Pulp: 25 años de Different Class, la cima del britpop

Pulp lanzó su álbum seminal Different Class al mundo un 30 de octubre de 1995. La que consideramos verdadera cima del britpop, si es que realmente tuviéramos que meterles en ese saco que tan mal ha envejecido hoy en día; porque soy de quienes les considera un caso aparte. Lo cierto es que el disco era más sofisticado de lo que nunca Blur pudo soñar, contenía melodías tan infalibles como las de Oasis y en su lírica, Jarvis Cocker se mostraba en estado de gracia riéndose de una sociedad británica que por entonces olía a naftalina.

Y es que en 1995 Gran Bretaña vivía una transición cultural. El gobierno conservador llevaba en el poder dieciséis años y el laborismo acechaba. Musicalmente, salvo excepciones, la industria norteamericana seguía como patrón dominante. El shock del suicidio de Kurt Cobain aún coleaba y el indie británico de los 80 había mutado en algo extraño desde la eclosión del acid house, la creciente popularidad de New Order y esas bandas de guitarras asomadas a la pista de baile como eran Primal Scream, The Soup Dragons, The Stone Roses, Happy Mondays y demás.

El britpop, género inventado por la prensa musical de la época para recuperar el cetro de la escena, había ido asomando la patita con los antes mencionados Blur y Oasis, aunque a la vez llegaban otros, como Pulp, los grandísimos Suede, o nimiedades ya olvidadas tipo Menswear. Bandas ancladas en los 70 y el embrujo de BowieRoxy Music como excusa para traernos sórdidas historias de dormitorio y glam andrógino. La verdadera perla de esta nueva raza (con permiso de Brett Anderson) venía de Sheffield y era el icónico Jarvis Cocker cuya banda, ya veterana por entonces, dio una sacudida a su discurso en búsqueda del éxito masivo, apoyado en su colección de canciones más sólida hasta la fecha.

 

Ya venían avisando con el fantástico His ‘n’ Hers de 1994 con temazos como “Babies”, “Razzmatazz”, “Lipgloss” o “Do You Remember the First Time?” y con unos arrolladores directos que no hacían sino aumentar su popularidad. En verano de 1995 habían lanzado el primer adelanto del disco, “Common People”, la canción que les hizo inmortales, cuya historia sobre la “gente común” plagada de humor, patetismo y glamour a partes iguales, les colocó en la parrilla de salida para conquistar el mundo. Esa pieza inspirada en una compañera de clase extranjera de familia acomodada que se enamora de un chico de familia obrera que como el cantante recuerda: “Son mis memorias sobre una chica que conocí en la universidad. Ella quería ir y vivir en Hackney y estar con la gente común. Ella era de un entorno pudiente, y ahí estaba yo, explicándole que nunca funcionaría (…). Una vez que tuve la temática en mi cabeza, fue muy fácil de escribir”. El impulso que supuso este single y su aparición en Glastonbury ese verano fue el espaldarazo definitivo para su despegue, que remató la salida del LP.

 

“Common People” es un himno generacional, una canción innovadora que cambiaría la vida de la banda, pero había mucho más que escuchar en Different Class, que aún hoy 25 años después de su publicación, suena tan fresco y vital como entonces. Cocker demostraba su destreza para la escritura sobresaliendo sobre el resto; Morrissey llevaba 15 años contando tristes historias encerrado en su dormitorio, Damon Albarn parecía obsesionado con Ray Davies y Oasis con fusilar (con gusto) todo lo posible a The Bealtes, pero él sin despeinar su flequillo era capaz de afilar su pluma y revelarse como el letrista más brillante del momento. Ese que podía cantarle al amor adolescente perdido ya desde la treintena con frases tan recordadas como “¿Qué vas a hacer el domingo, nena? ¿Te gustaría venir a conocerme, tal vez? Incluso puedes traer a tu bebé” y crear otro hit inmortal como “Disco 2000”, que hasta el propio Nick Cave versionó.

 

 

 

La variedad de temas y estilos que Different Class tocaba en sus canciones nos dejaba momentos tan recordados como ese homenaje a la cultura rave que es “Sorted for E’s & Wizz”, un clásico instantáneo con hilarantes frases para el recuerdo como esa “Madre, nunca podré volver a casa, porque parece que he dejado una parte importante de mi cerebro en algún lugar de un campo en Hampshire”. Y aún encontrábamos más cosas geniales, como la también festiva “Morning Mornig o ese himno a la ruptura y a la soledad que es la obra maestra llamada “Live Bed Show”, cuya versión traducida dejamos a continuación para que vuelvan a recordar la habilidad de este tipo para contarnos en una canción las miserias del ser humano.

 

El amor estaba presente en momentos también brillantes como “Something Changed” y temas como “Underwear” anticiparían los universos sórdidos que explorarían en su siguiente y también genial nueva entrega, This Is Hardcore (1998). Capítulo aparte podría ser otra genialidad contada como “F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E.” que permitían una interpretación en directo memorable.

 

Different Class es una cima creativa con conciencia de clase, que se ríe del capitalismo y desbordaba belleza partiendo de lo más mundano. Una obra en la que sumergirse cada cierto tiempo es una obligación.

Recuérdalo una vez más:

7 comentarios sobre “Pulp: 25 años de Different Class, la cima del britpop

  • el 30 Octubre, 2020 a las 8:37 am
    Permalink

    Nunca me había parado a leer con tanto detenimiento la letra de live bed show que habéis puesto. Tengo que decir: madre!!! Muchas veces nos encanta una canción, su melodía y tampoco reparamos demasiado en lo que cuenta

    Respuesta
  • el 30 Octubre, 2020 a las 11:02 am
    Permalink

    Suscribo cada letra de este artículo. Una maravilla de álbum.

    Respuesta
  • el 30 Octubre, 2020 a las 11:23 am
    Permalink

    Un disco grandioso. Me habéis echo ponérmelo ahora mismo y todo

    Respuesta
  • el 30 Octubre, 2020 a las 7:20 pm
    Permalink

    Common People fue otra de las canciones que quemamos en el garito “b-52” de Malaga. Este grupo nos lo enseño Ivan que era Dj. en Jacks Daniels, otro bar referente a este tipo de musica, pero fue el disco anterior con la cacion “Babies”. Teniamos un cliente ingles que flipaba con este grupo. Un tipo de unos 40 años que solo se meneaba con este grupo y alguno mas. Excelente reportaje. 😉

    Respuesta
  • el 31 Octubre, 2020 a las 10:33 am
    Permalink

    Un disco donde los dos singles son las canciones de Umberto Tozzi y Mecano reversionadas no es que tenga mucho mérito.

    Comparar estas canciones con Country House, The Universal, Stereotypes, Charmless man, Wonderwall, Don’t look back in anger o champagne supernova me parece demasiado atrevido.

    En fin, un artículo para fans de Pulp.

    Respuesta
    • el 31 Octubre, 2020 a las 6:22 pm
      Permalink

      Estás totalmente equivocado, soy nunca he sido fan de Pulp pero este disco es junto a What’ts the story lo mejor de los 90

  • el 31 Octubre, 2020 a las 1:33 pm
    Permalink

    Muy buen artículo felicidades Manuel Pinazo, gran disco de necesaria escucha de forma periódica.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.