Charli XCX – CRASH (An Asylum Records / Warner)

Hace unos meses -antes de la publicación de este disco- Charli XCX la lió parda cuando tuiteó que le gustaba la idea de “crear productos musicales”. Puede parecer una soberana memez a estas alturas escandalizarse por esto, pero es que aún nos persigue la tontería de la “autenticidad”, esa palabra que nos llevará a la ruina algún día. La música como “producto” cultural sigue teniendo sus acérrimos negacionistas, pero menos mal que la Historia (con hache, tiremos de grandilocuencia) del pop está avalada -en gran parte- por el pensamiento de que la mercancía constituye la naturaleza de la música popular.

Esto viene a colación porque la inglesa retoma su carrera fulgurante con su disco más comercial, y parece que por ello no pase el peaje de la sempiterna “autencidad-que-estás-en-los-cielos”, y más de uno la haya criticado por este paso adelante rendida de lleno al baño de masas. Ojalá todos los discos de pop anticomerciales poseyeran las cotas de calidad y desafío como supone este gran CRASH (Warner, 2022). Lo difícil es rendirse al éxito poniendo en jaque al público que escucha tu propuesta. Desde luego que aquí se empaquetan ritmos nostálgicos, estribillos imbatibles, pero de igual manera se pone una nueva piedra a ese gran monumento al pop de masas con intención de desestabilizar su hegemonía. En estas canciones existe el propósito de ir vehiculando sonidos inquietos dentro de su campo de acción, y guste o no, es de agradecer.

El título del disco, y la canción homónima, parece que hace relación a J. G. Ballard, el fantástico escritor británico que soñaba distopías como en su genial relato “Crash” que fue trasladada al cine por David Cronenberg. Una historia poblada de seres que les excitaba el tacto del acero, y fantasear con accidentes de tráfico y el dolor consiguiente. Sensualidad y carne hecha jirones. La portada de este álbum parece una instantánea sacada del Playboy, pero me hace pensar de qué forma las nuevas artistas de pop mainstream juegan a ser cadáveres exquisitos de la industria.

Abre el fuego “Crash” en la que Charli XCX fantasea y romantiza la idea de tener un accidente y que su novio se apunte a la autodestrucción. Muy Disney y ballardiano a la vez. Los hits se suceden sin dejar indiferente: “New Shapes” -junto a Christine & The Queens y Caroline Polacheck– es una fantasía a base de sintetizadores ochenteros y arreglos bass la mar de adictivos. No le va a la zaga el poderío de gemas como “Beg For You” junto a Rita Sawayama, o como “Lightning”, que está a la altura de lo mejor que haya hecho hasta ahora su autora.“Tell me what you want and I’m a give it to ya/Like lightning…” Como buena curranta de la industria del pop, en el anterior tema Charli canta estos versos para servirnos en bandeja de plata lo que queremos escuchar, y como si fuera un nuevo engranaje de la PC-music factory diva, en “Every Rule” -producida por AG Cook y Oneohtrix Point Never– rastrea en el pasado para exorcizar un simulacro amoroso. Este mecanismo no falla.

Escucha Charli XCX – CRASH

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien