Entrevistamos a Eduardo Briganty

El autor Eduardo Briganty ha confeccionado uno de los cancioneros más subyugantes de la temporada con Microgramas (El Muelle Records, 2018). Una estupenda amalgama de sonidos entre el postrock, los sonidos cinéticos cercanos a las suites de Hecker, y las abstracciones de William Basinski, o Ian William Graig. En Muzikalia hemos charlado un rato con él, y nos desvela sus inquietudes.

“Busco remover las tripas, y llevar al oyente a un estado emocional intenso”

Llevas mucho tiempo en la música, con un proyecto llamado MINIATURa., ¿no es así?

Llevo 20 años con el proyecto grabando maquetas y demás, y tengo trabajo discográfico grabado muy poco. Estoy acabando el nuevo trabajo discográfico. MINIATURa es mi proyecto, por así decirlo, pop-rock, y espero que siga existiendo durante mucho tiempo.

¿Habéis editado para algún sello?

Sí, editamos dos elepés y un ep con un sello de Tenerife El Hombre bala que es el sello que edita la música más interesante de rock alternativo o electrónica que se hace en Canarias. Tengo alguna conversación con algún sello, actualmente, para cuando tenga algo nuevo, y para mediados del año que viene espero sacar lo nuevo de MINIATURa que será un elepé.

Es una onda kraut, electronica más indie…

Sí, es dream pop, kraut, canción de autor, tuve la colaboración de Frank Rudow de Manta Ray, que colaboró en “La huida concéntrica” y le mola el rollo. A derivado en algo mas intimista; cuando empezamos era un rollo mas Sonic Youth, Pixies, que era lo que oía en ese momento, y ahora MINIATURa es algo mas personal, las letras son en castellano, no creo que llegue a la categoría de poesía pero intento que sea una lírica aceptable. Es formato pop-rock pero aliado con lo experimental. De hecho el proyecto nació como algo experimental con influencias del cine, que en Eduardo Briganty se mantiene con ese rollo cinético.

¿Cómo llegaste a contactar con El Muelle Records?

La idea era dar salida a estos temas de “Microgramas” que pueden tener 7 u 8 años, ya que eran descartes para los álbumes de MINIATURa, porque era música muy experimental que no encajaba en los discos de este proyecto. Tuve guardadas un buen montón de canciones que me parecían validas que eran pura electrónica experimental . Se lo dije a Pepo de El Muelle porque yo lo conocí a raíz del recopilatorio de Nick Cave que salió hasta reseñado en RDL (y se encuentra agotado), y a partir de ahí los empece a investigar porque me pareció un sello importante. Me di cuenta que era uno de los pocos sellos, junto al de David Cordero, y Nocturne Records y poco mas que podían editar mi música. Fue mandarles un par de temas y Pepo flipó, y me dijo “quiero editarte ya”. Fue un flechazo, y creí que era el sello adecuado, y Pepo me dijo que me currase algo ya que me lo editaba en vinilo, y la verdad es que tuve suerte.

A mí me parece uno de los mejores sellos que hay en este país apoyando la música mas arriesgada.

Sí, por los huevos que tienen sacando discos que sabes que no te va a sacar nadie, y con una calidad tremenda, y ademas van creciendo y teniendo difusión poco a poco. Y estoy encantadísimo con ellos.

¿“Microgramas” a qué hace referencia? ¿Qué tipo de narrativa aporta este título al disco?

“Microgramas” como estructura poética, es abandonar la voz y convertirse todo en abstracción y quería jugar con eso. Un micrograma es un poema y quería jugar con la ambigüedad esa, al desaparecer las letras, y en el fondo hay poesía pero sin letras. Jugar con la ambigüedad a través de poemas abstractos.

Tu música es muy cinemática…

Por supuesto, claro.

Constantemente vas creando imágenes…

Es la voluntad primera que tiene.

Mucha tangibilidad y fisicidad percibo también.

Es música sintética, pero es curioso cuando en las reseñas hablan de guitarras cuando son sintetizadores y viceversa. Eso me encanta de la música experimental y electrónica, que mucha gente no sabe lo que realmente está escuchando. En cuanto a lo cinematográfico, no es un proyecto conceptual, porque me lo han preguntado varias veces por eso te lo digo, aunque diferentes directores me han influenciado. Por ejemplo en MINIATURa había títulos de canciones de películas de Bergman o Pasolini, siempre había ese guiño al cine, y aquí, al ser instrumental, hay una vocación más de banda sonora, pero no busco que sea algo conceptual en cuanto a eso. “La Zona”, por ejemplo es un guiño a “Stalker” de Tarkovski, porque es una de mis películas favoritas, pero vamos, siempre habrá algún guiño a una película o un director. Pero Eduardo Briganty mama de los minimalistas , de La Monte Young, de Terry Riley, Conrad, y de lo nuevo de de gente como Hecker.

El marco de tu sonido es muy abstracto pero va emergiendo siempre una melodía.

Sí, es cierto. Busco la abstracción pero hay una búsqueda de melodía que va girando. Hago ambiente, sí, pero no me gusta calificarlo ambiente por ambiente, porque entiendo que la finalidad del ambient puede ser la de no molestar, de estar ahí, y con mi música quiero hipnotizar. El ambient es como un cajón de sastre genérico que inevitablemente se utiliza. El ambient puede fundirse con el propio entorno. Busco remover las tripas, y llevar al oyente a un estado emocional intenso.

Me gusta cómo juegas con los silencios, el espacio, es muy evocador. ¿Cómo consigues eso?

Es fundamental. En MINIATURa juego con el formato de canción, y aquí juego con conceptos que he ido trabajando años y años, y quería jugar con el tempo, la lentitud, porque para mí siempre es mas seductor que la velocidad, y poder mezclar eso con silencios que estén ahí, que se oigan, es ese el misterio. No era fácil, pero al final experimentando descubrí que era posible, porque para mí era fundamental dentro del noise. Creas espacios, y bueno, llámalo inspiración, o haber dado con mi cacharros pertinentes.

¿Eres consciente de que estas en tierra de nadie? Porque tienes ecos de postrock que pueden recordar a Labradford, Slint, o Ian Crause, y otras cosas que me recuerdan a las field recordings…No estas en el indie mas canónico ni en la vanguardia mas normativa.

Estoy en tierra de nadie, y tenía la sensación de que la gente te quiere encuadrar en un cajón. Por eso me gusta decir que es electrónica experimental, porque tiene toques de vanguardia en las que me he querido fijar. Y darle mi toque personal. Ni estoy en un lado ni en otro, con lo cual también me parece interesante., porque así no me encasillo muy rápido.

¿Cómo creas tus canciones? ¿Me recuerdan tus microgramas a lienzos en blanco que tú vas creando intuitivamente y oníricamente?

Tengo un componente onírico importantísimo, de eso se trata, que vueles…Me planteaba otro tipo de cacharros que con MINIATURa, es decir, parto de sintetizadores analógicos con los que experimento, parto de ideas muy aéreas, porque el disco es muy atmosférico, Las canciones las dejo por un tiempo, para luego madurarlas, las retomo, y se han alargado en el tiempo como te decía antes. Había algún tema que ha cambiado por completo porque he encontrado dos pedales nuevos, o he cogido la guitarra para que suene como un sintetizador. Hay mucha experimentación en la forma del componer, y la postproduccion también cuenta, pero la música es un proceso de ir probando cosas siempre.

Referencias que me viene a la cabeza: Ian Crause, Brian Eno, el minimalismo de La Monte Young, Laurie Spiegel…

Todas esas son músicas que me han influido porque son músicas que siempre vuelvo a ellas. Creo que es un disco de drone, y de musical minimalista.

Y el shoegaze…

De hecho en directo con este disco voy con bases eléctricas cargadas de fuzz y noise, un rollo Stars of the Lid.

Tú música es muy difusa, como inasible, parece que en cualquier momento las notas salen volando.

Esa falsa realidad que vas a tocar, o lo que te lleva la mente, y quería conseguir y parece que si. Era una cosa premeditada, que me gusta de otros artistas.

Me recuerda a las regresiones hypnagogigas…

Coño, sí, joder, me gustó, me parece muy acertado. Revolver tripas y cabezas, es una finalidad clara. Lllevarte a situaciones que resuelven conciencias.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Estoy viéndolas venir con el disco que parece que empieza a tener su calado, vendiendo cuatro discos, eso sí, ya sabes…ya sabes que las buenas criticas no va aparejada con las ventas. Estoy con la presentación en directo, ya tengo el set preparado, y en Tenerife en un festival experimental hice la única presentación hasta ahora. Temas nuevos y eso, no, porque estoy con ganas hacer una pequeña gira, porque el directo es una experiencia más potente que en MINIATURa, todo es a mucho volumen y mezclar electrónica con rock crea un sonido potente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.