Entrevistamos a Linda Guilala

Cuando Juniper Moon se separaron en 2005, Iván y Eva ya tenían claro que querían continuar con otro proyecto musical igualmente energético y eléctrico y nació Linda Guilala. Amantes del  cine japonés de ciencia ficción de los años 60 y 70, buscaban que esas ondas espaciales y los monstruos de otros universos fueran parte de la inspiración para ese nuevo grupo, así que adoptaron el nombre de un monstruo, Guilala (Girara en japonés), una especie de pájaro gigante con tres antenas que viaja en forma de espora encima de una nave desde Marte y, al llegar a la tierra, se hace gigante e intenta asolar el país nipón en “The X from Outer Space” (1967). De ahí la referencia nipona.

Ahora vienen con un recopilatorio, Espacio De Tiempo 2009-2019,   de la mano de la Elefant Records, la genial editorial que nunca decepciona. Y cuando les propuse una entrevista dijeron sí y aquí están las respuestas. Más apañaícos que son…

“Lo que más nos interesa son las excavaciones introspectivas, el tratar de sincerarnos con nosotros mismos”

Para los coleccionistas rememorar que Bucles Infinitos nunca tuvo su edición en vinilo. ¿qué creéis que aporta la música en ese formato?

Pues muchas cosas y en muchos aspectos. El diseño y la fabricación de discos de vinilo es un arte en sí mismo, desde las portadas al tipo de prensado. Todo y cuenta y todo se hace con todo el cariño para terminar obteniendo lo que ha pasado de ser un producto de consumo en masa a pequeñas obras de arte de colección.

Es totalmente comprensible que debido a un montón de factores las generaciones más jóvenes no conecten con el formato físico pero, para quienes crecimos y aprendimos en él, nos resulta imposible desconectar las manos de la emoción. Y la sensación de pinchar un disco por primera vez con la portada debajo del brazo es algo que no cambiaría por nada, por caro y poco práctico que pueda ser.

Me dijo hace un amigo que el indie ha sido poco empático con los problemas sociales a través de sus letras. Sin embargo me puso Linda Guilala como ejemplo de grupo que siempre ha usado su música para criticar cuestiones políticas, sociales y culturales de nuestra época. ¿estáis de acuerdo en ello? ¿es, realmente, el indie un estilo con letras pijostriskis.

Creo que nunca nos hemos pronunciado políticamente es una canción de manera explícita y tampoco creo que sea necesario. Es evidente nuestra posición, siempre lo ha sido, desde temas como “Nada nos va a importar”  escrito en la última crisis.  En general diría que lo que más nos interesa son las excavaciones introspectivas, el tratar de sincerarnos con nosotros mismos. Creemos que cuanto más personal es algo más universal termina siendo y conectando a más gente.

Respecto a la última pregunta, creo que generalizar es siempre un error. Hay en la península muy buenos letristas con canciones increíbles y un montón de mensajes increíbles entre líneas.

Para mí sois la referencia patria del punk-pop, con ruido e intensidad. Aunque he leído que seguís buscando vuestro camino ¿a qué os referís? ¿estáis dispuestos a  investigar y avanzar en otros terrenos musicales?

Claro, te sorprendería la cantidad de música que escuchamos y que no conectarías con el grupo. El día que dejemos de buscar estaremos muertos, no buscar es lo opuesto a estar en la música. La música es expansiva y mutante. Es maravilloso ser cada vez un poco más mayores, tener menos prejuicios y más ganas de conocer, experimentar y aprender.

 

En este Espacio De Tiempo, también vienen canciones de aquel maravilloso ep que llevó por título “paranormal”, por cierto, ya descatalogado. ¿qué recuerdo os trae esa época? Porque, al final, las canciones son eso; instantáneas que nos llevan a momentos concretos.

Confusa, yo estaba muy deprimido. Las letras, todo lo demás, el refugio en lo fantástico eran una forma de escapar de la realidad. Me gusta el Ep pero no el momento.

Linda Guilala sois una mezcla entre The Jesus And Mary Chain o Lush pero con rollete pop electrónico. ¿Es esa la intención o sale sin querer?

Supongo que en algún momento sí y dependiendo a quien se lo preguntes la combinación puede ser esa u otra parecida. Lo cierto es que en este momento estamos trabajando en material nuevo y, aunque continúa conectado, esa combinación ya no te vendría a la mente.

Por cierto, los hermanos Reid se llevaban como el perro y el gato, ¿cómo conseguís tener tan buen rollete? ¿la Vigo way of life?

Eva y yo somos pareja hace más de 15 años y trabajar con Mari es muy fácil, nos interesan las mismas cosas y compartimos la misma escala de valores. Supongo que simplemente todo fluye.

En 2014 editasteis “Xeristar”, y de él viene en este disco recopilatorio “Lo siento mucho”, “Chicas guapas (que van a trabajar en moto)” o  “Verano”. ¿Quién os iba  a decir que iba a ser premonitorio eso de “Este año no ha habido verano”? Porque las pintas van por ahí.

El verano es una puta mierda. Lo siento, tenía que decirlo.

“Es totalmente comprensible que debido a un montón de factores las generaciones más jóvenes no conecten con el formato físico pero, para quienes crecimos y aprendimos en él, nos resulta imposible desconectar las manos de la emoción”

También podremos disfrutar por primera vez de “éxodo”, la canción que hicisteis  para el “Ukelele kit project”. ¿en qué consistió ese proyecto? ¿y por qué decidisteis participar en algo así? No es, precisamente, un instrumento que suene mucho en vuestro catálogo.

Se trató de una experiencia artística en la que 12 artistas decoraban 12 ukeleles que eran entregados a 12 grupos que hacían las respectivas canciones y más tarde otros tantos directores rodaron los correspondientes videos. Todos los ruidos que suenan en la canción están producidos por un ukelele con un micro de contacto enchufando a pedales, ampli y todo lo demás, no hay guitarra.

Fue una experiencia muy agradable y la mejor prueba de que de la experimentación salen cosas interesantes. Alguna gente continúa cuestionando que sea un ukelele lo que suena.

Ya en 2016 tornasteis al lado My Bloody Valentine de la vida, con “Psiconáutica”, pero también se intuyen los Ride y hasta los Galaxie 500, ¿cómo de gastados tenéis los discos de esas bandas?

Mucho, la verdad, de algunos tenemos varias copias incluso.

 

¿Cuál es el truco para mantener las líneas melódicas inolvidables pero sin olvidar los discursos emocionales?

Realmente para nosotros son indivisibles, es lo que siempre buscamos, si no nos sale eso  lo desechamos.

En “Primavera negra”, 2018, ya hace aparición Mari, y a partir de ahí se conformáis la agrupación perfecta, ¿qué ha aportado ella a Linda Guilala? Venga, no os cortéis y tirar de piropos. O tirones de pelos, a ver…

Mari aportó la calma, estabilidad y compromiso que el grupo necesitaba, además de un punto de vista más dreampop, incluso dark o post punk en algunos momentos a nivel musical. Es maravilloso trabajar y viajar con ella, no vemos el momento de volver a girar.

Os he visto en directo y si vuestras canciones sirven para trotar como loco en medio del campo cuando hace de runner (sí, lo confieso, sois una de mis bandas banda sonora para patear el campo), en live sois la hostia. ¿cómo os preparáis para ser tan vibrantes y hacérnoslo pasar tan bien?

Nos gusta mucho el directo, hacemos las canciones pensando en el directo y trabajamos mucho para poder ser lo más efectivos posible con lo mínimo. Supongo que en el fondo continuamos teniendo cierto poso punk.

Si estos 10 años han sido de una genialidad mayestática, ¿cómo planteáis el futuro musical de Linda Guilala? ¿algún estilo que os gustaría tocar? ¿algún dueto soñado?

Nuestra mayor ambición es seguir haciendo canciones y dejar que el entorno nos deforme, no queremos permanecer estáticos mientras todo avanza. Es cierto que estamos con este recopilatorio ahora, pero también es verdad que no nos gusta demasiado mirar atrás; ha sido un placer con este disco, pero no nos vamos a regodear en ello, queremos mucho más.

“Espacio de tiempo (2009-2019)” es una obra para que nos entre pelusita a los fans, pero también para quiénes se quieran acercar al sonido brutal de Linda Guilala. Con unos añetes ya en el negocio del indie, ¿cómo veis el panorama? ¿sois de los agoreros de la música o de los que creéis que todo en la vida es avanzar, y también en lo musical?

Pues mira, voy a ser muy claro con esto respecto a lo del panorama; me da lo mismo, no me importa. Somos artistas independientes, eso significa que  lo que no hagamos nosotros va a quedarse sin hacer. Llevo años escuchando a la gente llorar o por una cosa o por otra. Creo que algunas veces pasamos más tiempo analizando, criticando y lamentando que trabajando y buscando soluciones. Nosotros somos más de trabajar y abrirnos camino como podamos. No esperamos que pase nada,  nadie va a salvar nada, todo va a cambiar porque siempre lo hace y lo mejor es ser una nave sin rumbo y dejarse llevar disfrutando de las vistas del viaje.

Gracias y nos vemos en los bares y en los conciertos. Larga vida a encuentros al final de la tercera fase.

Gracias a ti y un saludo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.