La Estrella De David – Consagración (Sonido Muchacho)

Hay gente con un talento especial para combinar en los títulos ironía y brillantez. Manos de Topo se llevan la palma con El primero era mejor, título de su segundo álbum, pero David Rodríguez no le va a la zaga. Pleno de sarcasmo, su tercer disco como La Estrella de David lleva por nombre Consagración y aunque, seguro, tire de retranca –en la portada aparece una ilustración con el propio David bajando la basura; muy en serio no se toma a sí mismo- debería suponer su consagración real a nivel musical. Porque sin perder ese aire destartalado y un tanto freak que caracteriza su aventura musical en solitario, el de Sant Feliú ha escrito sus mejores canciones desde que diera carpetazo a Beef y ha dado con la tecla en cuanto a producción, cantando mejor que nunca y empaquetando sus hits lo-fi con un envoltorio mucho más lujoso, menos deslavazado de lo que nos tenía acostumbrados.

El disco arranca perezoso con “Me ha parecido que estaba en mi cabeza” a dúo con La Bien Querida, minimalismo de ritmos retorcidos y atmósfera sombría que abre el paso a “Cariño”, anti-single de electrónica casera y atmosférica que seduce desde la primera escucha, una extraña canción de amor que plasma casi todas las virtudes del álbum, entre ellas unas letras donde el tema sentimental es el eje principal pero tratado desde enfoques bizarros, delirantes y brillantes. Buena muestra de ello es “Noches de blanco satán” –otro título a tener en cuenta- que parece el reverso de “7 días juntos” y supone otro de los picos de Consagración.

Más momentos destacables son “La canción protesta”, funkoide y bailonga, con un bajo omnipresente y texto hilarante cortesía de Luis Troquel, la delicada “Erosky”, las atmósferas oníricas de “Sonia” o “Amor sin fin” que cierra el disco de manera calmada, demostrando que también puede manejarse con soltura y solvencia en registros más convencionales. Para quien ya conectase con el universo davidiano de sus dos anteriores trabajos Consagración resulta de escucha obligada, porque supera en prácticamente todo a aquellos. Para el resto, quizá sea el momento de acercarse a este músico en estado de gracia al que, quizás a su pesar, deberíamos tomar más en serio.

Escucha: La Estrella De David – Consagración

Un comentario sobre “La Estrella De David – Consagración (Sonido Muchacho)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.