Coldplay – A Head Full Of Dreams (Warner)

La sorpresa que nos causó a algunos Ghost Stories el año pasado parece haberse disipado de un plumazo. Coldplay regresaron en 2014 con una colección de canciones pergeñadas a raíz del divorcio entre Chris Martin y Gwyneth Paltrow en las que se mostraban introspectivos y dejaban a un lado esa senda de megaestrellas buenrollistas que llevaban un buen tiempo ejerciendo. Ahora, parece que ese apesadumbramiento se ha disipado a base de mucho yoga y dietas macrobióticas y los caminos explorados en “Midnight”, “Oceans” o “Ink”, no son más que un mal sueño y por el contrario, han optado seguir el camino marcado por la premonitoria “A Sky Full Stars” que el productor electro Avicii les cocinó a medida de sus nuevas ínfulas.

A Head Full Of Dreams llega un año después de aquél disco de duelo, que no tuvo ni gira y lo hace recuperando ese pop de radiofórmula edulcorado que ya comenzaron a vendernos en el insulso Mylo Xyloto (2011). No es de extrañar que detrás de la producción se encuentren Stargate (Rihanna, Katy Perry), los tiempos de Brian Eno, cuando pretendían ser unos alumnos aventajados de U2 quedaron atrás. Ellos llegan desprejuiciadamente donde los otros no se atreven por el qué dirán, (pero que de alguna manera igualmente se retroalimentan) y se muestran desinhibidos en la que es sin lugar a dudas su colección de canciones más previsible hasta la fecha. Un muestrario de tics construido en base a sintetizadores, guitarras, bases y todo un empacho de falsetes, “uoh ouh, yeah yeah…” y demás argucias en las que Martin se siente como pez en el agua.

Destacamos el inicio hipnótico de “A Head Full Of Dreams” con una maraña de guitarras que parece obra del mismísimo The Edge, la interesante “Birds” o el pegadizo single “Adventure Of Lifetime”, el resto, por mucha Beyoncé, Noel Gallagher, Tove Lo, Merry Clayton o la mismísima Paltrow que podamos encontrarnos, oscila entre la insulsa balada (otra vez recordando en exceso a los U2 de la última etapa) “Everglow”, los coros sonrojantes en loop de “Army of me” o esas, “Fun”, “A Hymn for the Weekend” o “Up & Up” de palmas y confeti en los que suponemos multitudinarios conciertos de la gira que está por llegar.

Se dice, se comenta, se rumorea que éste podría ser el disco de despedida de Coldplay, todo puede quedar preparado para la carrera solista del siempre correcto y sonriente Chris Martin, ese perfecto yerno que se ha ganado a pulso la tirria de buena parte de la escena.

 

Un comentario sobre “Coldplay – A Head Full Of Dreams (Warner)

  • el 13 Diciembre, 2015 a las 11:42 am
    Permalink

    Excelente y acertada crítica. La verdad es que me da mucha lástima de la caricatura que se ha venido forjando un grupo que, no lo olvidemos, es el mismito que compuso Spies o Ámsterdam. Los defendí hasta el Mylo Xyloto. Decepcionante. Triste.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.