Entrevistamos a Salvador Tóxico

Salvador Tóxico es el proyecto de Javier (Jota) Castellanos, músico, productor y compositor afincado en Madrid, junto a Chema Ruiz (ex El Canto del Loco) y Javier León Coria (productor de amplia trayectoria). Jota también ha formado parte de Algora y colaborado con bandas como Alborotador Gomasio o Capitán Sunrise y con artistas como Spunky o Yogurinha Borova. De ellos te hablamos hace ya unos años en nuestra sección 7 Minutos al Día, y desde entonces han sido una presencia habitual en Muzikalia, donde en los últimos meses hemos dado a conocer algunos de los anticipos de su último disco, Canciones de Laboratorio, finalmente autoeditado en 2020 a pesar de que se había anunciado que lo lanzaría Limbo Starr. Hemos hablado con Javi Castellanos de la trayectoria de la banda, y también por supuesto de este último trabajo publicado recientemente.

“Ahora mismo parece impensable una sala a reventar o un festival con miles de asistentes, pero quiero creer que volveremos a esa normalidad”

Como en todas las entrevistas en esta situación, me imagino que lo lógico es preguntaros cómo estáis, cómo estáis llevando el confinamiento y si vais viendo la luz al final del túnel.

Afortunadamente estamos bien. Esta situación nos genera mucha incertidumbre en todos los sentidos, pero si hablamos de salud, que es lo verdaderamente importante, estamos bien. Deseamos de todo corazón que salgamos de esta lo antes posible. Necesitamos abrazarnos y ver música en directo, entre otras cosas.

Es una situación extraña en la que parece frívolo preocuparse por otras cosas que no sea la salud, el número de muertos y afectados, pero me imagino que os habrá roto muchos planes artísticos. ¿Creéis que el negocio de la música va a salir muy tocado de esta crisis o conseguirá reinventarse de alguna manera como en otras ocasiones?

Creemos que conseguirá reinventarse, como viene haciendo estos últimos veinte años. Evidentemente se va a resentir o ya lo está haciendo, pero siempre habrá gente haciendo canciones y, a fin de cuentas, es la materia prima de todo este negocio. Volveremos a encontrar la forma y sobre todo, confiamos en que llegará el momento en el disfrutemos de los conciertos como siempre hemos hecho. De momento hemos tenido que cancelar 3 conciertos. Para grupos como nosotros, que no vivimos de esto, no es tanta catástrofe ya que seguimos amparados por las empresas para las que trabajamos o seguimos manteniendo los ingresos que teníamos antes de la pandemia. Yo personalmente creo que los que peor parte se están llevando, son esos grupos un poquito más arriba, que, a duras penas conseguían mantenerse con sus conciertos y esto los pone en una situación totalmente vulnerable y desamparada. Luego están los que lo petan, que afortunadamente tendrán algo más de margen si se han gestionado bien en los años previos.

¿Y para vosotros, los grupos y artistas? En los últimos años para la mayoría la principal fuente de ingresos llega de las actuaciones en directo, y parece que durante un tiempo será complicado que pueda haberlas, al menos tal como las hemos conocido.

En la respuesta anterior hablo un poco de esto. Es cierto, el poco o mucho dinero que se gana actualmente con la música, llega a través de los conciertos casi en su totalidad. Ahora mismo parece impensable una sala a reventar o un festival con miles de asistentes, pero quiero creer que volveremos a esa normalidad. Como decía también en la respuesta anterior… Nos reinventaremos, seguro, mientras conducimos de nuevo hacia aquella forma de disfrutar de la música en directo que amábamos. Rodeados de amigos.

Salvador Tóxico canciones portada

Habéis publicado recientemente, creo que ya en pleno estado de alarma, vuestro último álbum, Canciones de Laboratorio (Autoeditado, 2020). ¿Cómo se ha visto afectado el lanzamiento por la situación? Es curioso que hay informes que indican que las reproducciones por streaming han bajado, cuando lo lógico con todo el mundo en casa sería que hubiesen subido.

Editamos Canciones de Laboratorio el 6 de enero, pero es cierto que los vinilos nos llegaron cuando ya estábamos con el estado de alarma, así que, han estado guardados hasta justo estos días que estamos empezando a realizar los primeros envíos a tiendas y particulares. En nuestro caso, no creo que se haya visto afectado. Estrenamos a la vez que el disco, el videoclip de “El Gran Volcán”, canción en la que colabora con nosotros La Bien Querida (canción que en su momento apareció en nuestras Canciones de la Semana) y que elegimos como single de presentación. Lo estrenó Jenesaispop y tuvo una repercusión considerable para un grupo como nosotros. Hemos tenido alrededor de 12000 oyentes mensuales en Spotify los meses de enero y febrero, y eso para nosotros es un logro y un avance importante. No sabía que las reproducciones por streaming habían bajado. No tiene mucha lógica, no. Ojalá sea porque la gente ha decidido escuchar música en soportes físicos y/o discos enteros.

El disco se abre con “El Gran Volcán”, con la colaboración de La Bien Querida que has mencionado. También aparecen el grupo Nos Miran en “Laboratorio espacial”. Contadnos un poco cómo surgen ambas colaboraciones. ¿A través de Elefant, quizás?

No, Elefant no tiene nada que ver. Somos muy amigos de Sergio (Nos Miran) y solo tuvimos que proponérselo para que accedieran encantados (Laboratorio Espacial). Además de muy fans del grupo, compartimos muchas cosas. Javi León es el productor de los discos de Nos Miran y yo he tocado con él en numerosas ocasiones, con Capitán Sunrise. De estos últimos, también ha sido productor Javi León, concretamente del último disco de la banda, Dramas del Primer Mundo, donde se puede encontrar la colaboración de La Bien Querida en una de sus canciones (La Llamada Ganadora). Ahí surge la oportunidad de proponerle a Ana que cantara con nosotros en “El Gran Volcán”. Le mandamos la canción, le gustó y quedamos una tarde (deliciosa, por cierto) para grabar las voces.

 

El siguiente tema, “CsOH + H2” tiene un claro toque Family, en mi opinión. Nunca habéis ocultado que son una de vuestras referencias.

Sí, claro. “Un Soplo en el Corazón” es un disco que está en el corazón (valga la redundancia) de todos nosotros. Cualquier persona con un mínimo de gusto musical, le tiene especial cariño. Tampoco sé si es en esta canción donde más se nota nuestro amor por Family, pero si a ti te lo parece… Estupendo. 🙂

Me llama la atención las referencias a la Verbena de la Paloma, a Dinarama y a Raffaella Carrá. Además el tema se abre con un pequeño sampleo de su “En el amor todo es empezar”. ¿Es admiración, una crítica a la música que suena en los saraos populares, nostalgia?

Es admiración absoluta y nunca una crítica. Son temazos que suenan en las verbenas y que nos gustan, como tantos otros temas actuales. Vivo justo encima de donde se celebran las fiestas de La Paloma. Es totalmente autobiográfico que no soporto el calor y que las noches de las fiestas es imposible dormir, escuchando precisamente este tipo de canciones que tan buen rollo nos dan. El sampleo de “Explota explota que expló” nos venía al pelo para una canción que habla del estallido que se produce si mezclas agua y cesio.

Solía sacar malas notas en química, así que no estaría de más que aclararais el título de la canción, esa fórmula CsOH + H2. Aparte de su traducción literal, que ya has comentado en la pregunta anterior, ¿significa algo más?

Es una metáfora de lo que puede pasar si mezclas ciertos elementos, llevado a las relaciones personales. No recordaba esto de mi época de estudiante, obvio. Bicheando en Internet, que se aprende mucho.

En “Serpiente terciopelo” se ven otras de vuestras referencias, como Nacho Vegas, Elliott Smith y yo añadiría al leonés Fabián – más aún en “La llave universal” –, a quien me recuerda esa fragilidad, ese ligero temblor de voz, esa sensibilidad, también en las letras. También a un grupo que no sé si conocéis, The Clientele.

No eres el único que ha mencionado esas referencias con este disco. No son los artistas a los que más seguimos, pero claro que somos fans de Nacho Vegas o Elliott Smith. A The Clientele nos los he escuchado. Sé que existen, pero no he encontrado el momento. En cualquier caso, es un honor que alguien pueda acordarse de gente como la que mencionas al escuchar Canciones de Laboratorio. Entiendo esa similitud en cuanto al tipo de voz, frágil y rota.

 

Vuestras letras tienen un toque poético y no siempre resultan claras, directas. Ahí radica también su belleza. En todo caso queda claro que las relaciones personales están en vuestro punto de mira. Relaciones afectivas, relaciones fallidas, relaciones que parecen estar extinguiéndose… ¿Es más fácil escribir sobre la pena que sobre la alegría?

En mi caso podría decir que sí. No es premeditado ni tampoco quiere decir que sea un hombre triste. De hecho, me considero un tío afortunado en muchos aspectos. Es verdad que ese sentimiento de pérdida, tristeza o melancolía son los que me sientan a escribir y los que más me inspiran. Al final hablo de sensaciones, sentimientos e historias por las que todo el mundo pasa. El final de una relación, un sentimiento no recíproco, un encuentro sexual… y cosas como el paso del tiempo y de la vida en general. Esos son, principalmente, los motivos con los que arranco, aunque siempre hay una parte de ficción. De todas formas, en este disco hay letras claramente optimistas como “La Llave Universal”. Creo que es la canción más positiva de Salvador Tóxico.

“Tritón” me recuerda a la Odisea, a las aventuras de Ulises, no solo por sus referencias mitológicas sino también por ese delicioso sabor a viaje, no sé si a éxodo, a correrías en búsqueda de lugares, de sensaciones. ¿Teníais algo de esto en mente al componerla?

En realidad esta canción es un encargo que me hizo Yogurinha Borova y que está incluida en su disco “Poliamor”. Me pidió que hablara de Tritón, el dios griego, y que hubiera un marinero que se enamorara de él. A partir de ahí, hice la canción. Después, los amigos y la gente cercana a mi, me decían que esa canción quedaría muy bien también con mi voz. Ese es el motivo por el que le pedí permiso a Yogurinha para incluirla en nuestro repertorio. La versión de nuestro disco es prácticamente igual, excepto la batería, que volvimos a recrearla con sonidos distintos y el bajo que lo grabó Chema (en la original había un bajo electrónico).

Salvador Tóxico es un trío en el que cada uno de sus componentes atesora experiencias propias, en solitario o en otros grupos, también en la composición y la producción. ¿Qué aporta cada uno al grupo? ¿Cómo se consigue la simbiosis entre personalidades y gustos supongo que ya consolidados para dar forma a un disco con un estilo tan coherente como este? Me imagino que el tiempo que ya lleváis juntos es decisivo en ese sentido.

En realidad, este disco ha sido concebido de forma muy similar a los anteriores. Es decir, lo grabo yo en casa casi en su totalidad. La diferencia ha sido que los bajos los ha grabado Chema y que las voces y la mezcla las hemos hecho en el estudio de Javi León. Con todo lo que eso conlleva: algún arreglo nuevo que no existía, algún cambio de estructura, ideas nuevas que se quedan, otras que se desechan…

Digamos que Chema es el más loco y genial proponiendo cosas, Javi es el que mantiene el equilibrio y el que más experiencia tiene como productor, pero la verdad es que yo llevo el puzzle prácticamente acabado. Por lo menos así ha sido con este disco, aunque muchas cosas han cambiado en estos meses y es muy probable que lo nuevo se gestione de otra manera, o en gran parte. Seguramente tampoco seamos solo los tres sino que Paco (el guitarra que llevamos en directo) también tenga cosas que decir, ya que forma parte del equipo. Ten en cuenta, que es un proyecto que nace como un proyecto en solitario al que se han ido sumando Javi y Chema conforme han ido apareciendo. Antes ensayaba/ensayábamos en casa porque no llevábamos batería en directo y además hacía/hacíamos muchos acústicos. Ahora tenemos un local de ensayo y eso abre mil posibilidades distintas para trabajar. Estoy convencido de que lo próximo va a ser mucho más de todos, porque ya están aquí, porque confío plenamente en lo que tengan que decir y porque son las personas adecuadas. Es su grupo.

También hay que decir que llevar adelante un grupo que se autoedita, requiere de muchas labores que no son estrictamente musicales y eso también es una labor que hacemos los tres (a Paco todavía no lo hemos metido en esos marrones). Chema, Javi y Paco son los mejores compañeros de grupo y amigos que uno puede desear. Lo digo de corazón.

Al final hablo de sensaciones, sentimientos e historias por las que todo el mundo pasa.

En la nota de prensa leo que las canciones estaban compuestas y grabadas a finales de 2018. ¿Por qué habéis tardado tanto en lanzar el álbum? ¿Lo teníais planificado de esa manera?

Sí, en noviembre de 2018 lo teníamos terminado, aunque la colaboración con La Bien Querida se grabó en marzo de 2019. Estuvimos mirando la posibilidad de autoeditarlo, de intentar que saliera con algún sello. En ese sentido yo he sido el más impaciente, ya que una vez terminado me quemaba en las manos. Pasamos varios meses mandándolo a discográficas y a promotoras. En mayo de 2019, Limbo Starr se interesó por el disco y a partir de ahí los tiempos fueron los que ellos nos marcaron. Querían que el disco saliera en enero de 2020 y respetamos su decisión, faltaría más. Luego en diciembre se echaron para atrás y veinte días después lo autoeditamos nosotros, así que digamos que haber tardado tanto, no ha dependido únicamente de nosotros.

Pero ya está aquí… ¡Y hay que disfrutarlo! 🙂

Esas gracias a Bowie que dais en la misma nota de prensa… Explicaos, ¿cuál ha sido su importancia en vuestras vidas, en vuestra forma de entender la música? Aparentemente no sería la primera influencia musical en la que uno pensaría al escucharos.

Creo que Bowie es imprescindible para entender la música de la segunda mitad del siglo XX y será referente para muchas generaciones venideras. Puede que en nuestra música no se refleje esa devoción por él, pero es uno de nuestros artistas favoritos. A lo mejor se notan más otras influencias, pero son influencias influenciadas por él. Todos los músicos, de una u otra manera, bebemos de Bowie. A mi personalmente, me parece una vida casi mágica, extraterrestre o divina. La forma en que cerró su vida parece casi un cuento. Cuando días después de su muerte pudimos ver el vídeo de “Lazarus”, todo quedó cerrado. Era una despedida. Todo Black Star lo era. Somos de la escuela de Bowie y Lou Reed, aunque nos fijemos más en algunos de sus alumnos… jeje

Os preguntaría por los planes de Salvador Tóxico para los futuros meses, pero creo que nadie sabe lo que podremos hacer o no en el futuro inmediato.

Bueno, en principio lo que más se va a resentir son los conciertos, pero tenemos cositas que todavía no os vamos a contar hasta que no estén cerradas. Seguiremos generando contenido de una u otra manera y, además, ya tenemos los vinilos preparados para salir de casa. Podréis encontrarlos a partir de estos días en tiendas de discos de todo el país y también los mandamos nosotros por correo. Todo lo demás os lo iremos contando y esperamos que en Muzikalia os hagáis eco de lo que ocurra.

Puedes seguir a Salvador Tóxico en redes sociales:

Facebook
Instagram
Twitter

Y puedes escuchar Canciones de Laboratorio, su último disco, en su página de Bandcamp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.