Souvenir

La gente a la que le gusta los Smiths y nunca se ha preocupado de averiguar qué dicen las letras, se está perdiendo la mitad de la película

Souvenir vienen de Pamplona, y tal vez la cercanía geográfica a la tierra de Françoise Hardy y de Dominique A les haya proporcionado esa maravillosa sensibilidad para hacer canciones POP, más bailable o menos, más acústico o menos, pero siempre emotivo, sencillo y si más pretensiones que disfrutar con lo que hacen.

Sobre su nuevo disco, “Points de Suspension”, y sobre otras muchas cosas, habló con nosotros el compositor del grupo J’aime Cristóbal.

Para empezar, ¿cuántos miembros componen actualmente Souvenir?, porque para grabar el disco os han ayudado varios músicos, pero ¿cuál es la formación oficial de Souvenir?.
Ahora mismo somos cinco personas: Javier Barbería en la batería, Germán Carrascosa en el bajo, J»aime Cristóbal (o sea yo) guitarra, Aitor Martínez trompeta y también teclados y la voz de Patricia de la Fuente.

Para defender dignamente este disco en directo era necesaria, como mínimo, esa formación. Especialmente la trompeta ha cobrado una importancia en nuestro directo que la hace completamente imprescindible.

Vamos ya a hablar de vuestro trabajo, porque realmente merece la pena; por lo visto (y leído) hasta la fecha, «Points de suspension» está teniendo una gran acogida, al menos por parte de la prensa, ¿verdad?.
Sí, así es. Estamos muy contentos. Además, no deja de suponer una cierta sensación de alivio, porque después de grabar un disco y oír las canciones tantas veces verdaderamente pierdes la perspectiva de todo en su conjunto, y acabas dudando incluso de si el resultado ha sido bueno. Por eso en cuanto empiezan las primeras impresiones -tanto de la prensa como de la gente de a pie- si son positivas te hacen recuperar un poco la fe en el disco, por así decirlo. También el éxito está siéndolo de público -al menos a nivel »indie»-, porque las ventas están yendo mejor que con el disco anterior.

¿Era esto algo previsible tras el éxito del mini L.P. con el que debutasteis hace un año, o por el contrario os sorprende?; en cualquier caso, aunque no fuese previsible al cien por cien, suponemos que tendríais unas expectativas muy importantes de cara a este trabajo, ¿verdad?.
Sí, no os voy a engañar. Teníamos y tenemos bastantes expectativas de cara a este disco. Hemos puesto mucho más de nosotros mismos en él… todos -incluida la compañía- hemos hecho un esfuerzo mucho mayor, así que esperamos un resultado aún mejor, como es lógico. De momento estamos muy contentos.

Con la escucha del disco se percibe una sensación de tranquilidad, de relajación, son canciones sencillas, directas, y MUY BONITAS, es un disco que entra muy bien, pero si profundizamos un poco y nos fijamos en las letras, ¿qué es lo que tratáis de transmitir con ellas?.
Siempre hemos sido defensores de »la canción» como una suma de la música y la letra. En algunos casos la una podrá tener más importancia que la otra, y en otros, al revés, es algo difícil de calcular. Pero lo que está claro es que la letra es algo fundamental, aunque mucha gente no le presta atención o no le interesa, no hablo ya de Souvenir sino de la música en general. La gente a la que le gusta los Smiths, por poner un ejemplo, y nunca se ha preocupado de averiguar qué dicen las letras, creo que se está perdiendo la mitad de la película. Es una pena, y además conduce a un concepto erróneo de lo que en realidad es la música popular.

Lo que nosotros intentamos transmitir es algo muy modesto y muy simple. Tan sólo pequeños esbozos de historias o inquietudes personales, cosas que nos pasan, que nos afectan por alguna razón. En otros casos, son simples piezas narrativas ficticias. O el simple esbozo de un personaje. Pero siempre con la esperanza de que podrán transmitir algo al oyente, que quizá lo percibirá alterado desde su propia experiencia, es decir, lo interpretará a su manera y le dirá algo de sí mismo. En fin, quizá es mucho suponer, pero por el »feedback» que hemos recibido de bastantes »fans», sabemos que en muchos casos es efectivamente así.

El hecho de que haya ese contraste entre la dulzura de algunas de las melodías y el contenido más cáustico de las letras, es un efecto de oposición perfectamente buscado. No con el objetivo particular de demostrar a quien no se suele fijar en las letras que no es oro todo lo que reluce, aunque la verdad es que viene muy bien también para eso. En fin, nos importa mucho el mensaje, por parco que pueda ser -ya se sabe que una canción de pop tampoco da para mucho explayarse. Por esa razón introdujimos el »link» con las letras traducidas al castellano en el disco.

Entonces parece un poco contradictorio que intentéis decir tanto y luego no cantéis en castellano, ¿no?.
Bueno, es que… ¡somos un grupo que canta en francés! No creo que eso sea un obstáculo insalvable para nadie. Por si acaso, facilitamos las traducciones. Obviamente, si cantáramos en castellano nos haríamos entender más fácilmente, pero eso sí, sólo en España. Cualquier idioma te puede limitar, en el fondo.

Entonces, ¿Cantáis en francés premeditadamente, o porque es lo que os sale directamente?.
Fue una idea premeditada, claro. Nos lo propusimos. Obviamente, era necesario que al menos la cantante y quien hace las canciones supiésemos francés. Superada esa primera premisa, nuestra intención era recuperar un idioma que dota al pop de un color muy especial y que en nuestra opinión, había caído en un cierto desuso.

A la hora de componer, ¿cuál suele ser el método que seguís?, ¿primero va la música y luego le ponéis una letra, van de forma paralela?…
Lo normal es que la música surja primero, aunque suelo tomar notas con ideas que se me van ocurriendo, o con simples títulos.

Además de los Go-Betweens (como certificáis con la versión de «Spring Rain»), ¿qué otras influencias musicales (tanto pasado como presente) comparten todos los miembros de Souvenir?, ¿cuáles son los discos actuales que más estáis escuchando?
Influencias, muchísimas. Las esenciales, el pop y la música negra de los 60, el pop de los 80, la música surf, el country, cierta música de baile… en el fondo todo aquel género que ofrezca canciones que merezcan la pena.

Discos actuales… el disco de debut de Alizée, grupos como The Lilac Time, Fantastic Something… también la reedición en CD de ‘Something/Anything’ de Todd Rundgren.

¿Y para cuando una gira de presentación a nivel nacional (Asturias está tan cerca de Pamplona que podíais acercaros por aquí un fin de semana de estos)? ¿os veremos en algún festival este verano?
Es posible que actuemos en algún festival de los ‘importantes’ este verano, de hecho ya tenemos confirmado Benicàssim. La gira de presentación se está reduciendo a unos pocos conciertos en sitios muy seleccionados, porque es difícil encontrar dónde tocar con unas condiciones mínimamente dignas.

¿Cómo es eso de tocar en condiciones dignas?, ¿a qué te refieres?. Hombre, todos sabemos que el circuito independiente es muy reducido, tiene muy pocas salas… pero ¿pero como para no organizar 12 o 14 conciertos?
Igual parece extraño, pero si pidiésemos un »caché» mínimo para cubrir los gastos de un concierto (alquiler de un vehículo, gasolina, peajes si los hay, alojamiento y manutención para 5 personas) creo que no tocaríamos en ningún sitio, sinceramente. Porque, con ser una cifra que exclusivamente serviría para »no perder dinero» (que es lo que siempre pasa al final cuando sales a tocar, salvo casos muy aislados), en casi cualquier sala se escandalizan cuando te oyen pedirla. Al final siempre acabas negociando, lo cual supone que tendrás que poner de tu bolsillo.

Entendemos que el panorama no está como para tirar cohetes, y que en muchas salas cuesta bastante que la gente vaya a ver un concierto. Así que te suelen pagar un mínimo que, o aceptas, o no vas a tocar. Obviamente, si fuésemos más famosos tendríamos un caché, y no habría estos problemas. Pero no es el caso, claro. Así que hay que andar capeando con las condiciones que la sala pone -que en algunos casos aislados son verdaderamente vampíricas- o aceptando lo que te den, lo cual te suele abocar a una negociación, que a mí particularmente me resulta desagradabilísima, en la cual tienes que justificar y convencer a la persona con la que hablas que eso que le estás pidiendo es »lo mínimo, para no tener que perder dinero», y te sientes como si no te creyeran, porque las pegas que te ponen suelen ser bastantes. De manera que acabas preguntándote si realmente quieren que toques allí.

La verdad es que no nos pintas las cosas de un modo muy alentador.
Soy consciente de que ésta es una actividad fatalmente pagada si sumas las horas que inviertes en montar un grupo, organizar todo, coordinar, llamar por teléfono, sellos, envíos, e-mails, página web, ensayos semanales, componer las canciones en tu casa, arreglarlas, hacer las letras, corregirlas mil veces… y divides el dinero que luego te pagan por tocar, o por disco vendido, el resultado da risa. No nos malinterpretéis, obviamente no estamos aquí para ganar dinero, no somos tan ingenuos. Pero cuando conseguir condiciones dignas te cuesta tanto, todo esto te pasa por la cabeza y la verdad es que da rabia.

Vamos a cambiar de tema y a seguir con “Points de suspension”, porque por muy chunga que esté la cosa, vosotros tenéis un disco excelente y eso es lo importante. El diseño gráfico es espectacular, ¿ha sido obra de Javier Aramburu totalmente, o ha trabajado bajo una idea predeterminada vuestra?
Nos limitamos a sugerirle que quizá podía jugar con la imagen de los puntos suspensivos, y también le pedimos que no hiciese algo demasiado ‘poppy’. Preferíamos algo elegante. Y creo que acertó al cien por cien, nos gustó muchísimo desde que nos enseñó el primer esbozo de idea.

Ya para acabar, cuéntanos un poco los proyectos inmediatos de Souvenir.
Nuestros proyectos ahora mismo son varios. Hemos grabado un par de canciones para dos discos de próxima aparición. En primer lugar, un tema para el recopilatorio de Grabaciones en el Mar ‘Canciones Acústicas 2’.

En segundo lugar, un tema para un disco ‘temático’ del sello americano Radio Khartum. Son unos discos que editan cada cierto tiempo sobre un tema en particular, como si fuese una especie de banda sonora. El tema elegido en este caso es ‘el espacio exterior’, y nuestra canción se titula ‘Aux Étoiles’.

Por último, el sello italiano S.H.A.D.O. incluirá en su próximo recopilatorio de título ‘Pop Girls’ una remezcla de nuestro tema ‘Comme D’habitude’. El disco incluirá canciones de Moe Tucker (la batería de The Velvet Underground) y de grupos como Girlfrendo, Die Moulinettes, The Shermans, The Aislers Set…


Bueno, gracias de nuevo. He disfrutado mucho con esta
entrevista, y no suele ser lo habitual!

Y así, desde Pamplona con amor, J’aime Cristóbal nos contó la actualidad de Souvenir, sus proyectos, sus temores y sus inquietudes, hasta pronto amigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien