Guitarricadelafuente: ¿Quién ha dicho que los millennials no saben hacer rumba?

No son pocos los artículos que tachan a los millennials como una generación basada en la indiferencia y el egoísmo. Que tienen todos los derechos posibles y ninguna obligación. Una generación que muestra una falta de vinculación con su pasado, o, que las únicas ideas que son capaces de crear están relacionadas con las redes sociales. Lo que no entienden es que la sociedad se mueve, creándose y expresándose con ideas nuevas y de formas distintas (y sí, utilizamos el pasado como una forma de referencia). Si una sociedad muestra los mismos elementos culturales en 2019 que en 1979 algo se está haciendo mal. Por suerte, cantantes como Guitarricadelafuente son los ejemplos claros de una generación que sabe renovarse, crear algo nuevo a partir de elementos culturales del pasado.

Álvaro Lafuente, con su guitarra como bandolera, les demuestra a todos esos nostálgicos que para hablar de música hay que hacerlo con sentimiento, haciendo de la poesía, como cantaba Paco Ibañez, “un arma cargada de futuro”. Guitarricadelafuente nos muestra un sonido en ocasiones difícil de categorizar, desde rumba a folk pasando por pop o indie con ritmos aflamencados. Pero es que muchas veces no hace falta tener que clasificar y encuadrar todo: su música es de verdad, con verdad.

Guitarrica se ha convertido en uno de los cantantes de mayor peso en el panorama nacional. Con tan solo 21 años muchos de sus temas superan el millón de visualizaciones en las plataformas digitales. Sin necesidad de grandes discográficas y reconocidos productores ha sabido conquistar el corazón y el oído de miles de oyentes. Porque como dice su canción “Abc”; hace falta valor, no hace falta dinero.

 

Canciones como “Guantanamera” huyen de los decorosos arreglos musicales, rompe con los moldes de tendencias musicales de nuestra época y nos sorprende con un sonido desnudo de guitarra. Una letra cargada de nostalgia y añoranza, una reivindicación de todos esos pueblos de la España vaciada donde la vida se siente de otra forma. Otro tema que nos cautiva, tanto por su forma como por su fondo, es “Agua y mezcal” Solo le hace falta una guitarra, un cajón y su característica voz rasgada para mostrarnos una mezcla muy bien acompasada de pasado y presente.

Muchas veces el puro arte se encuentra a la vista de todos y no somos capaces de verlo. Álvaro, sin buscarlo, se ha convertido el representante de la banda sonora de toda una generación, demostrando como todavía se puede hacer música desde la sencillez y ser capaz de triunfar.  Fuerza, talento, libertad y baile para demostrar que los millennials también saben hacer música.

Guitarricadelafuente 02

Guitarricadelafuente en redes sociales:

Instagram

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.