The City Lights

Somos honestos y directos

The City Lights, la última sensación de las Antípodas llega enfundado en demoledores riffs encerrados en un álbum colosal, ‘Escape from tomorrow today’ (Bittersweet Recordings). El líder del combo, el vocalista James Roden nos aclara las ideas.

Muzikalia. Para los que os descubren ahora, ¿cómo era la vida de The City Lights antes de ‘Escape from Tomorrow Today’?

James Roden: Los cuatro miembros del grupo tocábamos en diferentes bandas. Hubo un periodo de dos años en los que dejé de tocar, suficiente para que me diera cuenta de que lo echara de menos. Convencí a los demás para formar un grupo y lento pero seguro reunimos todos los elementos, acabamos de grabar, editamos el disco y nos encontramos con un recibimiento agradable muy por encima de nuestras mejores expectativas. Ahora, The City Lights están en plena forma y tienen claras sus ideas para el próximo disco. Ese trabajo lo hemos hecho ya y no tenemos que recorrer ese tramo. Estoy encantado de encontrarnos en esta situación porque lleva su tiempo.

M: ¿Bajo la influencia de qué discos, libros, películas… se ha dado forma a ‘Escape from Tomorrow Today’?

JR: En cuanto a libros, la mayor influencia es la de autores como George Orwell e Isaac Asimov. Nuestra película favorita es El Planeta de los Simios. De hecho, el título del disco está inspirado de uno de los episodios del formato televisivo de la peli. William Blake es otra gran influencia y algunas de sus ideas se reflejan en el tema ‘Curse on Everyone (Hey! Hey! Hey!)’. Fue un poeta muy brillante.
En cuanto a influencias musicales, son tantas que hacer una lista sería interminable pero en síntesis, estarían Stiff Little Fingers, The Beat, The Jam, Mudhoney, The Byrds, The Stems, The Huxton Creepers, The Saints, The Who, The Clash, The Dirtbombs, You Am I, The Kinks, Primal Scream, The Misfits, Rocket Science, The Band, Big Star, Wilco, Jasón & The Scorchers, Marvin Gaye, los recopilatorios de Northern Soul

M: ¿Qué diréis a Vodafone cuándo os pidan un tema vuestro para un anuncio?

JR: Hey! Nada porque de momento no han preguntado…

M: ¿Qué opinas de la reunión de bandas australianas clásicas como Hoodoo Gurus o Radio Birdman?

JR: Los Hoodoo Gurus fue el segundo grupo al que vi en concierto cuando tenía 13 años (los primeros fueron Midnight Oil) y me quedé enganchado de su música. En cuanto a Radio Birdman, no los había visto hasta ahora así que estoy contento con su reunión. Creo que siguen siendo muy buenos. Estoy seguro que tendrían buenas razones para separarse y ahora para regresar. Supongo que se darían cuenta de lo importante que era la música en su vida y lo que echaban de menos tocar en un escenario.

M: ¿Cómo es un concierto vuestro?

JR: Esta etapa está siendo realmente divertida. Tocamos sin artificios y muy rápido y los fans se saben las canciones, así que lo pasamos realmente bien.
A veces tocamos tan rápido que el batería acaba exhausto pero éste es sólo nuestro primer disco. Tenemos que dosificar las energías para no acabar disecados.

M: Desde la distancia, la escena rockera australiana parece sensacional. ¿Compartes ese sentimiento?

JR: He visto bandas muy buenas desde siempre. Australia tiene una buena cantera de grupos. Ahora sigue igual, buenos grupos tocando para audiencias fieles y entregadas. El público sí cambia, a veces hay más gente y a veces menos, pero siempre hay buenos grupos. No me gusta reconocerlo pero es así.

M: ¿El r’n’r cura o ahonda las heridas?

JR: Absolutamente curativo. Te permite escribir y difundir ideas, escapar de tus presiones y trasnmite optimismo. Además, una vez que escribes las canciones y las grabas, no necesitas explayarte más en ese sentido. Por eso la música es tan cojonuda.

M: ¿Qué tienes que decir a los que os comparan con The Who y The Jam?

JR: Es un halago. Con tener el diez por ciento de su fuerza y habilidad sería muy feliz. Son bandas increíbles que escribieron grandes canciones. Creo que nos parecemos a ellos porque escribimos grandes singles en este primer periodo del combo. Queremos que cada canción sea un hit y que cada concierto sea una fiesta. Con el tiempo, esos grupos hicieron elepés conceptuales pero al principio se centraban en hacer singles, tocar bien y llevar un buen par de pantalones vaqueros.

M: ¿De dónde procede vuestro nombre?

JR: Queríamos algo clásico que no necesitase explicación. He tocado en bandas con nombres muy pretenciosos pero para los City Lights quería algo honesto y directo.

M: ¿Amas u odias América?

JR: Creo que el gobierno americano es terrorífico pero el pueblo americano es fantástico, como su paisaje y su música. Pero por diferentes razones, su gobierno es endiablado. Y el gobierno australiano tampoco le va a la zaga.

M: ¿Crees que el tiempo que pasas sobre el escenario es el mejor momento del día?

JR: Por supuesto. Hay mucho curro antes de un concierto y los nervios te atenazan pero una vez que se encienden los amplis y las guitarras están afinadas, la siguiente hora es lo mejor del mundo. Me encanta tocar con The City Lights.

M: ¿Qué apartado del show business te disgusta más?

JR: Los medios australianos están obsesionados con etiquetarlo todo. Todo se resume en decir si un grupo es bueno o malo. Es algo subjetivo pero si te metes a fondo, empiezas a ver el lado bueno de cada cosa. Pero de todas formas es un mal menor. Estamos contentos de tener el disco en la calle en Australia y ahora en España.

M: ¿Qué estás oyendo ahora?

JR: The Hives, Hot Hot Heat, The Libertines, Rocket Science, The Cops, Wilco, Gillian Welch etc etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.