Conoce a los valencianos Manute Bol

Manute Bol es un nombre mítico para los que seguíamos la NBA a finales de los 80 y principios de los 90, un gran jugador sudanés de enorme tamaño incluso un jugador de baloncesto que además llamaba la atención por su enorme delgadez. Lamentablemente falleció hace unos años antes de cumplir los 50. Desde hace un tiempo Manute Bol es también el nombre de una banda valenciana de pop rock. Inicialmente la formaban Manuel Solís (guitarra, voz y composición) y Albert Gimeno (guitarra y arreglos), a los que posteriormente se sumaron Santi Bernal (batería), Luis Goodfaith (bajo), Jorge Arias (guitarra).

Manute Bol debutaron el pasado mes de noviembre con un EP homónimo y autoproducido con la colaboración de Armando Alba (Bogotá, Colombia) que también realizó labores de ingeniero de sonido y productor. Un disco que presenta, envueltos en delicadas melodías pop, mensajes de cierto desaliento y malestar vital e incluso político. Algunas de sus canciones fueron compuestas en ciudades como Atlanta o Miami, cuando Manuel Solís (compositor de los temas) vivía en Estados Unidos trabajando como creativo publicitario. Esas mismas canciones se empezaron a grabar en Valencia y otras fueron grabadas en Bogotá, donde fueron todas terminadas y mezcladas en el estudio de Armando Alba.

El EP lo componen 5 canciones que buscan traducir experiencias personales, estados de ánimo o sentimientos universales en letras y melodías que puedan conectar con el público amante del pop rock independiente y la música en general. “Para no gritar”, la canción que abre el disco, es una reflexión sobre el oficio de hacer canciones y el refugio que supone la creación para quienes las componen. Un canción directa y urgente, con guitarras potentes y melodías rabiosas. “Náufrago” recrea una atmósfera onírica y envolvente para expresar ese viaje interior que hacen las personas cuando su relaciones amorosas naufragan. En general estamos ante canciones atmosféricas, apasionadas, que tratan emociones también relacionadas con la pasión pero muchas veces desde un punto de vista melancólico. Quizás la excepción sea “Miami Beach”, el tema más festivo del álbum y además con un trasfondo más político que emocional.

Un álbum de escucha agradable, casi automática, que sin embargo va penetrando en tu mente de forma subliminal hasta que te arropa con sus armonías y melodías y no puedes deshacerte de él.

Puedes escuchar el debut de los valencianos Manute Bol en Spotify.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.