Ian McCulloch – Slideling (Spin Art)

Hablar de Ian McCulloch para mí es renunciar a la objetividad. Quizá porque en mi opinión su figura es comparable a la de coetáneos como Morrissey, Michael Stipe o Robert Smith o quizá por su ya tercer disco al margen de Echo & Bunnymen vuelve a estar plagado de esas canciones mágicas llenas de brillantes estribillos melancólicos que tantos años llevan entre nosotros.

Nadie puede negar que la reciente resurrección junto a Will Sergeant al frente de los Bunnymen ha supuesto uno de los episodios más admirables de los últimos años, algo que no se han cansado de repetir tanto desde la prensa especializada como desde la propia industria musical. Ahora, mientras su banda sigue en activo suponemos preparando el cuarto trabajo de su nueva etapa (décimo sin contamos toda su carrera), y quizá para calmar un exceso compositivo McCulloch nos ofrece su ya tercer trabajo como solista.

Slideling aún siendo un disco en solitario del artista de Liverpool, se acerca más al último sonido de su banda que a sus anteriores aventuras. Es decir, que aún careciendo de las guitarras cristalinas –made in Sergeant– parece más una continuación de Flowers (01) que de su discreto Mysterio (92) o del genial Candeland (89) . Un trabajo en el que han colaborado miembros de Coldplay y que contiene un buen puñado de piezas memorables: “Love In Veins” y “Playgrounds And City Parks” abren el disco con la fuerza de los clásicos de antaño, “Seasons” y “Another Train” convinan la fragilidad de la privilegiada voz del artista con los estribillos más contagiosos, “High Wires” aporta guitarras rockistas… y así hasta 11 piezas que disfrutaremos por su belleza sin pretensiones, por formar parte de un disco hecho simplemente por placer de hacerlo.

Slideling es un plato obligatorio para los amantes del pop preciosista, facturado por un artista que a pesar de que ya no tiene nada que demostrar, mantiene intacta una lucidez y un buen hacer que ya quisieran para sí muchos de sus compañeros de generación y muchos artistas con veinte años menos que él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien