Niños Mutantes – Mil Disparos EP (Astro Discos)

Tras el interesante Sol de invierno, los granadinos Niños Mutantes tomaron la decisión de grabar y editar las canciones a medida que las fueran componiendo. Una idea que recupera un espíritu de la música mucho más espontáneo, menos forzado, y que nos permitió, el año pasado, disfrutar del mejor tema compuesto jamás por Niños Mutantes, “Las Horas Perdidas”. Y ahora pongo un punto y aparte.

Todo lo que hice fue una tontería/ tan grande que llegué a creer en la Astrología/ y en la fuerza del movimiento de estrellas/ en el firmamento/ en las cuchillas de afeitar de tus besos/ Radiante de suciedad/ manchada de viento/ No hay nada mejor que hacer que perder el tiempo.

Una canción que daba nombre, además, al primer E. P. (ya casi descatalogado), surgido con esta idea.

Ahora nos llega el segundo, Mil Disparos, con una portada tan bonita como Las Horas perdidas, en rojo y negro. Las coincidencias entre ambas grabaciones se notan, además, en la grabación (también incluye tres temas como el primero y también está masterizado por el ahora omnipresente José María Rosillo), y en la temática de las letras: sentimientos que deshacen la mente y el corazón, el ventrículo que palpita y revienta, problemas de identidad personal…y, atención a la novedad en “Emperador Jorge III” , un intento (que no sé por qué, pero me rompe el esquema del conjunto), de crítica al poder.

La canción que abre el E.P. “Fuego al corazón”, es un bonito y pegadizo tema pop, con la marca propia de Niños Mutantes, aunque el sonido es más oscuro de lo habitual, más intenso. Y eso gusta. “Emperador Jorge II” suena a los Strokes más descafeinados. Ni la letra ni la melodía son acertadas. Pero “En autobús”, la mejor de las tres, es una canción inteligente y honesta, de ésas que harán que vuelvas a dar al play en cuanto termine. Además, la voz de Juan Alberto alcanza registros más agudos, ganando en matices y en emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.