Broke Lord – I Am The Phantom Limb (Madrugada Records)

Luis Boullosa y un servidor nos metimos en un buen berenjenal hace tres años. Coeditamos un disco que estoy seguro de que el tiempo pondrá en su justo lugar, “Death Of A Flower”, pero, claro, este no es un país para gente justa. Así que a otra cosa.

Boullosa es un escritor y dibujante talentoso, y además de poseer una vasta cultura musical, algo que, ojo, no cuadra mucho en la ramplona escena indie estatal. Mas que indie, lo de Broke Lord es música desde el subsuelo, sonidos que emergen de las frías alcantarillas de un pueblo perdido en Pontevedra.

Este es el tercer disco de una formación que se me antoja modélica: Luis al bajo y voces (aquí su timbre se codea con el de Nick Cave), Marco Serrato al bajo, Macky Chuca dando el contrapunto, imprescindible, vocal en algunos temas, Antonio J. Moreno a las baquetas, Juan Acosta y Asier Maiah a las guitarras, y Raúl Pérez a los sintes y percusiones. Músicos espléndidos que acompañan a nuestro hombre, un tipo esquivo que habita en su propia decadencia.

I Am The Phantom Limb (Madrugada/Gog Artifacts/Orphan/AK-Athon) se presenta en edición limitada con fantásticas cartas del tarot con las letras impresas, y en la portada del cd aparece el espectro de Boullosa sosteniendo, entre sombras, un cigarrillo.

Las canciones de este disco son todas magníficas, sin duda su mejor cancionero. La otoñal y oscura “Vermeer Hotel” abre el disco y es un dueto fantástico entre Boullosa y Chuca, transmutándose en unos Lee Hazlewood y Nancy Sinatra góticos, y acolchados por fantásticos arreglos de guitarra de Asier y Acosta. Los mismos mimbres hacen de “Cloudmaker” un bello muro de sonido noise que me recuerda a Lou Reed, sí, pero también al tristemente fallecido este año David Berman.

Tengo especial predilección por “House Of The Sun” porque es tan bastarda que hasta da miedo. Es un aquelarre en donde se dan cita Jim Morrison, Omar Korshid, el stoner rock, y a todo esto, Broke Lord entonando como si estuviera en un puto trance. Le sigue “Hand’s On The Table” en donde el bajo crea ondas concéntricas, y una colcha eléctrica cortocircuita todo a su paso. Este es un mundo extraño.

“Shallow Zone” gravita alrededor de las notas de bajo de Serrato, y una guitarra fronteriza y muy surfera, mientras “I Am The Pahntom Limb” y “Abyssinia” son puro sonido The Fall hibridado con sintes ochenteros a lo New Order. Un disco brutal.

Escucha Broke Lord – I Am The Phantom Limb

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien