Sen Senra – Sensaciones (Sonido Muchacho)

Podría decir sin miedo a equivocarme que si hay una ciudad en España donde el cielo y el infierno se juntan es Vigo. Una ciudad diferente, o la amas o la odias. No hay más. Calles estrechas, bares abarrotados, fábricas abandonas, cuestas empinadas, rincones espectaculares y la mejor playa del mundo; o todo o nada. La ciudad de los lunes al sol y de los viernes en el barrio de Churruca. Eso es Vigo. Un joven poeta vigués llamado Defreds decía Siempre me he preguntado la razón por la que las personas que se van sienten morriña y terminan volviendo. Pero cuando la recorres lo entiendo.

Una de las mejores cosas que tiene esta ciudad es su respeto por la música. Allí se siente y se vive. Desde el folclore tradicional a nuevos grupos callejeros que te sacan una sonrisa cuando caminas. Atrás quedaron los versos de German Coppini que decían malos tiempos para la lírica. Últimamente, estamos viviendo una muy buena época para ser melómano. Frente a las listas comerciales y prefabricadas, a lo largo y ancho del país, están surgiendo nuevos cantantes de gran calidad e imaginación. Y Vigo, en particular, y Galicia, en general, son una fuente inagotable de creatividad; desde Baiuca a Novedades Carminha, pasando por Poetarras o Blanco Palamera. Esta región no deja de darnos alegrías musicales. Diferentes registros, todos ellos dotados de un hacer propio, donde nos demuestran la gran originalidad del movimiento musical que sacude el noroeste del país.

Los viernes de mayo en Vigo son toda una aventura, y más si es finales ese mes. El microclima empieza hacer de las suyas y no es raro encontrarte con días totalmente veraniegos. Recuerdo que salir de trabajar se convertía en la oportunidad para ir a pasar la tarde a la playa de Samil, o, si te arriesgabas un poco más, cogerte el ferri hasta Cangas. Uno de esos viernes fue el día que descubrí a Sen Senra. Camino hacia el muelle me topé con su disco, The Art of Self-Presure. Sus calidades melodías y su característica voz me conquistó, me atrapó. Este joven artista derrochaba carisma. Solo era cuestión de tiempo de que su música se expandiera como la luz de una supernova. Y así fue. En la primavera del 2018 nos presentó su hit “Nos dará alas”, una balada con ecos de post punk y reminiscencias de sonidos urbanos. Ese fue el primer disparo, tan certero como la letra de la canción “Por muy larga que sea la espera, no pierdas el tiempo con cualquiera… y a quien te quiera de verdad, quiérelo más”.

Más de un año tuvo que pasar desde el lanzamiento de esta canción para poder vislumbrar su nuevo disco titulado Sensaciones (Sonido Muchacho, 2019). La espera se hizo larga, pero ha merecido la pena. Dicen que lo bueno tarda en llegar y este álbum es el fiel reflejo de este dicho popular. Con tan solo veintitrés años, Christian Senra, nombre real de Sen Senra, nos presenta un disco audaz, producido por Anxo Ferreira y editado por Sonido Muchacho.

Un artista con ganas de comerse la escena y con la calidad para hacerlo tras su primer disco del 2015, titulado Permanet Vacation, y el ya mencionado The Art of Self – Presure del 2017. Este nuevo álbum supone un salto tanto en sonido como en imagen. Su aprendizaje y viraje estilístico han dado lugar a Sensaciones, un disco que vio la luz a finales del 2019 mostrándonos una amplia gama de registros sonoros que van desde el soul contemporáneo, a un moderno R&B, pasando por los sonidos de la escena urbana y sin dejar atrás el toque pop. Todo esto, expresado en catorce canciones mostrándonos sutiles versos, personales y potentes. Para demostrarnos el sentir de la juventud, nuestros miedos y fracasos, nuestras aspiraciones y sueños.

El disco comienza con “Tienes Reservado el cielo”, una introducción musical hipnótica a la par que oscura y reflexiva. Un comienzo donde la letra posee un mayor peso que la música, la voz del artista nos atrae de forma peculiar gracias a un sonido robótico muy similar al que nos presentó James Blake en “Lindisfarme I” o los propios Derby Motoreta´s Burrito Kachimba en “KBMD”. Tras adentrarnos en su mundo, el músico vigués nos sorprende con el sencillo “No me sueltes más”. Una de las mejores píldoras de este disco, una canción donde nos muestra sus poderosos falsetes y una incursión al terreno del R&B, muy utilizado en nuestro territorio por algunos artistas de la escena urbana como es el caso de Rels B o Maikel Delacalle.

En el caso de “RRIINNGG”, sobresale un poderoso bajo muy reforzado con sonidos synthwave. Tras el interludio que nos ofrece “86.400”, se nos presenta la mejor canción del disco “Ya no te hago falta”, un hit en formato balada que se convierte en la mejor definición del artista. Mediante un sonido cálido nos presenta una letra llena de desamor, la aceptación de una ruptura de pareja. La luz en las sombras, que también sabe expresar audiovisualmente en el videoclip creado por Jean Lafleur. Otra de las canciones que marcan tendencia es “Como el fuego”, un tema de fuerte contenido melancólico representado en tonos de soul, con una marcada guitarra eléctrica que va cogiendo fuerza según van pasando los segundos.

Sen Senra, en este disco, nos muestra su pureza, un disco introspectivo y personal que le representa y nos representa. Un desnudo integral donde la pureza sería la mejor definición. Al igual que ocurre con la ciudad de Vigo, ya solo depende de ti, que le ames o le odies. Porque una cosa esta clara, indiferente no te va a dejar.

Escucha Sen Senra – Sensaciones

Un comentario sobre “Sen Senra – Sensaciones (Sonido Muchacho)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.