Polock – Getting Down From The Trees (Mushroom Pillow)

Ya está, ya lo hemos hecho. Alguien se ha colado en los laboratorios de Londres, ha encontrado la fórmula del hype, ha combinado sus elementos y ha deslizado unas gotas en las coca-colas de cinco chicos de Valencia. Y así es como en un espacio de tiempo relativamente corto, y con solo un EP en circulación, Polock han pasado de ser unos semidesconocidos a sonar en todas las radios y estar en todas las tiendas. La afortunada sinergia entre la banday una de las ilustradoras jóvenes del momento ha hecho el resto.

Ahora lo que toca es escucharles. No suenan nada mal, la verdad; de hecho, suenan muy bien. Y no hay que ser un estudioso de la música para darse cuenta de dónde provienen las dos principales variables de la fórmula Polock. En los stands de las tiendas niponas lo anuncian sin ningún tipo de rubor para atraer al personal: “Phoenix + Strokes”; el disco es más de los primeros, el EP de los segundos, pero da igual.
Yo soy más del EP. El tipo de música mucho más pulida que hay en el disco, incluida la revisión de las cinco canciones del EP, me conduce a la dispersión; no consigo concentrarme en una sola, me suena todo a una canción larguísima. Si tuviera que destacar algún tema de cabeza no sabría unir melodía y título de más de dos o tres (“Nice to meet you”, “Not so well”); suenan todos tan rematadamente bien que a gente como yo, acustumbrado a lo rugoso, tanto terciopelo se le pasa volando.

Pero bueno, al final Getting Down From The Trees es un disco con una colección de canciones que suenan muy bien. Supongo que de eso es de lo que se trata. Eso sí, los pasos que den estos chicos a partir de ahora serán los que definan dónde hay que colocarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.