The Jayhawks – Sala Bikini (Barcelona)

Sala Bikini de Barcelona, una de las más agradables, a mi gusto, para asistir a conciertos no multitudinarios. Los protagonistas: The Jayhawks, la banda originaria de Minnesota, cuna de grandes artistas, como Prince y Bob Dylan, que volvían a nuestra ciudad por segunda vez en este 2001. Les precedía la buena acogida de su nuevo álbum, “Smile”, sexto en su discografía, lleno de melodías cautivadoras, repletas de enorme sencillez.

Al frente de la banda, un Gary Louris que, aparentemente, parecía que iba al grano, decidido, sin hacer demasiado caso a lo que pasaba a su alrededor. Errónea impresión, pues a Louris, aunque no muy expresivo, no le hacen falta las palabras para emocionar a los asistentes. Su guitarra y sus letras hablaban por sí solas. Unas letras que, unidas a las melodías que forman los temas de “Smile”, han despertado, al fin, la curiosidad del público –la de la crítica ya estaba más que despierta-, aunque fieles a la verdad hay que decir que ya con “Hollywood Town Hall”, en el 92 y “Tomorrow the Green Grass”, en el 95, empezaron a despuntar y a sorprender.

Arropado por los coros de la teclista, Jen Gunderman, por Tim O’ Reagan a la batería, por el maravilloso sonido de una steel guitar y el bajo de Marc Pearlman, Louris se iba creciendo, subido en el amplificador, punteando a través de sus enormes gafas de Christian Dior.

Se escucharon clásicos de la banda como “Blue” “Real light” y “Big Star”, además de las canciones más recientes de “Smile”. Pero, pese al ambiente que los Jayhawks ya habían conseguido llegado este punto, nada se pudo igualar al momento en que versionaron el clásico de la ELO (Electric Light Orchestra) “Can’t get it out of my head”. Toda una preciosidad. El público, encantado de poder estar allí, escuchando y viendo en acción a estos cowboys del siglo 21. ¿Qué les darán a los músicos de Minnesota para que salgan con tanto talento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.