Germán Carrascosa y La Alegría Del Barrio – Caballito EP (Caballito Records)

Los pamplonicas Bananas -grupo en el que formó parte nuestro personaje- fueron una banda sin suerte; de esas hay muchas me dirán, pero la cosa esta jodida de verdad si tanta visceralidad, romanticismo, actitud y talento desgranado en canciones de no más de minuto y medio pasaran tan inadvertidas en su momento. No, Bananas no eran indie, eran otra cosa y cabría escribir ese otro “manual de los 90 tarde o temprano. Hace unos años, “Hazlo Girar”, (Grabaciones Grabofónicas, 2013) reunía todos los temas de la banda repartidos en ediciones autogestionadas, y nos pusimos a bailar con el zumbido turbio de unas canciones sexys y divertidas como fueron en su día las de The Cramps, Country Teasers, Phil Spector o Pussy Galore. Crema de la buena.

Este es el tercer disco de Germán Carrascosa Y La Alegría Del Barrio, un ep estupendo titulado “Caballito Ep” (Caballito Records, 2019) -el navarro tenía otro proyecto llamado La Otra Gloria que grabaron un disco- que me lleva loco. En la portada aparece un Germán sobre fondo azul en plan Satán, y el trazo nervioso de las letras sobreimpresionadas recuerdan a la serie z y a The Cramps. Puto amor por lo trash.

Las canciones son una explosión de vitalidad. Odas al imaginario infantil del circo, pero un circo muy surrealista, que me recuerda al credo popular de El Niño Gusano en “El Circo (Mis Cosas Favoritas)”, con unos arreglos de vientos que disparan la tonada por los aires como fuegos de artificio. Neil Hagerty y la No Wave juntas en un cobertizo.

El rock correoso herencia The Feelies y Los Enemigos de “Líos, Líos, Líos” está matizado por los coros de Verónica Eguaras, y la gran labor a las baquetas de Txema Maraví.

Una guitarra surfera mece la macabra escena de amor de “Duerme Amigo”, una viñeta de atardeceres, rostros ajados, muerte, y putrefacción. Me la imagino cantada por las Vainica Doble y me da un respingo de emoción.

The Gun Club se alían con ellos en una tonada de añoranzas de amores pasados a ritmo de perros mariachis, y acaba el festín con la maravillosa “Primo De La Frontera”: ritmos cenagosos, blues grasiento, sonidos oblicuos, jazz arábigo, sabor a tierra mojada. Peligro inminente.

Escucha Germán Carrascosa y La Alegría Del Barrio – Caballito EP

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.