Deerhunter – Sala Apolo (Barcelona)

Ni la reciente confirmación de su actuación en el próximo festival Primavera Sound restó un gramo de ilusión por el retorno de la banda de Bradford Cox a una ciudad con la que vive un bonito idilio. Una sala Apolo llena como en las grandes ocasiones y con una audiencia ansiosamente expectante para volver a disfrutar de unos Deerhunter que cada vez que aparecen asientan todavía más su imagen de grupo grande de los de verdad y firman una noche de las de presumir.
Aparecía Cox muy sonriente y con una camiseta XXXL mientras por los altavoces sonaba “Jailhouse Rock”. Quizás una declaración de intenciones que el giro hacia un sonido más accesible que han tomado con su último disco, Halcyon Digest, se iba a confirmar en un directo menos crudo y experimental que el que habíamos escuchado en sus primeras actuaciones. Empezaron anunciando canción nueva con lo que el concierto empezó algo frío. Pero tras los reconocibles primeros acordes de “Desire Lines” la sala empezó a moverse y prácticamente no paró en toda la noche.
Aunque el protagonista de la noche fue su último disco también hubo tiempo para repasar temas de discos anteriores como el Cryptograms o Microcastle. Deerhunter ya anda con un repertorio de canciones con los que podrían hacer tres conciertos distintos cambiando siempre el setlist y sin bajar nunca de nivel. Incluso hubo tiempo para experimentos redondos como cuando en medio de un “Nothing Ever Happened”  rozando la excelencia Bradford se apoderó del espíritu de Patti Smith cantando “Horses” como en los viejos tiempos. Un concierto que en ningún momento bajó del notable, logradas reinterpretaciones de canciones anteriores y una rendida devoción de un público al que le queda el consuelo que en apenas unas semanas volverán a la ciudad.

Difícilmente uno pensaría que un día a los Deerhunter les iba a dar tiempo de actuar como indie rockers sin tener que estar vigilando pedales y trastos electrónicos. Han asumido una actitud más pop, más aún en concierto que en disco, pero siguen convenciendo a los seguidores veteranos y consiguen muchos de nuevos. Una gran noticia para un grupo cuya existencia ha pendido de un hilo más una vez pero que tras lo visto esta vez solo se le vislumbra futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.