Mark Olson & Gary Louris – Ready For The Flood (New West / Mastertrack)

Casi 15 años después de su última grabación juntos, obviando algún cameo en sus discos en solitario, Mark Olson y Gary Louris vuelven por fin a entregarnos un trabajo conjunto. Con la producción de Chris Robinson (Black Crowes), en Ready for the flood (New West / Mastertrack, 2009) nos reencontramos felizmente con las armonías vocales que caracterizaban a los mejores Jayhawks: los de mediados de la década de los 90, cuando desde un estilo casi marginal como el country alternativo fueron elevados al status de herederos de los Byrds, los Flying Burrito Brothers, Gram Parsons y demás mitos del country rock.

Sin embargo, si se afronta la escucha de este disco con el corazón a 120, anhelando que sea la esperadísima continuación a Tomorrow the green grass (1995), se corre el riesgo de sufrir una especie de coitus interruptus, porque es evidente que no lo es. Para empezar todo el protagonismo se lo llevan las guitarras y las voces, como queriendo recalcar que no estamos ante un nuevo disco de los Jayhawks, sino que son ellos dos nada más, dos amigos con su guitarra al cuello que, tras un largo periodo de desavenencias, quedan para tocar algunas canciones y tomarse unas cervezas. De hecho más o menos es así como compusieron la mayoría de las canciones, cara a cara con sus guitarras y sin florituras. Ese espíritu casi amateur del disco queda reflejado en el sonido básico, en el ambiente casero, en el aire a primera toma que se respira en muchas ocasiones a lo largo de toda la grabación. A pesar de todo hay algunos (escasos) momentos de alegría y desmelene, como en “Chamberlain, SD”, donde la armónica de Chris Robinson ayuda a recordar viejos tiempos, o en los solos de guitarra de “Bloody hands”.

Así pues, lo que nos ofrecen Louris y Olson en este disco es, principalmente, un tratado de folk añejo, desnudo, que en lugar de recordarnos a los mencionados Byrds o Burritos, nos hace evocar al Dylan acústico, al Drake más melódico, e incluso a los Simon & Garfunkel más puros y menos barrocos (los de “Kathy’s song” o “April come she will”, por ejemplo). Cierto es que también hay algún desliz peligroso que los acerca al soft pop de Bread, pero se les perdona rápidamente al escuchar “Kick the wood”, “The Rose Society” o la maravillosa “Bicycle”, para mí a la altura de cualquier canción de su etapa anterior.

Ready for the flood es el disco de dos colegas que aparentemente han recuperado su amistad, de dos voces que se necesitan y por tanto se encuentran condenadas a buscarse y complementarse, de dos guitarras que juntas dibujan acordes imposibles en el aire, de la esperanza de un disco con los Jayhawks al completo en un futuro…pero sobre todo es una colección de agradables canciones que se pueden disfrutar sin darle más vueltas al glorioso pasado ni al incierto futuro. Es, como decía un famoso DJ de los 60, “lo que está pasando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.