Storm (AM, 1984) reúne bastantes de las características que hacían reconocibles las canciones de Roger en la banda. Aunque sería aventurado calificar de pop progresivo este disco, es cierto que ninguna canción baja de los 4 minutos y algunas superan los 8, con bastantes momentos en los cuales nos impulsa a rememorar aquellos mágicos inicios de “School”, “Fool’s Overture” o el final de “Crime of the century”. Compré el disco unos años después de salir, cuando tuve la oportunidad de hacerlo en vinilo, y mi primer pensamiento fue la maravilla que podría haber sido Brother Where You Bound? con las aportaciones de Roger.

Canción destacada: Only because of you

Aunque en este debut en solitario de Roger Hodgson hay bastantes canciones que llevan su sello personal, canciones alegres y vitalistas (“In jeopardy”, “Give me love, give me life”), temas que pueden hacernos recordar otros suyos como “It’s raining again” o “Give a little bit”, desde el principio me quedé prendado de este “Only because of you” que cierra el disco con casi 9 minutos de texturas, progresiones, melodías, armonías, arreglos excepcionales y la maravillosa voz de Roger actuando como hilo conductor. Si esta canción hubiese salido en un disco de Supertramp , y contara con la siempre indispensable aportación de John Heliwell, estaríamos hablando de un clásico quizás al nivel de “Fool’s overture” o “Crime of the century”. Aquí os ofrecemos una versión algo más reducida en directo y con orquesta.

 

HAI HAI (1987)

Muchos no entendieron este disco de Roger, quizás demasiado imbuido del espíritu de los 80 con sus sintetizadores, su rock de estadios y sus ritmos electrónicos. Es este un álbum en el que Hodgson de alguna forma parece querer romper con su pasado y abrazar nuevos sonidos, perdiendo seguramente bastantes fans por el camino. Un año de desconcierto para los seguidores de Supertramp, que vimos como tanto Davies como Hodgson pretendían abrir nuevos caminos y olvidarse del sonido clásico de la banda. Un sonido clásico del que ambos formaban parte, de manera que es entendible que buscasen desligarse uno del otro. En mi opinión, ambos fracasaron en el intento. A pesar de que no me disgusta el AOR, que media formación de Toto colaborase en este disco no podía llevar a nada bueno, si tenemos en cuenta la disparidad de estilos entre el más introspectivo y sensible de Roger y el explosivo de los Porcaro.

Canción destacada: Land Ho

Dentro de lo poco que se puede destacar de este segundo disco de Hodgson en solitario están, y no debe ser por casualidad, las regrabaciones que hizo de dos temas que compuso con Davies en una primera etapa con Supertramp. La más destacada es esta “Land ho” que, de hecho, apareció incluso en uno de los recopilatorios del grupo. Quizás este es el momento, prácticamente el único en todo el álbum, en el que podemos reconocer sin ninguna duda al Roger Hodgson al que estábamos acostumbrados.

OPEN THE DOOR (2000)

Tras un accidente que le tuvo casi una década sin poder tocar, y un álbum en directo publicado en 1997 (Rites of Passage) en el que colaboró el gran John Heliwell y donde presentó algunas canciones nuevas que no había podido grabar antes, Roger volvió a la senda más clásica con este Open the Door. Lejos quedan aquí las producciones típicas de los 80, la fanfarria y la electrónica, y volvemos a escuchar al Roger más espiritual y sensible. Baladas como “Love is a thousand times” recuperan su viejo y entrañable sonido, mientras que en “Death of a zoo” y “Open the door”, con mayor fortuna en la primera que en la segunda, nos encontramos de nuevo con su particular aproximación al rock progresivo y sinfónico.

Canción destacada: The more I look

Hacer esta lista me ha servido para muchas cosas, además de para repasar la obra de Roger en solitario y la de Supertramp en su conjunto, algo que llevaba sin hacer bastante tiempo y que siempre es reconfortante. Básicamente este repaso me lleva a reconocer que mis canciones favoritas de Roger son las que van recubiertas de una especie de halo espiritual, las que muestran el interior de esa persona tremendamente sensible que es Hodgson. Sea de manera más vitalista, como en “Logical song”, “Give a little bit”, etc., o en temas como este “The more I look” en el que encontramos la más pura esencia de esa cara de Roger. También musicalmente, con esos inicios acústicos que van in crescendo hasta convertirse en un festival de guitarras y teclados.

Roger Hodgson estará actuando en España el próximo mes de agosto. Estas son las fechas:

Martes 14 de Agosto – Alicante (España) – Plaza de Toros – Entradas
 Jueves 16 de Agosto – Jerez de la Frontera (España) – Festival Tío Pepe – ENTRADAS AGOTADAS
Viernes 17 de Agosto – Ubeda (España) – Plaza de Toros – Entradas
Sábado 18 de Agosto – Calella de Palafrugell (España) – Festival Cap Roig – ENTRADAS AGOTADAS


LAS MEJORES CANCIONES DE SUPERTRAMP Y ROGER HODGSON

Para acabar, os dejamos con una selección donde están algunas de las mejores canciones (otras no están en Spotify) de Supertramp y de Roger Hodgson en solitario. Esperamos que las disfrutéis tanto como las disfrutamos nosotros.

7 comentarios sobre “Supertramp y Roger Hodgson: sus discos del menos bueno al mejor

  • el 9 Julio, 2018 a las 1:06 pm
    Permalink

    Muy de acuerdo con la lista. Gracias por recuperar a esta histórica banda

    Respuesta
  • el 10 Julio, 2018 a las 7:58 am
    Permalink

    Interesantisimo post. Creo que la pareja Davies y Hodgson eran una de las mas extraordinarias. Lástima su separación. Artísticamente todos perdimos

    Respuesta
  • el 10 Julio, 2018 a las 10:00 am
    Permalink

    Magnífico reportaje de Fidel Oltra y Txus Iglesias, haciendo repaso a una de las grandes bandas de todos los tiempos, que me trasladan al año 1975 cuando los descubrí por primera vez con el álbum “Crisis? what crisis?” que no paraba de pinchar día tras día Radio Juventud. Sin duda, la pareja Davies/Hodgson se halla a la altura de Lennon/McCartney. Enhorabuena a ambos por este excelente trabajo.

    Respuesta
  • el 10 Julio, 2018 a las 11:05 am
    Permalink

    Muchas Gracias a Pablo, Aitor y Joan por sus comentarios y opiniones en Muzikalia acerca del artículo sobre Supertramp que hemos llevado cabo Fidel y un servidor.
    Un saludo para todos y todas los/las fans de la banda.

    Respuesta
  • el 10 Julio, 2018 a las 10:41 pm
    Permalink

    Gracias por este gran trabajo
    Supetramp fue para mi la mejor banda.Sigo escuchando sus canciones y me gustan como la primera vez.Enhorabuena.

    Respuesta
  • el 10 Julio, 2018 a las 11:04 pm
    Permalink

    Muchas gracias a Fidel Oltra y a Txus Iglesias por esta artículo dos manos, aprovechando, además, la sensibilidad de ambos dos hacia este supergrupo de dos colíderes, como la historia de la Música Rock nos ha proporcionado tantas veces.

    La lista resultante final ha salido bastante “logical”, y destacable, el rescate de lo mejor en solitario de Hodgson. Como ya se ha dicho, todos acabaron perdiendo, con su separación, pero las cosas son así. No por ingente el propósito del artículo, resulta menos agradable para los autores, y para nosotros, efectivamente, muy reconfortante, este repaso. Lástima que no quepan aquí los directos, porque para mí, Paris (1980) incluía e incluye aún hoy, para mí, lo mejor de Supertramp, y la tensión creativa e interpretativa de Davies y Hodgson, y si me tuviera que llevar de ellos a una isla desierta un disco, sería este mítico doble álbum. Un saludo cordial a [email protected],

    Respuesta
  • el 11 Julio, 2018 a las 1:43 am
    Permalink

    Muchas Gracias también a Jesús y F. Xavier por sus comentarios, aportes e impresiones sobre el artículo y sobre Supertramp.
    Fidel y yo escribimos solamente sobre los discos de estudio de Davies, Hodgson y compañía ya que poner también los directos era, quizás, ya demasiado para esta ocasión, aunque bien es verdad, F. Xavier, que, como bien sugieres, “París-Live 1980” es, sin duda, una actuación mítica y enormemente destacable de la banda británica y que se llevó a formato LP.

    SOBRE SUPERTRAMP Y ROGER HODGSON TENÉIS TAMBIÉN OTROS ARTÍCULOS EN LA PROPIA MUZIKALIA Y QUE ESPERO OS GUSTEN.

    Un saludo para los seguidores de la banda. 😉

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.