Fermín Muguruza – Sala Afrika (Córdoba)

Llegó Fermín al sur de la península. Y con él un fabuloso plantel de músicos (Fermín Muguruza Kontrabanda) acompañándole en lo que él mismo definió como una “banda internacionalista”, que no cesa de reivindicar todo lo reivindicable y que por ello, quizás encuentra tantas trabas por parte de quien no quiere escuchar ideas diferentes a las suyas.

El concierto comenzó puntual como nunca, a la hora señalada, las 21:00h del domingo día 11. El espectáculo dio comienzo con la aparición individual de músico a músico. El primero en aparecer fue el dj del grupo, Dz (selekta kolektiboa) con una mini sesión de scratching, seguido del vasco de Hernani a la trikitisa (acordeón diatónico), Xabi Solano, continuándole a éste el trío de instrumentos de viento que soplaban el trombóm, trompeta y saxo. Uno por uno fue apareciendo el batera Mikel Abrego (Bap!!, Negu Gorriak, Dub Manifest, etc), el guitarrista Alfonso Arias (HCD) y el bajo Andrés Belmonte (HCD) . Hasta que media horas después de aparecer Dz, por fín asomó la figura de Fermín Muguruza. El de Irún fue acogido por un público que le esperaba ansioso y derramando su contagioso universalismo comenzó su set repleto de canciones actuales, otras de antaño y todo ello con mucha energía y empeño en transmitir un mensaje, el suyo, lleno de respeto por todos los pueblos.

La fiesta celebrada en la pequeñita sala Afrika de Córdoba, que por cierto fue la única actuación en Andalucía (suponemos que por las facilidades dadas por su abierto gobierno de IU), durante la primera parte de la misma estuvo compuesta por las canciones de su último disco, de mismo nombre que la gira, In-Komunikazioa, un nombre que viene bien al actual estado en el que vivimos, haciendo de la comunicación o la falta de ésta, un elemento a destacar brillando por su ausencia, actividad ésta junto con el diálogo que tanto necesita la sociedad contemporánea para asimilar nuevas propuestas y avanzar hacia un mundo libre, respetuoso con todas las culturas y en definitiva, un poco mejor.

Llegó el momento de las presentaciones con su Dub Manifest, una larga canción que sirvió para que Fermín, en plan presentador recordara el “currículo musical” de cada uno de los músicos que adueñaban el escenario. Un total de doce músicos que apenas cabían todos juntos. Este hecho y las pequeñas dimensiones de la sala hicieron que las aproximadamente 300 personas presentes se sintieran de algún modo en un lugar muy cercano a sus hogares, con la tranquilidad y el buen ambiente de pertenecer a un mismo mundo, un mundo de todos en el que las gentes adquieren el término utópico de hermanos del mundo.

Durante dos horas y veinte minutos gozamos de una permanente fusión de jazz, soul, reggae, ska, funk, hip hop, rock y folk vasco, todo esto revuelto con la energía y rebeldía del punk y casi todo cantado en su bonita y amada lengua materna, el euskara (lengua vasca).

Canciones legendarias de los skatalíticos Kortatu (el concierto terminó con la antiquísima “Kolpez kolpe”), cercanas al público las de los Negu Gorriak (faltó su “Zu atrapatu arte”), versiones a lo más soul cantadas por el impresionante trío de voces que componían Eva Reina, tocando también a los teclados (Hechos Contra el Decoro), Sorkun (estrena recientemente disco propio) y la gran Begoña Bang Matú (africana ex cantante de Malarians), más la simpatía de todos los músicos con los bailes y el espectáculo que ofreció Fermín en el escenario es con lo que nos quedamos de este grupo (¿o debería decir colectivo?) los que estuvimos allí ese domingo, domingo que no resultó ser uno cualquiera.

La gira seguirá por todo el estado español durante el mes de enero para salir fuera de las fronteras españolas en febrero.

Más información del grupo en www.muguruzafm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.