The Pink Mountaintops – Outside Love (Jagjaguwar)

La historia de The Pink Mountaintops empieza en 2004 con su debut homónimo, pero la carrera de su principal creador remonta media década antes con la desconocida banda Jerk with a bomb con la que sacó dos discos. No cabe duda de que Stephen McBean tiene la ineludible necesidad de todo creador de canciones de expulsar sus creaciones, y quizá la mejor característica de su propia creatividad es la posibilidad de cambiar estilísticamente su sonido, ya sea radical o sigilosamente, y no dudar demasiado en crear diferentes bandas que aglutinen sus diferentes sonoridades, ya sea a través de Black Mountain o con The Pink Mountaintops (en la actualidad).

Quizá gracias a la generosa promoción del último álbum de Black Mountain, In the future (Jagjaguwar, 2008), la repercusión de este Outside Love (Jagjaguwar, 2009) sea mayor que las anteriores con sus pasados trabajos en 2004 y 2006. Eso sí, debe quedar claro que esta obra no necesita ni de la prensa ni de su trabajo paralelo en Black Mountain para que se sostenga, ya que posee una colección de canciones que contienen quizá el estilo americano más arraigado de Stephen McBean. Las melodías llevadas a cabo por guitarras y voces están recargadas tanto de reverb como de pausas y de un ritmo más lento que rápido, rozando la excelsitud pero de una manera un tanto contundente con unas baterías reposadas pero ejecutadas con firmeza.

Estamos hablando del potente y ensoñador country de “Axis: Throne of love”, o del centelleante y arreglado tema “Come Down”, el cual se sustenta con piano y unos coros que van creciendo con la reverb, dotándoles de cierto carácter angelical. La distorsión relativamente saturada es empleada por momentos de manera un tanto parecida al famoso wall of sound de Phil Spector, creando parecidos más que razonables con Magnetic Fields o Jesus & Mary Chain en el single “Execution”, o la más rápida y divertida del álbum, “The Gayest of Sunbeams”.

Aunque es quizá en los temas donde la batería se convierte en mero latido de la canción con un simple bombo, bajo en punteo arpegiado de guitarra y la voz esplendorosa de la vocalista Jesse Sykes donde la banda mejor funcione, creando un aura evocador perfecto como se puede comprobar en “While we were dreaming” o en la mágica “Outside Love”. Country y feedback consiguen dar la exuberancia y la grandilocuencia necesarias para que el álbum de The Pink Mountaintops funcione sin saturar el sonido, consiguiendo uno de los álbumes americanos del año

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.