Opatov (Sala La Bastida) Igualada, Barcelona 27-10-18

Dentro de nuestra península, cuando se trata de visionar y escuchar a los más deslumbrantes combos psicodélicos en directo, una apuesta más que segura y convincente para los adeptos a este género resulta, sin duda, Opatov, de los cuales habíamos tratado ya en Muzikalia, hace muy pocas fechas.

El muy sorprendente quinteto de Cerdanyola del Vallés demostró sus muchas virtudes en la Sala La Bastida de Igualada (Barcelona), uno de los emplazamientos de su gira donde han presentado, en vivo, su nuevo disco Botánica Oculta.

Con una fija imagen de fondo de la robot femenina de la película expresionista alemana Metrópolis (1927), el grupo inició la colorista y plácida hipnosis de todos los oyentes allí presentes, a través de sus novedosas canciones como “Crab House” o “Southern Comfort”, entre otros de sus humeantes pasteles.

El hecho de que además del vocalista principal Carlos Cruz, también cantasen los dos guitarristas Juan Sensio y Dani Álvarez, provocó una alternancia de tres voces realmente atractiva, estética y sabia por parte de la avezada banda catalana; secundado todo ello por las majestuosas vibraciones de sus sintetizadores. Por otro lado, el eficaz y ordenado batería, Víctor Casado, cubrió la retaguardia a todo el edificio ácido de la formación, inmersa la misma en sus espaciales y extensos “tour de force” interpretativos.

También el propio Carlos, en una especie de paréntesis, fabricó un giro inesperado al tocar y cantar una melodía del nuevo LP, donde él mismo intérprete, explicó al público, que se trataba de un “tema oculto” a juego con el título del propio trabajo, recién lanzado. En dicha ejecución, sus compañeros de banda detuvieron su actividad por un instante y el citado Cruz ejecutó el enigmático corte, prácticamente, en solitario.

Para el final, dejamos al bajista Josep Peris, el cual cuando ejerció también de trompetista, el tiempo pareció paralizarse atónito ante ese emocionante sonido que destiló y es que las notas de este mismo instrumento de viento envolvieron y ensimismaron, maravillosamente, a toda la Sala La Bastida. Incluso las luces de distintos tonos que iluminaban las paredes, parecían permanecer atentas a la magia psicotrópica del propio Peris en sus relajantes y deliciosos solos trompeteros, donde insisto que nadie de la concurrencia pareció querer perderse este amable manto sonoro, como si nada más existiese en aquel momento. En mi opinión, es este mismo uno de los hechiceros efectos que más diferencia a los virtuosos Opatov de otros combos españoles que practican este tipo de música.

Otro de los puntos álgidos del propio concierto fue cuando los cinco fenómenos abordaron algunos de los antiguos temas de su opera prima, Bacán (2015), además de su single “Can’t Move” (2016) con sus habituales voces distorsionadas, como si unos niños pequeños y traviesos estuvieran emitiendo lejanos cantos cautivadores, los cuales pusieran a todo el mundo en jaque mate, dentro de un tablero de ajedrez sónico. Resumiendo: su estudiada labor de estudio fue inmaculadamente trasladada al escenario igualadino, sin la más mínima fisura. Garantizado.

Después de descubrirles un servidor, por vez primera, en el Festival de Benicassim 2015, donde actuaron alojados en un autobús, ahora en el “live” 2018 de Igualada, me convencieron, otra vez, de sobra y demostraron el porqué de su valía y que se hallaran en boca de tanta gente desde hace 3 años, dentro de la escena nacional. Desde Muzikalia, les deseo mucha fortuna a Opatov en su gran instante de retorno.

Foto: Txus Iglesias

2 comentarios sobre “Opatov (Sala La Bastida) Igualada, Barcelona 27-10-18

  • el 31 Octubre, 2018 a las 11:12 pm
    Permalink

    Gracias a Txus Iglesias por recordarnos con entusiasmo la presencia de esta banda realmente original en nuestro panorama musical. Que tengan mucho recorrido y la proyección que sin duda se merecen.

    Respuesta
  • el 1 Noviembre, 2018 a las 12:41 am
    Permalink

    Gracias a ti, Xavi, por el comentario hacia mi crónica del concierto de los estupendos Opatov. Un saludo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.