The Magnetic Fields – Quickies (Nonesuch Records/Warner)

Tras el desgaste mental y compositivo que tuvo que suponerle a Stephin Merrit la publicación de 50 Song Memoir hace tres años –efectivamente, 50 canciones- era previsible que su nueva entrega al frente de The Magnetic Fields fuera más liviana y/o contenida. Por eso cuando leí que su nuevo álbum iba a contener la friolera de 28 nuevos temas me llevé las manos a la cabeza pero todo tiene su explicación. Traducido literalmente al español Quickies, el título elegido para el disco, sería algo así como “rapiditos” aunque en este caso hace alusión a lo que popularmente llamamos echar un polvete y este es el concepto al que se agarra para montar su nueva obra. Cada canción de las 28 es un aquí te pillo aquí te mato y no solo por la duración, que también -el temas más largo se va a los 2:35 minutos-, sino por la propia forma en que las registra, con escasa instrumentación y alejada de los bizarrismos con los que de vez en cuando adorna sus composiciones, sonando fresco e inmediato, con canciones que no han pasado del esbozo, de su fase embrionaria.

Así, en este Quickies eminentemente acústico y esquemático donde Merrit comparte el protagonismo vocal con Claudia Gonson y Shirley Simms, el tracklist transcurre sin que nos demos cuenta de que van pasando las canciones y eso es una gran virtud pero también un defecto, porque el álbum se disfruta del tirón pero deja poco poso, sobre todo viniendo de quien viene. Si algo ha distinguido la carrera del señor Merrit hasta ahora ha sido su capacidad para hacer pequeños himnos domésticos con los mimbres más insospechados y en contextos donde uno no espera encontrarlos. Por eso, aunque nace premeditamente como una obra menor dadas las coordenadas artísticas a las que se ciñe, siempre esperas que la siguiente canción te vuele la cabeza y eso sucede con cuentagotas.

Temas como “The Biggest Tits in History”, “Love Gone Wrong”, “Kraftwerk in a Blackout”, “The Little Robot Girl” o el guasón single “(I Want to Join A) Biker Gang ”son bonitas píldoras pop, chispazos de inspiración que elevan el nivel de un disco con momentos realmente hermosos y divertidos, puro The Magnetic Fields musical y líricamente, pero que dudo que a larga nadie cuente entre lo mejor de su discografía. No es mal disco, en cualquier caso y sí una buena forma de pasar el rato ahora que empieza el calor y tenemos más tiempo libre. Como un polvete, vaya.

Escucha The Magnetic Fields – Quickies

Un comentario sobre “The Magnetic Fields – Quickies (Nonesuch Records/Warner)

  • el 25 Mayo, 2020 a las 8:08 am
    Permalink

    Un disco anecdótico, pero aún así, da gusto escuchar cualquier cosa nueva de Stephen Merrit

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.