The Horrors – Strange House (Universal)

Estamos ante los nuevos niños mimados del rock británico, el hype de la temporada, la banda que más portadas ha acaparado desde las principales revistas musicales y de tendencias, a la mismísima Vogue, desde mucho antes de la publicación de su disco de debut. Pero no se alarmen, porque no todo es la imagen que pretenden vendernos; si rascamos un poco, podemos llevarnos una agradable sorpresa. No nos encontramos ante un trabajo sobresaliente y desde luego ante nada novedoso, pero al menos sí ante un curioso artefacto que a base de cierta actitud punk, una desquiciada voz, hammonds fantasmales, guitarras afiladas, potentes líneas de bajos y una batería machacona, llega a resultar por momentos convincente e incluso a sorprendernos gratamente.

Definido por ellos mismos como “Sonidos psicóticos para freaks y raros” Strange House no es más que una colección de canciones que van desde el garage, al rock sucio y oscuro pasando por el punk y toda la imaginaría del terror y la serie B. Producido por la tripleta: Alan Moulder (My Bloody Valentine, U2), Ben Hillier (Depeche Mode, Blur) y Jim Sclavunos (batería de los Bad Seeds o Grinderman), el disco contiene desde una potente versión del “Jack The Ripper” que en 1963 escribiera el pionero del llamado horror/rock británico, Screaming Lord Sutch, a las populares “Sheena Is A Parasite” o “Count In Fives”. Sin querer olvidarnos de los riffs contagiosos de “Gloves”, la base fifties de “Excellent Choice”, el poso Stranglers de la pegadiza “She is a New thing” o la fantasmal e instrumental “Gil Sleeping”.

Muchos llegamos a los Doors gracias a Echo & The Bunnymen o a T-Rex gracias a Bauhaus. Si con The Horrors alguien puede descubrir a los Cramps, B-52’s, The Damned, Screaming Jay Hawkins o The Birthday Party, la cosa ya habrá merecido la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien