La Costa Brava (Homenaje a Sergio Algora) – Balcón de las Músicas de la Expo (Zaragoza)

La banda astur-aragonesa tenía reservada la fecha del diez de septiembre para actuar en la Expo. Sin embargo dos meses antes, un desagradable escalofrío recorría nuestro cuerpo al conocer la tristísima noticia del fallecimiento de Sergio Algora, uno de sus fundadores. Nos dejaba una de las mentes más inquietas, privilegiadas, complejas y admiradas que haya dado el territorio nacional, con un talento plasmado en artículos, libros, poemas y por supuesto canciones firmadas con sus diferentes bandas, comenzando en los inmortales El Niño Gusano, continuando en Muy Poca Gente y desde hace años en la propia Costa Brava. Los componentes de ésta última, Fran Fernández, Ricardo Vicente y Enrique Moreno, decidieron mantener la cita prevista en la ciudad natal de Sergio para convertir el concierto en la despedida oficial del grupo, así como en un sencillo y sobre todo sentido homenaje al genio, ante amigos y seguidores, y contando con la presencia de invitados especiales y antiguos compañeros de formación del zaragozano. El Balcón de las Músicas de la Expo se quedó pequeño para la celebración ya que, a pesar del crespón negro colocado en el lateral del escenario, todo se planificó como una enorme fiesta, muy del gusto del desaparecido escritor.

El concierto comenzó con la presencia de Roberto de Grande-Marlaska interpretando “Dos Ostras”, uno de los temas que Sergio bordaba en directo, mientras que el siempre hiperactivo Sergio Vinadé (Tachenko y ex Niño Gusano) hizo lo propio en una inolvidable “Mi Última Mujer”. Forzosamente la emoción comenzaba a fluir. El mismo Ricardo puso la voz en la gloriosa “Natasha Kampush (Hazme una Perdida)” y se repartió con Fran “Justicia Poética”.

No faltaron algunos de las mejores temas firmados por el asturiano, caso de “Natalia Berbeke”, “Olímpicos” o “Hazte Camarera”, turnándose en los instrumentos viejos cómplices como Andrés Perruca, Eloy Cases o Rafa Domínguez entre otros. Willy (Pigmy y ex Carrots) cedió su mimada voz en la emocionante “Mujeres y Días”, adaptando brillantemente el tema. La anunciada presencia de Marc de Sidonie al final no pudo hacerse efectiva, así que Dani –Da- Garuz, compañero en Muy Poca Gente y presente en casi toda la trayectoria de La Costa Brava, se apropió del micrófono en la genial versión del “Nada me Importa” de Los Módulos.

En principio la organización había programado una duración de cuarenta y cinco minutos que terminó alargándose en media hora adicional, con total complicidad entre músicos y público. Aún quedaba el bis con la exitosa “Adoro a las Pijas de mi Ciudad” y una (habitual en las primeras actuaciones de la formación) versión de “La Vida sigue Igual” de Julio Iglesias, todo aderezado con la invasión del escenario por parte de los invitados, lanzando confeti entre el público, con abrazos, sentimiento, copas y diversión, junto a los recuerdos del añorado cantante. Sus particulares bailes, su impecable ironía, sus gestos sobre el escenario… y la sensación de que cualquier día, al doblar la esquina de la calle Espoz y Mina, allí estará. Zaragoza jamás podrá olvidar al Hombre Bombilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien