The Rolling Stones – Bridges to Argentina (Universal)

¡Jesucristo!, los The Rolling Stones no dejan de sacar conciertos grabados en la gira de Bridges to Babylon. En los últimos meses han llegado tres con este nuevo grabado en Argentina. ¿Y qué hay de nuevo? Realmente el repertorio es muy parecido al del reciente Bridges to Bremen aunque con un puñado de variaciones más que bienvenidas como una siniestra “Sister morphine”, “Little queenie” y “When the whip comes down” (con un gazapo buenísimo de Mick Jagger que ni se esfuerza en disimular y hace que la canción tire para adelante con un par). Pero Bridges to Argentina cuenta con un arma secreta: El público argentino, quizá el más feroz, hambriento y eufórico del mundo. Y también con la participación de Bob Dylan para hacerse junto al grupo su “Like a rolling stone”, cuya interpretación da casi para un libro. Entonces hacía solo unos años los Stones la habían grabado y lanzado como single, por lo que su inclusión era lógica, pero lo que es flipante es la forma en el que tanto Dylan como la banda colisionan. Todos están encantados de estar ahí, las sonrisas de Jagger y Bob son contagiosas y dan muy buen rollo, pero hay una tensión inherente, todo el rato da la sensación de que la canción se va a venir abajo, que va a haber una colisión de trenes. No sé si habrían ensayado mucho o poco, pero Dylan no tiene claro cuando entrar ni cuando seguir, Jagger no tiene idea de qué va a hacer Dylan y no deja de realizar acrobacias para cantar junto a él. ¡Y ocurre magia! ¡Les sale bastante bien! Hasta hay intercambios de frases entre los dos que quedan de puta madre.

A nivel de sonido, el de este nuevo lanzamiento se antoja más contundente que el del mencionado Bridges to Bremen o el directo en San Jose, aunque respecto a la imagen técnicamente sea menos elaborado que esos dos. La batería de Charlie Watts parece más seca y la mezcla más nítida. Respecto al show en sí, es evidente que el público empuja al grupo tanto como este al público. No hace falta recordar el romance de los Stones con América latina, que hasta cuenta con su propio documental (el interesante y entretenido Ole).

En esta ocasión, el grupo petó el River Plate durante cinco días seguidos. ¿Quién hay capaz de hacer eso? Sinceramente, no se me ocurre nadie más. Desde el minuto uno el público empieza a canturrear el riff de “(I can’t get no) Satisfaction” y ya no hay vuelta atrás. Responden bien hasta a las canciones nuevas, entre las que destaca la dinámica “Flip the switch” y la oscura “Out of control”. Ciertamente, “Thief in the night” aburre un poquito, pero Keith enseguida vuelve a dejar el pabellón alto con “Wanna hold you”, que era de las rarezas que rescataron para aquel lejano tour. ¡Veintiún años han pasado ya! La recta final, ya se sabe, apostando a caballo ganador con los hits. Es partir de “Sympathy for the devil” y que empiezen a llegar esas barbaridades que guardan de la talla de “Start me up”, “Jumpin’ Jack Flash” y “Brown sugar”, listas para llevar al público hacia la locura.

Estaría bien que, ahora que ya le han metido un buen repaso a su periplo entre los años 1998 y 1999, los Stones se centraran en rescatar grabaciones de otras épocas, claro, que todo dependerá de lo guarden en sus archivos. Pero queremos más, por supuesto.

Escucha The Rolling Stones – Bridges to Argentina

Un comentario sobre “The Rolling Stones – Bridges to Argentina (Universal)

  • el 25 Noviembre, 2019 a las 11:57 am
    Permalink

    Qué manía con explotar una etapa tan mediocre como esta. Puede ser un buen momento de dedicarse a la jardinería o pasear con los nietos o si acaso, recuperar conciertos de los 60 o 70s como hace Dylan

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.