Single – Hola (Elefant Records)

Una vez leí en una entrevista a Ibon Errazkin decir que las melodías que le gustaban eran aquellas que permanecían flotando, como creando tejidos nebulosos en la mente del oyente. El pop que se construye a partir de patrones fijos e inamovibles, que no se permite licencias para pervertir el sentido de su lenguaje, es como si permaneciera apresado en una cadena de montaje, o algo parecido.

Single son maestros en el arte del pop que nace de entre los intersticios de la canción; maestros de alzar majestuosos pináculos armónicos sobre la base de un silencio inesperado, un giro argumental, una nota que se pierde entre el normativo esquema que reza que el pop debe ser melodía y estribillo, o el tono elegante y hasta cierto punto exótico de declamar de Teresa Iturroiz que entona con elegancia, y prudente distanciamiento, para que el oyente siempre se sienta abrigado por su voz, y a la vez el sonido fluya y respire en su progresión y rupturas rítmicas.

Calidez, elegancia y heterodoxia se conjuran de nuevo en el quinto disco del dúo donostiarra, cuyo título es un lacónico Hola (Elefant, 2020) del todo descriptivo y sensual en gran parte por la bella portada de Javier Aramburu, en el que se juega con desplazar la mitología griega hacia el marco conceptual del pop. Plasticidad en tonos verdosos que conecta a la naturaleza con el empoderamiento y la sensualidad femenina.

La instrumental “Hola” abre el disco con cadencias de musical europeo, de esos en los que los personajes dialogan cantando como los personajes de Jacques Demy. Parajes de ensueño azulados tejen la serpenteante “Pegaso” (“llévame a ver mi primer mundo azul/ Yo lo soñé y lo habitas tú”), y en el sencillo de adelanto, “El Roce”, apuestan por una balada de amores en edad adulta en donde se apresan los instantes.

El silencio, una guitarra arpegiada, y cambios de ritmo recrean las polaroids en sepia de “Madrugada Belle Époque”; ecos a Lee Hazlewood y a Brigitte Fontaine se funden en el sortilegio de los recuerdos de camaradería de la preciosa “Marta, Quimi Y Yo” con el piano de Antonio Galvañ.

Llegamos al ecuador del disco. “Hola, Soy Dafne” es un retablo mitológico a ritmo de bolero a lo Solid Space y enlaza con la miniatura de “Un Beso” en donde los actores principales susurran fuera de plano “Un beso me basta, más dame diez mil”.

El barroquismo pop de “El Sueño” es un sentido homenaje a Eva Solex -a la que dedican el elepé-, mientras que “Canción Para Hombres Grandes” es, según los protagonistas, una oda al género masculino, y Teresa la canta como si de una Violeta Parra feriante se tratase. Cierran este maravilloso cancionero con la versión de “A Las Seis” (original de José Y Manuel) al compás del piano de Genís Segarra y demuestran de nuevo la enorme habilidad que tienen para hacer suyas las canciones ajenas.

Escucha Single – Hola

2 comentarios sobre “Single – Hola (Elefant Records)

  • el 14 Febrero, 2020 a las 9:39 am
    Permalink

    Precioso disco, vinilo encargado. Una música a la altura de sus inconfundibles portadas de Aramburu

    Respuesta
  • el 14 Febrero, 2020 a las 2:24 pm
    Permalink

    gran disco, pero este “mas” creo que no lleva tilde (si sustituye a “sin embargo”):
    “Un beso me basta, más dame diez mil”

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.