Reptile Youth

Nuestro primer álbum fue un ejercicio de experimentación

El dúo danés Reptile Youth se presenta con ganas de quemar la pista de baile con Reptile Youth (2012) como principal arma de fuego.
Con reminiscencias a esos grupos que plagaron la escena NY a principios de la anterior década a base de ritmos rock bailables (Radio 4, The Rapture, Yeah Yeah Yeahs), la pareja formada por Mads Damsgaard Kristiansen y Esben Valløe recetará su habitual dosis de adrenalina al público español este verano. Será en el Santander Music Festival el 2 de agosto y el 3 en el Arenal Sound.
 
Para buena parte del público español es la primera vez que Reptile Youth aparece en sus vidas. Contarnos como nació el dúo, como os conocisteis y ese tipo de cosas de las que ya estaréis cansados de que os pregunten.
 
La primera vez que vi a Esben estaba haciendo un concierto solo en un edificio okupado. Era electrónica y toda la experiencia fue como estar viendo una performance muy extraña. Fue muy intrigante y muy diferente de la música que yo hacía en ese momento. Unas semanas después nos volvimos a encontrar y le comenté la posibilidad de hacer una canción juntos. Pasaron unas semanas más e hicimos nuestra primera canción. Era “Speeddance”.
 
Vuestro sonido es tremendamente heterogéneo, con pinceladas de post-punk, pop, electro, sintetizadores, soul y muchos más. ¿Podría ser esto peligroso para definiros como banda, creando un sonido algo disperso?
 
Nuestro primer álbum fue un ejercicio de experimentación. Decidimos que en vez de seguir dogmas nosotros queríamos mantener un proceso completamente abierto. Flotar con cualquier idea que surgiera y ver cómo nos tocaba. Aprendimos mucho del proceso y tuvimos grandes desafíos. De alguna manera se hace más difícil para uno mismo no seguir reglas. Al menos así lo sentíamos de esa manera.
 
¿Tuvisteis siempre la idea de crear música de baile? ¿Fue vuestra primera intención cuando nació el grupo?
 
No  la verdad. Más que un género se trata más bien en no pensar en las cosas. Fue un proceso donde se traba de liberar todos nuestros pensamientos y encontrar una manera de tomar decisiones basados en sentimientos e intuiciones en vez de seguir la lógica y el pensamiento. Generalmente en la música, el arte, la vida, pienso que debemos dejar escapar todas nuestras ideas y pensamientos de la lógica y encontrar una manera de liberar la intuición. La verdad es que tu intuición te conoce de mejor manera que tus pensamientos. Es tu intuición la que conduce la manera de expresarse y crear algo realmente interesante.
 
Una de vuestras marcas de identidad es ese bajo ruidoso que provoca gran intensidad. ¿Creéis que es la clave de vuestro sonido?
 
Esben tiene una gran pasión por las líneas de bajo y él hace todo eso. Sí, yo creo que es la clave de nuestro sonido porque él es la clave de quién somos nosotros.
 
¿Dónde nacen esas raíces punk? He estado viendo algunos directos en internet y vuestros conciertos parecen una locura.
 
Es sólo algo que hay. No es algo en lo que piense. La forma en la que hacemos nuestros directos es solo algo que está ahí. Lo siento pero no puedo darte una respuesta mejor pero es como si preguntas a alguien de donde viene su sonrisa.
 

 
 He leído en un par de sitios la comparación entre vuestro grupo y la escena NYC en lo relativo a la escena dance-punk De hecho hay gente que piensa que vosotros sois de allí. ¿Cómo os sentís con esto?
 
La nacionalidad es un concepto extraño para mí. Tú, yo y todo el mundo estamos hechos de la misma química y no hay fronteras en un mapa que puedan hacer esto diferente. De verdad no creo que la piense de donde somos o si somos integrantes de una escena o de otra. Hacemos música que refleja cómo somos en un momento específico y esto cambiará según nosotros cambiemos.
 
¿Qué pueden esperar los espectadores españoles de vuestro directo?
 
Una explosión de emociones.
 
“Speedance” es un clarísimo hit. Esa clase de canción que hace arde la pista de baile. ¿Cómo creasteis la canción? ¿De dónde vino?
 
Como dije fue la primera canción que hicimos. La melodía apareció un día de camino a casa del piso de unos amigos. Un par de días después quedé con Esben e hicimos una demo en crudo. Y después de esto me tomó más de un año escribir el resto de canciones del álbum.
 
Vosotros sois daneses pero vuestra discográfica es alemana. ¿No hay suficiente interés en vuestro país por la música que hacéis?
 
(Risas) Yo en realidad no sabía que teníamos una discográfica online. Me imagino que alguien en Alemania pensó que lo necesitábamos y nadie lo hizo en Dinamarca.
 
La explosión del indie-dance apareció a principio de los 00s. ¿Pensáis que la gente sigue interesada en este sonido?
 
Para mí la música no puede ser guardada en cajas. Si toca a la gente, toca a la gente y si no, es que no.
 
¿Qué hay acerca de vuestro siguiente álbum? ¿Estáis trabajando en ello o es demasiado temprano? No sé si queréis avanzar algo.
 
Hemos empezado a grabarlo pero no podemos revelar demasiado. Podemos decir que va  a haber mucha diferencia respecto al primero.
 
Y la última pregunta. Como grupo que hacéis música de baile o música para ser bailada. ¿Qué pensáis del último trabajo de Daft Punk? ¿Alcanza vuestras expectativas?
 
Para ser honesto todavía no lo he escuchado. Todo el tiempo en el que no he estado tocando en directo en los últimos meses o bien he estado escribiendo canciones o grabando con el estudio con la banda.
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.