Nina Simone – Fodder On My Wings (A Verve/Ume)

Hace unos meses nos topamos con la noticia de que Fodder On My Wings, uno de los discos más difíciles de encontrar en la carrera de Nina Simone sería reeditado en breve. Pues ese “en breve” ya es ahora. Para los que somos seguidores de la “High Priestess of Soul” es todo un lujo poder toparnos nuevamente con esta edición, que sale también en vinilo. Albricias, algo genial para la cuarentena..

Fue grabado después de trasladarse a Francia en 1982 durante un momento de soledad particular y cuando su salud mental andaba ya de aquella manera. En el estudio, se le unió una sección de trompeta y ritmo compuesta por músicos africanos franceses, así como cantantes de respaldo y un organista. Simone produjo el álbum pagado de su propio bolsillo.

Es parte de sus trabajos posteriores, y puede considerarse junto a Baltimore (1978) como uno de sus mejores logros de ese período. Pero no por ello podemos dejar de considerarlo bastante oscuro. En él encontramos los temas más introspectivos y personales de La Simone. Contiene canciones sobre la muerte de su padre y su estancia en Liberia, Trinidad y Suiza, no muy agradables por cierto. Existe cierta confusión sobre el título real del álbum pues la canción con casi el mismo título en el álbum se titula “Fodder in her Wings” cambiando la on por el her. Ella sabrá.

Su presencia en el escenario era voraz, con una voz de contrabajo y utilizando el silencio intencional como elemento musical han dotado de una personalidad y una mitología mayúscula a esta Dama. Su interpretación, muchas veces improvisada, pasaba por el góspel, blues, jazz y folk, mientras combinaba el estilo de Bach y su repertorio de clásicos como Chopin, Liszt, Rachmaninoff. Además comenzó a utilizar sus shows como plataforma de denuncia de las injusticias que estaban cometiendo los estadounidenses blancos contra los de ascendencia afroamericana. Nina Simone siempre fue una fuerza de la naturaleza, una mujer controversial, una que dio la batalla, y esta reedición nos la vuelve a presentar tal que así..

Abre el mismo “I sing just to know than i´m alive” en cuya letra se da bienvenida en Trinidad, refiriéndolo como su país de origen. La siguiente, “Fooder in her wings”, la más parecida al título del álbum, narra su huida a países de todo el mundo, nombrándolos uno por uno. “Il ya un baume à Gilead” es un track puramente africano. Cuando llega “Liberian Calypso” nos topamos con una Nina que nos suelta una experiencia en Liberia, donde fue a una discoteca y se alegró tanto de la música que escuchó que bailó en las mesas desnuda durante horas. “Le peuple en Suisse”, es su canto a Suiza, aunque no es un laudo pues habla de que encontró a la gente en Suiza muy vacía y sin amor. “Alone Again Naturally” la escribió Gilbert O’Sullivan, pero le cambió la letra, para insertar lo que vivió cuando la muerte de su padre en octubre del 72. En la pista adicional “Stop”, Simone expresa su disgusto por la canción ” Send in the Clowns “. Será reconocida por la magnífica portada realizada por Gabriel Jarnier.

El álbum fue grabado originalmente para un pequeño sello discográfico francés y solo ha estado disponible esporádicamente desde su lanzamiento inicial. Ya tenemos aquí la reedición a través de Verve / UMe, y contiene tres pistas adicionales de las sesiones de grabación originales. Aquí lo tienen, escúchenlo.

Escucha Nina Simone – Fodder On My Wings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.