Ellos + Raúl Querido – Neu! Club (Madrid)

Hacía semanas que el cartel de “no hay entradas” se había colgado en la puerta del Neu! Club, consecuencia por supuesto de la vuelta a los escenario de una de las bandas pop más queridas, y sin duda que esperadas tras el éxito de su nuevo y orquestal disco, Cardiopatía Severa.

Y fue en torno a las diez y media, con el nuevo contraste que supone una sala llena y vacía de humos, y tras casi tres cuartos de hora de carcajadas gracias a la ironía, y al divertimento de canciones que no daban puntadas sin hilo de Raúl Querido, cuando aparecieron en el escenario tan elegantes como los recordaba, Santi Capote, y la banda, para que segundos después entrase Guille Mostaza, envuelto en esa especie de bruma divona (por lo de divo, digo) con lo que consigue envolver todo el multicultural y políglota artista.

Comenzó el concierto del mismo modo que su último disco y provocando euforia entre el público, gracias al entusiasmo y a las ganas que desde el principio derrochó la banda, ayudados también sin duda del excelente sonido de la sala, que si bien en un comienzo mostró demasiado fuertes los ritmos de batería, y demasiado flojas las grabaciones de cuerdas, rápidamente fue corregido para reflejar a la perfección a partir de “justicia cósmica” el espíritu pop sinfónico de su nuevo trabajo.

La cosa acababa de comenzar, y la banda ya sonaba a la perfección, mientras el público se entusiasmaba, pero por si su actitud sobre el escenario (casi siempre comedida) no estaba siendo suficiente para ver que ellos estaban ahí para hacer disfrutar al público, llegó a partir de la tercera canción una concatenación de éxitos de la banda, que definitivamente hizo que todos sus fans comenzasen a sudar, bailar, y no parar de saltar al son de melodías tan efectivas como “algo muy grande” o “en tu lista”, que ligado a el final de “campeón” sirvió de preludio para la auténtica presentación de su nuevo trabajo, que ocupó toda la parte central del concierto, y que trajo casi todas los temas del disco, muy bien intercaladas con canciones tan esperadas como “creo que no”, “nada más puro” o “cuélgalo”.

Un sonido excepcional, mucho más redondo, moderado, pop y cercano de lo que recuerdo en sus primeras actuaciones, y que en todo momento estuvo capitaneado con una voz tan majestuosa, como para muchos el cuerpo que la contiene, (al menos por los constantes comentarios que se escuchaban a mi alrededor), y que te atrae en todo su ser, haciéndote estar pendiente siempre y en todo momento, no sólo de su dulzura y sus constantes matices, sino del inmenso repertorio de poses, muecas, caritas de ángel o revolcones enrabietados por el suelo, que sin duda hacen enloquecer a gran parte del público.

Acabó la primera parte del concierto con ”mientes” (y una no muy afortunada imitación de la voz de Jota) y finalmente con la voz de Santi en el tema “por qué no volvemos”. Pero como era de esperar, quedaba la traca final del concierto, y tal como se esperaba sucedió. Tras minutos de aplausos, y una ligera variación en el vestuario, apareció a solas en la oscuridad del escenario Guille Mostaza, para deleitarse y deleitarnos con la desgarradora “he vuelto”, que tuvo como continuación uno de esos momentos mágicos que siempre se dan en todos los conciertos, y que en los de ellos, siempre responde al nombre de “diferentes”, consiguiendo arrebatar gritos, bailes, y saltos desde que se escucha el famoso soniquete del comienzo de la canción.

Por último, y esta vez sin hacerse de rogar tanto, volvieron a aparecer todos sobre el escenario para resumir y reafirmarse en lo que habían venido a hacer en la exitosa velada madrileña: dejar un excepcional sabor de boca con sus nuevas canciones, despejando cualquier tipo de duda a cerca de cómo sonarían en directo (cosa que hicieron con “cerca”, una de sus mejores nuevas canciones) y hacer que como en todos sus conciertos, sus fans bailasen, se divirtiesen y disfrutasen de lo que supone un concierto de ellos, cosa que repitieron al despedirse de todos a través de “lo tomas o lo dejas”.

Gran y divertido concierto, que seguro repetirán muchas veces durante la próxima primavera y verano, haciendo felices a los asistentes de allá por donde vayan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien