The Stone Roses – Heaton Park (Manchester)

Desde que el año pasado se anunciara la reunión de The Stone Roses, las fechas del 29 y 30 de junio de 2012, instantáneamente, se convirtieron en dos días marcados en rojo, o fluorescente -o como quieran- de manera claramente llamativa en los calendarios de decenas de miles de personas que a finales de los ochenta y principios de los noventa se emocionaron y vibraron con los cuatro desgarbados muchachos de Manchester.
La primera de las fechas previstas para su reaparición juntos en su ciudad de origen fue la del 29 de Junio, si bien hasta esa fecha los Roses dieron otra serie de conciertos en distintas ciudades europeas, entre ellas la de Barcelona. El lugar: Heaton Park, una magnífica extensión verde al norte de Manchester que ya ha servido de escenario a macroconciertos anteriormente; el más reciente, el de Oasis, hace tres años.

La organización: modélica. Cinco puertas de acceso. Amplitud de espacio. Señalización ejemplar. Y, para evitar peligrosas avalanchas o similares, un foso vallado cercano al escenario con aforo reducido al que podías acceder una vez colocada una pulsera acreditativa.
Pero vayamos a la música, que es lo que nos mueve. La tarde comenzó con una ecléctica selección musical que sonó hasta que Kid British tomaron el escenario. Actuación sobria y correcta sin más.
El ambiente se entonó notablemente cuando The Vaccines y su rock sin concesiones despertaron a un público aún relativamente modorro, con continuos vuelos de vasos de cerveza –de plástico- entre los sectores más cercanos al escenario.

Los Wailers y su “buen rollismo” supusieron una pequeña tregua -de gran nivel, eso sí- antes de que Primal Scream dieran, en apenas 50 minutos, un conciertazo en el que se mezclaron temas de Screamadelica, Xtrmntr, Give out but don’t give up o Riot City Blues. Especialmente vibrantes fueron “Country Girl”, “Moving on Up” o “Jailbird”. En verdad que supo a poco. Por cierto, Mani, quien sabe si nostálgico, observaba desde la derecha del escenario dar caña a su antiguo grupo, y a su sustituta, Debbie Googe (My Bloody Valentine).
Y a las nueve y diez de la noche las luces se apagaron, y Heaton Park se vino abajo. Volvían a casa unos de sus varios y magníficos hijos pródigos –o prodigios- musicales. The Stone Roses de nuevo en Manchester. Emoción inenarrable.

Las canciones se sucedían con un público entregado que dificultaba con sus cánticos el escuchar la tibia voz de un Ian Brown que tampoco esta vez mostró un nivel vocal notable. Eso sí, Mani, Reni y John Squire, impecables y contundentes. Cada uno en lo suyo.
Tocaron gran parte de sus repertorio, incluidas canciones menos movidas como “(Song For My) Sugar Spun sister” o “Elizabeth my Dear”, singles como “Sally Cinnamon” o “Fools Gold” y caras B como “Where Angels Play”,”Standing Here”, etc. Por supuesto no faltaron temazos como “I wanna be adored”, “Ten Storey Lovesong”, “Waterfall”, “Love spreads”, “Made of Stone” o “She Bangs the drums”.
Y para terminar, sin llegar a marcharse del escenario, y por tanto sin poder considerarse un bis, la magnífica “I am the Resurrection”. El éxtasis de 70.000 personas venidas de todo el mundo, literalmente.
Las caras de alrededor denotaban un estado de semiconsciencia placentera al ver a los cuatro Roses abrazarse y despedirse de un público entregado después de casi dos horas de concierto que terminó con fuegos artificiales incluidos. Y al día siguiente más. Pero ya nosotros no estuvimos allí para presenciarlo. Desgraciadamente.
O quizás no. Quién sabe… Que nos quiten lo bailao.
Setlist:
I Wanna Be Adored
Mersey Paradise
(Song For My) Sugar Spun Sister
Sally Cinnamon
Where Angels Play
Shoot You Down
Bye Bye Badman
Ten Storey Love Song
Standing Here
Fools Gold
Something´s Burning
Waterfall
Don´t Stop
Love Spreads
Made Of Stone
This Is The One
She Bangs The Drums
Elizabeth My Dear
I Am The Resurrection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.