James Yuill – A movement in a Storm (Moshi Moshi)

A James Yuill le ha quedado un disco bonito y amable. “Give you away” es un tema de synth pop ochentero al más puro estilo Depeche Mode que entra bien y se tararea mejor. “Sing me a song” es una preciosa canción de indietrónica que lo mismo podría haber salido de las cabezas de Postal Service. Y ”First in line” es un tema bailable de los que cuesta quitarse el estribillo de la cabeza. 

Este Movement in a storm, segundo trabajo del británico, está compuesto por diez temas que se mueven entre el folk, la indietrónica y el pop bailable de sintetizadores de los ochenta, una combinación que, utilizada con el buen gusto que demuestra tener Yuill, conduce a un trabajo resultón, entretenido y muy agradable. Hedonista, si no fuera por su melancólica voz y moviéndose por el lado más elegante de la música de baile, evitando el petardeo y la zafiedad, aunque sin olvidarse de unas dosis de diversión contenida.

Puede parecer que tal vez Yuill intenta embutir demasiados estilos en demasiado poco espacio, generando un poco de confusión al incrustar temas completamente folk (como “Foreing Shore” con su acústica tristona) entre ritmos techno pensados para quemar zapatillas. Pero el aire lánguido de todo el disco hace que no desentonen, que sean más como remansos de paz entre pequeños torbellinos.

Es un disco encantador, sí, pero también es verdad que es tan bonito como poco original, tan amable como falto de personalidad. Todos los temas tienen siempre ese aire a algo que ya has escuchado antes, a amalgama demasiado obvia, desde los ritmos hasta las melodías. Pero si alguno se está preguntando “¿y qué si no es original?” que se tire de cabeza a por él, porque se trata de un disco realmente bonito y realmente amable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.